Cómo tener un orgasmo más intenso

Pues bien, en primer lugar, basémonos en datos: según Control, especialista en preservativos, geles de masaje, lubricantes y juguetes sexuales, 6 de cada 10 mujeres españolas admiten tener dificultades para llegar al orgasmo. Y, una encuesta elaborada por Lelo, marca sueca de bienestar sexual y juguetes eróticos de lujo, revela que el 60% de las españolas lo ha fingido en algún momento de su vida. Así mismo, 4 de cada 10 reconoce no saber identificarlo.

La clave del origen del orgasmo femenino podría estar en los conejos

Si quieres conocer algunos trucos para intensificar tus orgasmos y ver por fin los famosos fuegos artificiales de los que todo el mundo habla, pon mucha atención a lo que te vamos a contar porque es todo un proceso, pero merecerá la pena intentarlo, ¡seguro!

  1. Respiración abdominal y técnicas de relajación: “Mantener el estrés a raya es una de las vías más seguras para poder disfrutar de un orgasmo de calidad. Para ello, las técnicas de relajación y la respiración abdominal, realizadas adecuadamente y de forma regular, pueden ser de gran ayuda”, aconseja.

  2. Ejercicios de Kegel: “Está demostrado científicamente que una mayor tonicidad y un mejor control de nuestra musculatura pubococcígea influye directamente en nuestra capacidad para experimentar el orgasmo con mayor intensidad. Esto es debido básicamente a que, con la práctica regular de estos ejercicios, nuestro cerebro se habitúa a percibir e identificar más fácilmente las sensaciones placenteras procedentes de nuestra plataforma orgásmica”.

  3. Erotización mental: “El cerebro femenino, en muchos casos, tiene un gran rival sexual que a menudo nos conduce a un inoportuno sentimiento de culpa justo cuando nos proponemos sentir placer. Aunque esto no es siempre así, este extraño auto boicot sexual interfiere muchas veces en nuestra capacidad para disfrutar y dejarnos llevar por las sensaciones de placer. Uno de los mejores recursos para combatirlo es recurrir a técnicas psicológicas como la imaginación temática, la lectura de relatos o cómics eróticos, la visualización de vídeos o películas que incrementen nuestra libido, el jugar a videojuegos con personajes o historias atractivos sexualmente…”.

  4. Curiosidad sexual y masturbación: “Si algo comprobamos en las consultas de sexología clínica, es que, al margen de la edad, hay un altísimo porcentaje de mujeres que, estén solas o en pareja, no practican la masturbación de manera regular o frecuente, o directamente tienen serios problemas de inhibición en este aspecto. Es muy importante seguir aclarando que la masturbación es una opción y no una garantía de una sexualidad satisfactoria. Sin embargo, si no conocemos bien nuestra anatomía sexual, difícilmente podremos disfrutar de un orgasmo placentero”.

No hay reglas universales que nos digan que una forma de estimulación o posiciones específicas garanticen orgasmos más intensos, debido a la enorme diversidad de la respuesta sexual femenina, “sin embargo, muchas mujeres coinciden en sentir orgasmos más intensos en diferentes posturas o con diversas técnicas”.

¿Quieres saber a cuáles son? ¡Pon atención!

  • “Las posiciones en las que se tiene un mayor control del cuerpo y que permiten estimular el clítoris son ideales”.
  • “En el sexo heterosexual, las posturas en las que nosotras estamos encima de la pareja, podemos controlar la penetración, su grado y el ritmo, pero sobre todo y lo más importante, nos permite seguir estimulándonos el clítoris”.

 

  • El lubricante es también una clave interesante, “o aceites suaves como el de caléndula, para estimular zonas erógenas como los pechos, pezones, labios de la vulva…”.

 

  • “El uso de juguetes eróticos puede ser muy beneficioso para que cada persona explore su anatomía y descubra cuáles son sus zonas más erógenas o cómo le gusta la estimulación”, recomendamos desde Reina Pícara.

 

  • Alternar diferentes formas de masturbarse también es interesante para ver qué te lleva a un orgasmo más intenso. “Ya sabes, usar la alcachofa de la ducha, estimular el clítoris con un almohadón entre las piernas…”.

 

  • Otras posturas clave son aquellas que nos permiten tener las manos libres para poder estimularnos nosotras, “como por ejemplo la del ‘perrito’ o la ‘cucharita'”.

Has tomado nota?

20 beneficios de practicar sexo a diario

Tener una buena salud sexual es muy positivo en diferentes aspectos de nuestra vida, algo que ha sido reconocido incluso por la Organización Mundial de la Salud que ya en 2002 subrayó en un informe la importancia de la misma, definiéndola como: “un estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad; no es meramente la ausencia de enfermedad, disfunción o debilidad”.

¿Pero cuáles son estos beneficios que aporta a nuestra vida el sexo? Hoy hemos recopilado hasta  veinte!

Te rejuvenece

En un estudio realizado por el Royal Edinburgh Hospital, se demostró que las personas de mediana edad que tenían una vida sexual activa y de calidad, eran percibidas por los demás como unos cinco años más jóvenes de lo que realmente eran.

4 tratamientos para rejuvenecer el rostro de forma rápida

Es interesante destacar que este estudio hacía hincapié en que las relaciones tenían que ser de calidad.

Aumenta tu fertilidad

La calidad del esperma se reduce cuando hace más de diez días que no eyaculamos. Así que, en el caso de que estés buscando tener hijos, es importante que mantengas tu esperma fresco eyaculando frecuentemente, como mínimo tres veces a la semana.

El sexo frecuente también ayuda a las chicas en la misma dirección, ya que mejora el balance de sus hormonas y regula sus periodos, con lo que es más fácil que se queden embarazadas.

Combate los resfriados y la gripe

Tener sexo al menos dos veces a la semana aumenta hasta en un 30% los niveles de la inmunoglobulina A, que previene que suframos enfermedades infecciosas como el resfriado o la gripe.

Resfriado y gripe: Duración, tratamiento y prevención -canalSALUD

Alarga tu vida

Según un estudio de la Universidad de Sídney en Australia, las personas que tienen al menos tres orgasmos a la semana, tienen menores posibilidades de contraer una enfermedad que les cueste la vida en comparación con las que solo llegan al clímax una vez al mes.

 

Te mantiene en forma

Tener 30 minutos de sexo nos hace quemar unas 100 calorías, que es la cantidad que contiene, por ejemplo, una copa pequeña de vino. Piensa en todas las calorías que puedes quemar al mes si tienes sexo cada día: fácil, 3000 calorías en un mes de treinta días.

Previene los ataques al corazón

Al contrario de lo que se creía en el pasado, una vida sexual activa puede mejorar mucho nuestra salud cardíaca. Según un estudio de la Queen’s University de Belfast, tener al menos tres sesiones de sexo a la semana reduce a la mitad el riesgo de tener un ataque al corazón o un derrame.

Y lo mismo para las mujeres. Otro estudio realizado en Israel concluyó que las mujeres que experimentan al menos dos orgasmos a la semana, tienen un 30% menos de posibilidades de tener una enfermedad cardíaca que aquellas que no disfrutan del sexo o no llegan al orgasmo.

Te hace más atractivo a los demás

Una actividad sexual frecuente incrementa el nivel de feromonas que emite nuestro cuerpo, lo que aumenta nuestro atractivo hacia las personas de otro sexo.

Tiene un efecto antiarrugas

Esto se debe sobre todo al papel de los estrógenos, unas hormonas que hacen que la piel esté más suave y tersa y que, aunque tienen sobre todo importancia en las mujeres, también existen y tienen sus efectos en el cuerpo masculino.

Un estudio demostró que las mujeres que tenían sexo cada semana tenían el doble de estrógenos que aquellas que no lo hacían.

Mejora tu autoestima

Un beneficio del sexo frecuente es que nos hace sentir mejor con nosotros mismos y con nuestro cuerpo, según ha revelado un reciente estudio de la Universidad de Texas.

Reduce la tensión arterial excesiva

Investigadores de la Universidad Brigham Young ­de Estados Unidos, concluyeron tras un estudio, que los hombres y mujeres que practican sexo con regularidad presentan menos problemas de hipertensión arterial.

Reduce el riesgo de depresión

Como cualquier ejercicio físico, el sexo aumenta nuestros niveles de serotonina, la hormona que ha sido bautizada como “la hormona de la felicidad”.

La serotonina es como una especie de antidepresivo natural que segrega nuestro cuerpo y explica por qué nos sentimos tan bien, relajados y sonrientes después de una buena sesión de sexo.

Se ha demostrado también que las mujeres de mediana edad que mantienen una vida sexual activa tienen menos posibilidades de desarrollar una depresión.

Elimina los dolores de cabeza

Esto se debe sobre todo al papel de los estrógenos, unas hormonas que hacen que la piel esté más suave y tersa y que, aunque tienen sobre todo importancia en las mujeres, también existen y tienen sus efectos en el cuerpo masculino.

Un estudio demostró que las mujeres que tenían sexo cada semana tenían el doble de estrógenos que aquellas que no lo hacían.

Mejora tu autoestima

Un beneficio del sexo frecuente es que nos hace sentir mejor con nosotros mismos y con nuestro cuerpo, según ha revelado un reciente estudio de la Universidad de Texas.

Reduce la tensión arterial excesiva

Investigadores de la Universidad Brigham Young ­de Estados Unidos, concluyeron tras un estudio, que los hombres y mujeres que practican sexo con regularidad presentan menos problemas de hipertensión arterial.

Reduce el riesgo de depresión

Como cualquier ejercicio físico, el sexo aumenta nuestros niveles de serotonina, la hormona que ha sido bautizada como “la hormona de la felicidad”.

La serotonina es como una especie de antidepresivo natural que segrega nuestro cuerpo y explica por qué nos sentimos tan bien, relajados y sonrientes después de una buena sesión de sexo.

Se ha demostrado también que las mujeres de mediana edad que mantienen una vida sexual activa tienen menos posibilidades de desarrollar una depresión.

Elimina los dolores de cabeza

A pesar del topicazo de “hoy no, que me duele la cabeza”, la ciencia ha demostrado que el sexo tiene efecto un efecto analgésico. Esto se debe a que al tener relaciones sexuales, nuestro cerebro segrega una sustancia llamada oxitocina, además de otras hormonas, que hacen que nuestros dolores desaparezcan.

Reduce el estrés

Según un estudio publicado en la revista ‘Psychology journal’, aquellas personas que han tenido sexo en las últimas 24 horas son capaces de afrontar mejor situaciones de estrés como, por ejemplo, dar un discurso frente a una gran audiencia.

Estos investigadores también descubrieron que las caricias y los cariñitos antes, durante y después del sexo, reducen la presencia de cortisol en nuestro organismo, la hormona que se segrega cuando estamos estresados.

Ayuda a reducir el insomnio

La oxitocina que se segrega durante el sexo, también nos ayuda a dormir, según diversos estudios.

causas insomnio: ¿A que se debe el insomnio? | Dr. Ferré - Médico del sueño

Esta hormona se segrega por nuestro cuerpo (de hombres y mujeres) justo antes del orgasmo y nos hace relajarnos y quedarnos dormidos.

Es por esto que la gastrosiexta, la combinación comida, sexo y siesta, es una práctica tan recomendable.

Refuerza tus huesos

Tanto en el caso de los hombres como de las mujeres, las hormonas que se generan durante el sexo: testosterona en los primeros y estrógenos en las segundas, son claves en la prevención de la osteoporosis.

Reduce el riesgo de cáncer de próstata

Como ya hemos comentado en varios artículos, eyacular frecuentemente reduce mucho el riesgo de padecer cáncer de próstata, ya que la renovación del semen hace que no se acumulen toxinas en los conductos prostáticos que pueden desencadenar a la larga procesos cancerosos.

Estos estudios tienen un curioso origen: la observación de que los monjes tenían cáncer de próstata con mayor frecuencia que el resto de hombres.

Mejora la higiene bucal

Por curioso que pueda parecer, los besos que nos damos durante el sexo incrementan la producción de saliva, lo que hace que se reduzca el ácido que causa el debilitamiento del esmalte y la aparición de caries.

Mejora tu olfato

Según un estudio, el sexo frecuente incrementa la producción de prolactina, una hormona que podría estimular el desarrollo de nuevas neuronas en el bulbo olfatorio de nuestro cerebro, mejorando nuestra capacidad de olfato a medio y largo plazo.

Mejora la relación de pareja

El sexo en la pareja, e incluso entre amigos, hace que las relaciones interpersonales mejoren. El sentirnos mejor con nosotros mismos, sentirnos más felices, más descansados y más atractivos, hace de lubricante perfecto para que una relación de pareja funcione.

Protege las neuronas

Según un estudio de la Universidad de Princeton, el sexo protege a las neuronas del deterioro propio del envejecimiento. “Hay evidencias de que la gente mayor que es sexualmente activa tiene menos probabilidades de desarrollar demencia, algo que puede ocurrir por múltiples motivos”, explicó al periódico ‘The Daily Mail’ el doctor Arun Ghosh, médico especialista en salud sexual del Hospital Spire de Liverpool. Ghosh afirma que el sexo aumenta el flujo sanguíneo al cerebro, lo que contribuye a oxigenarlo y esto a mejorar el estado de las neuronas. Además, la liberación de hormonas como la testosterona, nos ayuda a concentrarnos mejor y a reaccionar de forma más rápida a los estímulos exteriores.

Te parece poco?

fuente: womens health

SEXUALIDAD: 6 TABÚS A DERRIBAR

Dicen que las mujeres no tenemos problemas para hablar de nuestra sexualidad de forma abierta,  pero, en realidad, hay algunos temas que “no se tocan”, y que rara vez se comentan, ni siquiera a las mejores amigas.

Once hechos sobre sexualidad que rompen tabúes | Newsweek México

Parece que poco a poco se va ganando terreno y empoderamiento femenino pero aún nos queda mucho terreno a recorrer.

La masturbación. Es algo completamente natural y una práctica más frecuente de lo que se cuenta. De hecho, los niños a veces lo hacen de forma instintiva. No hay que reprimirla y sí abordarla con naturalidad, para que no asocien el disfrute sexual con algo sucio o perjudicial. De hecho, los sexólogos indican que ayuda a conocer mejor el propio cuerpo y también a disfrutar más de la sexualidad y de nuestras relaciones. Lo que no es normal es que se convierta en un hábito o que sustituya al placer sexual que proporciona la relación con otras personas.

Frecuencia en la práctica de relaciones sexuales (tanto si tienes pareja estable como si no). Contrariamente a lo que se creehacerlo más veces no significa que tu vida sexual o tu relación de pareja sea mejor. Lo más importante es que resulte satisfactoria y se ajuste a las necesidades de cada persona. Como en muchas cosas, vale más calidad que cantidad, pero si tú o tu pareja no tenéis las mismas necesidades es importante hablarlo para que no afecte negativamente a la relación. También hay que romper el mito de que a ellos “siempre les apetece” y a nosotras no. A veces es justo al revés, así que cada persona y cada pareja deben encontrar el equilibrio dentro de su propia relación.

Frigidez: es un problema real que hay que consultar, pues se trata de una disfunción sexual. La sexualidad es una parte inherente del ser humano, y no es normal no tener orgasmos y no disfrutar con el sexo, tanto a nivel físico como psicológico. Se calcula que afecta a un 10% de las mujeres, así que es más frecuente de lo que parece. Puede estar relacionado con experiencias traumáticas en la infancia, problemas hormonales o de relación. Hay dos tipos de frigidez: la total, en la que, además de no experimentar placer, no se siente deseo ni tampoco excitación sexual; y la parcial, en la que, a pesar de lograr excitarse, no se alcanza el orgasmo. La falta de lubricación también puede provocar dolor y generar rechazo. Lo mejor en estos casos es ser sincero con uno mismo y con la pareja y buscar el apoyo de un profesional experto en sexualidad.

Tamaño del pene y placer sexual. El tamaño del pene es algo que crea inseguridad a muchos hombres, pero para la mayoría de las mujeres lo que cuenta no son tanto los centímetros de más o de menos, sino la satisfacción sexual, y, en general, según los resultados de un estudio publicado en la revista PLOS ONE, para las relaciones estables y a largo plazo, las mujeres prefieren que el de su pareja tenga un tamaño normal.

Rendimiento sexual. Otro mito que hay que romper. Se considera que los 20 años es la etapa de mayor rendimiento sexual de los hombres, pero en realidad también hay menos experiencia y más fantasías sexuales, y son más frecuentes las eyaculaciones precoces. A partir de los 30, en cambio, se valora más la calidad de las relaciones que la frecuencia, por lo que el mito de aguantar mucho tiempo la erección o tener múltiples orgasmos y practicar el coito de forma consecutiva muchas veces en una sola noche no equivale a una mayor satisfacción sexual. Sin embargo, es importante el tiempo que dura la erección, ya que si es muy breve puede afectar a la satisfacción sexual y a la relación de pareja. Por ello, si hay problemas para mantener la erección, es recomendable consultar a un especialista. Además, en algunos casos, los problemas de erección pueden ser un síntoma indicativo de algún trastorno de salud que es importante detectar y tratar.

Sexualidad en la menopausia y a partir de los 60 años. Tras la menopausia, el sexo pasa a ser un tema que se sitúa en un plano secundario, al menos socialmente, y no digamos a partir de los 60 o en los 70. Pero la sexualidad no desaparece con los años. Es cierto que el deseo sexual disminuye, y también que hay cambios fisiológicos que afectan a los órganos sexuales: en las mujeres es normal notar sequedad vaginal y cambios en el aspecto de los órganos sexuales, pero eso no significa que haya que renunciar al sexoExisten tratamientos para regenerar los tejidos, combatir la sequedad vaginal, y mejorar la funcionalidad de los órganos sexuales, y es recomendable hablar de la sexualidad y consultar a tu ginecólogo/a cualquier problema de este tipo.

fuente: dexeus dona

Llega el verano y la chiclemanía!

De todos es conocido nuestro magnifica relación con los productos Nuei, su excelente calidad los hacen irresistibles para utilizar en tus momentos más íntimos y además cuentan con un abanico de opciones muy amplio .

Si ya estábamos “in love” con todos sus productos a base de productos naturales, sin parabenos, sin gluten y sin azúcar, se les suma que también  han sido desarrollados sin ningún tipo de crueldad animal y son 100%veganos.

Dejando de lado a Thor, el rey por excelencia de los estimuladores, Nuei nos sorprende con un nuevo producto ideal para el verano que se acerca.

La chiclemanía ya ha llegado a Reina Pícara! descubre el sabor más dulce y atractivo de la temporada, además lo tienes disponible tanto en lubricante como en aceite de masaje estimulante y comestible.

Te costará decidirte pero no dudes en probarlo se convertirá en la estrella de tus noches de pasión.

Si te acercas a nuestra tienda comenta que eres seguidor de nuestro Blog y te daremos muestras Nuei par que pruebes todos sus fantásticos productos!

12 formas de utilizar el lubricante

Los mejores lubricantes y 12 formas creativas de usarlos

Prueba estas opciones para maximizar tu experiencia de lubricación seguro que muchas de ellas ni las contemplas!

1. Úsalo para una masturbación épica

“El lubricante lo es todo cuando se trata de masturbar”, dice O’Reilly experta sexóloga. Prueba a untarte unas gotas en las manos o a poner un poco en el pene de tu pareja antes de lanzarte. “Cualquier cosa que puedas hacer con la boca, puedes hacerla con las manos. Siempre que uses lubricante, tus manos serán más flexibles y diestras”.

2. Disfrútalo con los dedos

Prueba este consejo profesional de O’Reilly: lubrica tus dedos y crúzalos, como si hicieras el gesto de “te lo prometo”. Luego, deslízalos en la vagina, mientras los giras suavemente. Puedes usar el pulgar para trabajar el clítoris mientras lo haces.

3. Úntalos sobre tus juguetes sexuales

Hay muchas cosas que puedes hacer cuando se trata de juguetes sexuales. “Puedes pasar una bala vibradora lubricada por tu piel o por la vulva”, dice O’Reilly. Otro truco: pasa un vibrador, con lubricante, por el perineo durante el sexo oral o la penetración de tu pareja.

4. Prueba el lubricante en la ducha

O’Reilly recomienda añadir unas gotas de lubricante en la base de la vagina o en los juguetes antes de entrar en la ducha. ¿Por qué? “El agua es conocida por eliminar tu propia lubricación natural y eso puede provocar una fricción incómoda”.

5. Haz que el sexo anal sea fluido

“El lubricante puede ayudar a que la penetración por detrás sea más cómoda”, dice O’Reilly. De hecho, ya que no tienes lubricación natural ahí, es algo esencial. “Utiliza lubricante de silicona para todo tipo de penetración anal: con los dedos, con juguetes, con correas, con penes y con bolas anales”, aconseja. Además los tienes de base silicona y con relajante que te ayudarán a tener una penetración más cómoda.También puede ser una ventaja adicional para mantener la lubricación cuando estás haciendo un rimming a tu pareja.

 

6. Úsalo para una penetración más húmeda

Por supuesto, aquí es donde estamos acostumbradas a usar el lubricante más a menudo. “Utiliza el lubricante para obtener más placer y menos fricción”, dice O’Reilly. Sugiere aplicarlo directamente en la vulva con los dedos o, si quieres que la fiesta comience de inmediato, que tu pareja lo aplique con los labios. Te recomendamos los de sabores!!

7. Prueba una nueva técnica de sexo oral

Es muy poco probable que tu pareja haya experimentado antes este truco: utiliza la lengua para cubrir los dientes inferiores y envuelve los dientes superiores con el labio superior. “Añade lubricante a tu labio superior mientras la sujetas entre los dientes”, dice O’Reilly.

8. Realiza un masaje sensual

Aunque puedes hacerlo en la espalda de tu pareja, O’Reilly dice que un masaje en los muslos es una gran manera de acelerar las cosas durante los preliminares. “Utiliza el lubricante para trazar ochos sobre sus muslos”, dice. “O úsalo para masajear la parte interior de sus piernas antes de bajar sobre ellos”.

9. Aplícalo para subir de nivel al sexo oral 

Masajear suavemente los testículos de tu pareja (si los tiene) durante el sexo oral puede ayudar a maximizar la experiencia. El consejo de O’Reilly: “Añade unas gotas de lubricante a tus manos y juega con ellos o con su perineo mientras se la chupas a tu pareja”.

10. Pon un poco de lubricante en el condón

Una de las grandes quejas sobre los preservativos es que pueden eliminar parte de la sensación placentera del sexo, pero O’Reilly afirma que añadir un poco de lubricante en el interior puede hacer lo contrario. “Una o dos gotas de lubricante en la punta del preservativo pueden aumentar la sensación”, afirma.

11. Combínalo con un vibrador para masajear a tu pareja

Un vibrador puede estimular mucho a tu pareja. O’Reilly recomienda coger un vibrador de punta plana, cubrirlo de lubricante y trazarlo suavemente alrededor de los testículos de tu pareja. Incluso puedes insuflar aire caliente suavemente sobre el camino húmedo que has creado.

12. Prueba el lubricante para que el juego en solitario sea aún mejor

O’Reilly recomienda utilizar el lubricante para probar diferentes sensaciones durante la masturbación consciente. “Reduce la velocidad, suelta el aire y respira profundamente mientras te concentras en las sensaciones de tu cuerpo en lugar de centrarte en llegar al orgasmo”, dice. Parece un buen plan.

 

fuente: womens health

¿Estás al día en diversidad sexual?

En los últimos años han surgido nuevos términos para designar y definir las diferencias dentro de toda esa pluralidad, como queer, intersexual o pansexual, cuyo significado no todo el mundo conoce, o, a veces, incluso confunde.

Educar en diversidad: 10 series que visibilizan los problemas LGTBI

Además, hay muchos aspectos que se nos escapan o que solo conocen los expertos. Por ejemplo: ¿sabías que a los 5-7 años ya se determina la identidad de género?, ¿o que la identidad sexual puede variar a lo largo de la vida…? En general, en la pubertad y la adolescencia es cuando suelen surgir más dudas o problemas relacionados con estos aspectos. Así que si tienes hijos o hijas que se encuentren en esta etapa, es probable que te interese este tema, sobre todo si crees que necesitan apoyo o, simplemente, quieres estar mejor informada, especialmente por si surge el tema en alguna conversación. En este post, la Dra. Stefanie Redón, ginecóloga y responsable de la Unidad de Sexualidad del centro Dexeus , aclara algunos conceptos.

¿Por qué nuestra identidad de género o la orientación sexual no siempre se corresponde con nuestras características físicas o nuestros órganos sexuales? ¿Qué lo determina? Primero hay que distinguir entre estos dos conceptos. La identidad de género es la percepción que una persona tiene de su propio género, es decir, si se siente hombre, mujer o su género es no binario, es decir, no se identifica con uno de los dos en concreto. La orientación sexual, en cambio, es la afinidad por la que se siente atraída sexualmente o de forma romántica hacia otras personas. Es un tema complejo. Hay factores biológicos, psicológicos, cognitivos y del entorno…Pero no hay criterios de aprendizaje o de educación que lo determinen.

¿Cuándo se define la orientación sexual de una persona?, ¿coincide con la pubertad o se puede manifestar o experimentar antes? No se puede establecer una edad, pero sabemos que es algo que se define de forma muy temprana.

Y toda la diversidad sexual de la que ahora se habla sin tapujos, ¿se debe a un cambio de mentalidad? La sociedad está cambiando en este aspecto, sí, hay una mentalidad mucho más abierta, claro, sobre todo entre los jóvenes, y más libertad y aceptación, y eso es positivo, porque también hay más información y difusión de temas relacionados con esa pluralidad

¿Qué se entiende por asexual?, ¿existe alguna causa que pueda explicar la falta de atracción sexual? El término asexual se utiliza para definir a las personas que no sienten atracción sexual hacia otras. No es algo frecuente, pero no es una disfunción, ya que para ellas no representa un problema. Por eso no hay que confundir ese concepto con la falta de deseo o la aversión hacia el sexo, que sí es una disfunción y afecta a la vida y a las relaciones de las personas que la tienen.

El hecho de que los jóvenes tengan una mentalidad más abierta en la orientación sexual hace que estén más dispuestos a probar nuevas experiencias. Este hecho ¿es positivo o puede aumentar sus dudas, si las tienen? Es positivo siempre y cuando sus actos y relaciones las realicen de una manera responsable y sin ningún tipo de presión. Lo importante es evitar conductas de riesgo para prevenir las infecciones de transmisión sexual (ITS), y tomar siempre las medidas de protección necesarias. En realidad, a la mayoría lo que de verdad les importa es sentirse libres para poder hacer lo que desean, y sienten, más allá de cualquier etiqueta.

¿Qué diferencia existe entre bisexual, intersexual y pansexualEn general, se considera bisexual a aquella persona que se siente atraída sexual y románticamente por personas de ambos sexos (hombres y mujeres), pero en realidad se trata de un concepto bastante más amplio, que incluye la atracción hacia personas independientemente de su sexo físico, su género y su orientación sexual. Por ello, hay quien considera que el término pansexual está incluido dentro del primer concepto. En cambio, una persona intersexual es aquella que tiene características sexuales de ambos sexos, por ejemplo: nace con ovarios de mujer y genitales externos masculinos. Pero eso no significa que sea bisexualSer intersexual, por tanto, no define la orientación sexual.

¿Y entre intersexual cisgénero?
Una persona cisgénero es aquella cuya identidad de género coincide con sus características físicas y su apariencia sexual. Lo opuesto a cisgénero sería transgénero o transexual.

¿Qué diferencia existe entre transexual transgénero?  Transexual es un adjetivo que habitualmente se utiliza en el ámbito médico para describir a aquellas personas que desean cambiar o que han cambiado sus caracteres sexuales de nacimiento y/o las características sexuales secundarias a través de intervenciones médicas (como hormonas y/o cirugía) para feminizarse o masculinizarse. Estas intervenciones, por lo general, suelen ir acompañadas de un cambio permanente en el papel de género, por ello también se utiliza el término transgénero para hablar de este cambio.

La riqueza de la biodiversidad sexual | En Positivo

¿De dónde viene el término queer y qué significa? Se trata de una palabra de origen inglés que se utiliza para definir a aquellas personas que consideran que su identidad u orientación sexual va más allá de la dicotomía hombre/mujer y de las clasificaciones. A veces se ha utilizado con propósitos despectivos, por ello hay personas que no lo aceptan, pero muchos jóvenes lo utilizan como un modo de autoafirmación. Actualmente se añade la Q para hacer referencia a este concepto a las siglas del colectivo LGTBI: LGTBIQ.

Si mi hija o hijo adolescente tiene algún conflicto en su entorno relacionado con su identidad de género o su orientación sexual ¿cómo puedo ayudarle? Lo mejor es contactar directamente con centros y asociaciones reconocidas, que cuenten con especialistas en diferentes ámbitos, para que les puedan ofrecer información y asesoramiento. En Barcelona, el ayuntamiento tiene un centro específico LGTBI, pero hay muchas entidades y asociaciones recocidas en Cataluña que ofrecen diversos servicios específicos y organizan actividades para gente joven.

 

fuente: Dexeus Mujer

Squirt: qué es y cómo conseguirlo

Cuando un hombre llega al orgasmo lo vemos claramente a través de la eyaculación pero en la mayoría de mujeres se traduce en una sensación interna que muchas asociamos a una especie de “explosión de placer”, pero no es la única evidencia, al menos no en todas las mujeres. Muchas de nosotras tenemos la capacidad de crear esa eyaculación o squirt y, lo peor de todo es que no todas sabemos si somos capaces o no.

Qué es el 'squirt' y en qué se diferencia de la eyaculación femenina? - Eme  - 18/10/2020 - EL PAÍS Uruguay

 

Pero, ¿qué es exactamente el squirting?, ¿es lo mismo que la eyaculación femenina?, ¿siempre que tenemos un orgasmo podemos hacer squirt? Todas estas preguntas y muchas más, resueltas.

  • No todas las mujeres son capaces de hacer squirting.
  • Hay una serie de técnicas que te ayudarán a lograr un squirt elevando el placer sexual.

¿Qué es el squirt? Diferencias con la eyaculación femenina

Es muy común confundir estos dos términos porque ambos pueden aparecer como resultado de la estimulación sexual. Pero la sexóloga Ana Lombardía define el squirt como “un líquido diluido y muy acuoso que se expulsa por la vejiga urinaria”, mientras que la eyaculación femenina es “un líquido blanquecino, espeso y escaso que se expulsa por la próstata femenina.”

No provienen del mismo lugar y no tienen por qué aparecer todas las veces que tenemos sexo, solas o acompañadas, ni son excluyentes el uno del otro.

¿Cómo reconocer el squirt?

Además de por la textura y su procedencia, hay otros signos que indican que lo que acabas de tener es un squirt. La sexóloga cuenta en su blog en lo que te tienes que fijar:

  • Suele ir acompañado del orgasmo, además por uno más espectacular.
  • Puede ser un líquido muy abundante, se han dado ocasiones de hasta medio litro.
  • No es orina, en su mayoría está compuesto de agua.
  • No todas las mujeres son capaces de experimentarlo.
  • Se asocia a la estimulación del punto G.

Técnica para conseguir un squirt

El primer paso es tener bien localizado tu punto G, ya que es el que se debe estimular para hacer squirting. Debes sentirte cómoda en todo momento, ya que la relajación y la excitación son fundamentales para conseguirlo. Si lo haces con tu pareja, lo mejor es que vayas guiando sus pasos para lograr la mayor estimulación posible.

Ahora, la pregunta del millón, ¿dónde está el punto G? Encontrarlo requiere de mucho conocimiento de nuestro cuerpo pero está localizado dentro de nuestra vagina. La mejor forma de acceder a él es tumbada boca arriba, e introducir uno o dos dedos con la palma hacia arriba, tocando la pared anterior de la vagina. Sabemos que hemos llegado a él por el placer que causa su estimulación.

Para comenzar lo mejor es hacer movimientos seguidos e ir aumentando la velocidad. Puede hacerse con la mano o con ayuda de un juguete sexual como este.

 

Vibrador Punto G - Reina Picara

 

En Reina Pícara también podrás encontrar cremas y geles específicos para punto G que te ayudarán a aumentar la sensibilidad de la zona

 

Una vez esta zona esté debidamente estimulada, solo debes dejarte llevar por el placer y ver la reacción de tu cuerpo.

 

fuente: womens health

5 herramientas para trabajar los celos

Diferenciar los celos tóxicos de los que no lo son, como con casi toda emoción que nos puede provocar un comportamiento obsesivo y dañino para nosotras, es muy sencillo con esta técnica que explican en El Arte de Vivir (ONG fundada por Sri Sri Ravi Shankar, cuatro veces nominado al premio Nobel de la Paz, que lucha contra el estrés y por conseguir un mundo en paz): “Toda emoción es sana si dura lo que le tomaría a una línea desaparecer cuando la dibujas en la superficie del agua, o sea, si enseguida se va. Los celos son naturales, lo fundamental es no quedarse ‘trabado’ con esa emoción”.

Desde la plataforma de psicólogos TherapyChat nos aconsejan varias herramientas que nos pueden ser muy útiles:

Superar La dependencia emocional. “Tenemos tanto miedo a estar solos que nos parece que estar celosos es lo normal ya que no queremos perder a la persona con la que estamos. La dependencia emocional nos quita energía y nos empobrece la autoestima. Si amamos con dependencia no amamos realmente, y no dejamos libertad a la relación de pareja para dar lo mejor y enriquecerse. Si piensas que tú o tu pareja podéis tener dependencia emocional, poneos en contacto con un psicólogo que os podrá ayudar a superarla de la forma más eficaz”, nos explican y recomiendan con criterio que siempre busquemos el asesoramiento de un experto.

4 pasos para controlar los celos en tu relación | CNN

Trabaja la igualdad de pareja: y no hablamos de igualdad en las labores de la casa, en las finanzas, hablamos de que deberías pensar si estás comportándote con tu pareja como si esta fuera una posesión que se controla y hace lo que le digas. NO es SIRI. “Cuando tenemos pareja nos comprometemos con otra persona a compartir la vida y el amor, pero no abrimos las puertas al control y al poder. Nuestra pareja no es nuestra. Y tú no eres de tu pareja. Sois dos seres libres e independientes y debéis respetaros como tales. Amar desde la igualdad es un buen consejo para solucionar los celos patológicos”.

Mejora tu vida social: despejarse y dejar de darle a la centrifugadora es una opción muy sana y muy divertida. Deja de estar pendiente de su vida y empieza a vivir la tuya a lo grande.

Potencia tu autocontrol emocional: “Identificar y controlar tus emociones te ayudará a descubrir el patrón que sigues cuando entras en la espiral de los celos patológicos. Tenemos que controlar nuestras emociones para que no nos hagan daño y aprender a no dejarnos llevar por la ansiedad, que produce emociones como el miedo” explican desde la plataforma de expertos.

Cuál es su tipo de celos: normal, exagerado, obsesivo o patológico?http://www.reinapicara.com

Por último, nos recomienda buscar los orígenes de esos sentimientos, a lo mejor estás canalizando tu anterior relación en esta; dejar los pensamientos catastróficos, nunca se ha acabado el mundo por una ruptura sentimental, la prueba es que sigue girando alrededor del sol; prueba las conductas de sustitución, cuando los oscuros pensamientos conquisten tu cerebro, céntrate en alguna actividad que te guste de verdad, o sencillamente en lo que estás haciendo; y racionaliza, “si no te contesta al teléfono, simplemente hazte la pregunta de cuántas veces te ha pasado lo mismo y te darás cuenta de que estabas en una reunión, que lo tenías en silencio y no que estabas engañando a tu pareja”, nos recomienda Paulina.

Para terminar, nos acercamos de nuevo a los consejos y herramientas de la Fundación El Arte de Vivir, a través de uno de sus instructores, Matías Quinn: “Celar es dejar de creer en el otro y cuando toda la tensión está puesta en lo que hace y dice, las relaciones se vuelven una causa de sufrimiento”.

1. No te resistas a lo que sientes. No reprimas esa emoción. Cierra los ojos y observa el patrón de tu respiración. Cuando atraviesas una emoción muy fuerte, la respiración es entrecortada y con un ritmo más acelerado. A partir de esa base, utiliza alguna técnica de respiración para comenzar a manejar tus emociones.

2. Relájate y lleva tu atención a la zona del estómago, que es donde normalmente se acumulan los celos. Meditar, respirar y observarte a ti mismo te pueden evitar un ataque de celos.

3. Cuida tu cuerpo: come sano, duerme bien, haz ejercicio y utiliza técnicas de respiración, porque todo esto incrementa tu nivel de energía y ayuda a que las emociones no se apoderen tanto de ti.

4. Recuerda que las respuestas están dentro de ti, usa tu intuición y sentido común.

5. Normalmente las emociones fuertes nos paralizan y no nos permiten tomar decisiones inteligentes. A veces, los celos pueden ser algo intuitivo, o sea, intuyes que está pasando algo malo, que no se está cumpliendo un compromiso de fidelidad y es un momento para escuchar y dialogar con la otra persona.

  • En el caso de padecer celos patológicos, desde Reina Pícara recomendamos siempre acudir a un profesional de psicología para un asesoramiento profesional y personalizado.

fuente: glamour

Orgasmo cervical: qué es y cómo tener uno

Justo cuando crees que has descubierto todos los tipos de orgasmos que se pueden tener, surge uno nuevo, y el último es el orgasmo cervical potencialmente súper intenso. Si no has oído hablar de un orgasmo cervical (o crees que no lo has experimentado), no estás sola. “Los orgasmos cervicales son menos conocidos que los orgasmos clitorianos o del punto G porque no son tan comunes o no tan comúnmente reconocidos”, dice Jessica O’Reilly, Ph.D., sexóloga residente de ASTROGLIDE y presentadora de @SexWithDrJess pódcast.

 

Esta es la manera de alcanzar un orgasmo cervical (el más intenso de todos)

Pero, ¿qué es un orgasmo cervical? “El cuello uterino es el extremo del útero que solo se abre ligeramente para el sangrado menstrual y se abre mucho más para el parto vaginal”, explica Karyn Eilber, MD, uróloga certificada por la junta y cofundadora de GLISSANT. Entonces, llegar hasta el cuello uterino, implicará una penetración más profunda (¡de un compañero o de un juguete!) De lo que podrías estar acostumbrada. “Un orgasmo cervical es el resultado de una presión profunda o un roce contra el cuello uterino que estimula los nervios circundantes”, dice el Dr. Eilber. Si golpea los nervios circundantes, hay muchos, señala el Dr. Eilber, podrías tener un orgasmo más fuerte. “Estos nervios se distribuyen por toda la pelvis, por lo que los orgasmos cervicales se describen como intensos y de cuerpo completo”.

Orgasmo cervical: el intenso placer femenino que puede durar días | La Neta  Noticias

Para algunas personas, un orgasmo cervical puede ser una experiencia alucinante. Pero para otros, la presión sobre el cuello uterino podría ser menos placentera y hasta el límite de la incomodidad. “Cada vagina tiene una inclinación única, al igual que cada cuello uterino”, dice O’Reilly. “De manera similar, juguete insertado, tendrá su propio ángulo o curva, por lo que no hay movimientos seguros para la estimulación cervical. Tendrá que experimentar para ver qué funciona para ti”, agrega. Si estás dispuesta a explorar, aquí te mostramos cómo estimular el cuello uterino con la esperanza de alcanzar ese infame orgasmo cervical (pero si no lo logras, no te preocupes, aún puede disfrutar de toda la diversión en el camino).

¿Cómo puedes estimular tu cuello uterino?

La clave es estimularse lo suficiente primero (ya sea sola o acompañada), lo que significará un poco de juego exterior e interior antes de avanzar más. El ectocérvix, la única parte del cuello uterino a la que se puede acceder a través de la vagina, se encuentra cerca de la parte posterior de la vagina, dice O’Reilly. Por eso, a veces, cuando tú o tu pareja os sumergís profundamente, sientes una sensación única al final de cada estocada. A veces, ese contacto no sienta bien, especialmente si no estás tan excitada como podrías, dice O’Reilly. Pero a medida que aumenta la excitación, la inundación de sustancias químicas por todo el cuerpo puede hacer que esa sensación profunda se sienta asombrosa. En ese momento, la estimulación del cuello uterino puede llenar de placer toda la región abdominal, dice O’Reilly.

Dicho esto, todavía existe la posibilidad de que, sin importar lo excitada que estés, el contacto cervical se sienta más “ay” que “oooh” para tu cuerpo. Así como a algunos de nosotros nos encanta un buen masaje en los pies, mientras que otros no soportan que les toquen los pies, la estimulación cervical varía de persona a persona, dice O’Reilly. En resumen, la experimentación está muy bien, pero no te empeñes tanto en tener un orgasmo cervical como para lastimarse. Concéntrate en divertirte mientras pruebas algo nuevo.

Primero, intenta familiarizarte con tu cuello uterino por ti misma

Existe la posibilidad de que puedas llegar hasta el cuello del útero con los dedos, según la altura y la longitud de los dedos, dice O’Reilly. (Pero, señala el Dr. Eilber, la vagina se alarga durante la excitación, por lo que es posible que esto no sea posible). Podría resultarte más fácil y cómodo experimentar con un juguete que con sus manos. “Si quieres usar un juguete para jugar con el cuello uterino, primero tómate tu tiempo por fuera y usa mucho lubricante mientras exploras”, dice O’Reilly. “Luego, juega en el interior de una manera que te siente bien antes de llegar más adentro para presionar suavemente el cuello uterino”, dice. Encuentra el juguete adecuado.

Ciertas posiciones pueden ayudarte a alcanzar una penetración más profunda en el sexo en pareja.

Una forma de explorar el cuello uterino si estás con una pareja, especialmente si este es un territorio desconocido para ti, es que tu pareja use un juguete contigo. “Esta es una buena manera de explorar juntos y enseñarle lo que te gusta, ya que puedes guiarlos”, dice O’Reilly. Si estás lista para ir más allá, hazlo, solo ten en cuenta que puedes sentirte mejor si tomas el control. “A menudo, las personas con vaginas descubren que sentarse encima de su pareja (con un pene o un cinturón) es la mejor manera de experimentar con nuevas técnicas y puntos calientes, ya que les permite controlar la profundidad y el ángulo de penetración”. explica O’Reilly. Para otras personas, ser penetrado por detrás en una posición como la de perrito podría ayudar con la estimulación cervical.

Si tu compañero entra por detrás, puede ser preferible que tú guíes el movimiento, especialmente una vez que estás comenzando. De esa manera, “sabrás qué presión, profundidad, ángulo y velocidad te sientan mejor”, dice O’Reilly.

No te olvides del lubricante cuando estés experimentando con una penetración profunda.

Mientras experimentas, es posible que descubras que te gusta la sensación de que algo te toca el cuello uterino, pero no te encanta la sensación de pinchazo, dice O’Reilly. El lubricante será tu amigo en esta situación. Cuando estés usando un juguete, especialmente para la estimulación cervical, agrega un poco a la punta del juguete y gíralo. Durante las relaciones sexuales con una pareja, el lubricante puede ayudarte a garantizar que ambos estáis lo suficientemente excitados y cómodos.

Así es como se sentirá un orgasmo cervical si lo logras

Aunque puede ser difícil distinguir entre diferentes tipos de orgasmos, O’Reilly ha escuchado a la gente describir los orgasmos cervicales como una sensación full body, como una “ráfaga incontrolable de placer entre el ombligo y la vagina” y como “laa sensación más poderosa después de un orgasmo clitoriano”. Si terminas teniendo uno, ¡felicidades por alcanzar un hito sexual personal! “Pero no se cuelgue solo del cuello uterino”, dice O’Reilly. “En cambio, concéntrate en el placer y mira a dónde te lleva. Si te lleva al orgasmo, que así sea. Y si la búsqueda del placer te lleva de vuelta a tu clítoris, eso también es genial”.

 

fuente: womens health

Cómo hacer un trío: consejos de experta

Hacer un trío es una de las fantasías sexuales más comunes pero, ¿Cómo hacerlo con tu pareja y que luego no surjan problemas?, ¿Qué pasa si uno de los dos no está completamente convencido de ello? Son muchas las dudas que pueden asaltarnos a la hora de hacer realidad esta fantasía. Hemos hablado con una sexóloga y nos ha orientado con sus consejos para hacer un trío en pareja, que salga todo bien y, sobre todo, disfrutarlo.

Los cuentos de Tríos demuestran que “no hay dos sin tres” - Colofón Revista  Literaria

Sonia Encinas, sexóloga y coach de mujeres, nos explica que a la hora de plantear cualquier tema sexual con tu pareja “debe partir de una buena comunicación, confianza y no juicio. Tenemos derecho a compartir con nuestra pareja nuestros deseos, lo que no implica que nuestra pareja deba aceptar participar en ellos. Como todo, es cuestión de compartir, no exigir, y aprender a llegar a acuerdos y puntos comunes”.

Antes de nada hay que diferenciar entre deseo y fantasía, nos explica la sexóloga, “tú puedes fantasear con hacer un trío y en tu mente montártelo con y como quieras para gozar. Como fantasía, puedes gozarla a solas o compartirla, porque una fantasía no tiene por qué quererse llevar a la práctica. Ahora bien, si lo que tienes es un deseo, significa que sí querrías que ocurriera, y entonces el marco es bien diferente”. Por eso, si tu caso es el deseo, puedes empezar por comunicárselo a tu pareja.

Cómo hablar con tu pareja sobre el deseo de hacer un trío

Si sientes deseo de tener sexo con dos personas a la vez debes comunicarte con tu pareja con total naturalidad. ” Lo primero es contárselo, pero en ningún caso exigírselo. Y entonces una buena comunicación de base y saber negociar puntos comunes es fundamental. Porque cabe la posibilidad de que tu pareja no quiera hacer un trío y hay que respetarlo”, nos aconseja la sexóloga.

Para hacer un trío, deberíamos plantearlo como tener sexo con una pareja, es decir, “deseo tener sexo” impersonal, es diferente de “deseo tener sexo contigo” porque tú me excitas o me gustas. ¿Desde dónde nos estamos relacionando con el sexo? Para un trío, un duo o una orgía, elige a personas que te gusten y desees, porque el objetivo es disfrutar y pasar un buen rato.

Hacer un trío: dudas y emociones

Y, ¿Qué pasa si durante o después aparecen dudas? “Podemos llegar a cualquier práctica sexual abiertas a disfrutar y a dejarnos llevar y, después, sobre la marcha, decir que no en el mismo instante en el que no queramos hacer algo o no estemos disfrutando de cualquier práctica. Y da igual lo avanzado que esté el encuentro, si quiero parar, tengo derecho a parar. Si surgen celos y no lo esperábamos, toca hablarlo abiertamente. Hablar de cómo nos hemos sentido, en vez de cómo nos han hecho sentir”, nos cuenta la experta.

Lo que nadie te dice de los tríos

Debemos lidiar con esos sentimientos o emociones como con cualquier otra experiencia, desde el permiso a interpretar y sentir lo vivido de forma individual haya encajado o no con la expectativa que teníamos.

 

Te animas?

 

fuente: womens health