El amor engorda, lo dice la ciencia, toma nota!

Es algo que has sentido, y nunca mejor dicho, en tus propias carnes. En cuanto una relación se estabiliza, llegan los kilos. Y la ciencia lo ha corroborado: según un estudio llevado a cabo en la universidad de Queensland en Australia, tener pareja aumenta las probabilidades de ganar peso.  Descubrieron que al consolidarse una pareja, la media de peso aumentado por los sujetos del estudio era de 4,5 kilos. Lo más curioso es que en ambos casos las parejas estables no tienen en general peores hábitos de alimentación que los que estaban solteros. ¿Cuáles son entonces las causas de este aumento de peso?

Resultado de imagen de el amor engorda

Ya no buscamos impresionar a nuestra conquista

Al empezar una relación estamos muy pendientes de nuestro aspecto. No queremos decepcionar al contrario, por lo que estamos alerta de lo que pueda suponer un aumento de peso. Cuidamos más la alimentación y nos machacamos en el gimnasio, no estamos aún lo suficientemente seguros de nuestro atractivo físico. Pero a medida que la relación se consolida nos relajamos; ya no nos preocupa tanto nuestra apariencia, cae alguna que otra terrina de helado mientras vemos una serie en pareja, empezamos a tomarnos unas cañas al salir del gimnasio, a dejarnos seducir esa paellita en la playa que tanto nos gusta a los dos.

Solución: Para que no os dejéis llevar y sucumbáis a una vida conjunta de perfecto hedonismo y unos cuantos kilos de más, diseñad juntos un calendario de los placeres que podéis permitiros, algo así como “solo tomar cañas al salir del gimnasio durante el fin de semana” –el resto de días, no hace falta beber alcohol, cambiar por cerveza sin o, mejor aún, un zumo natural–; o “nada de helado viendo una serie, nos tomamos una ración antes de encender el televisor y solo en ocasiones especiales”. Que vuestros excesos pasen a ser premios controlados.

Los hijos

Durante el embarazo muchas mujeres ganan un peso que no acaban de perder tras dar a luz. Sin embargo, el mayor problema no es ese, sino uno que afecta a la pareja: la comida extra que se tiene en casa cuando hay niños –y no digamos ya adolescentes–. Solo hay que abrir la nevera de un hogar para saber si hay niños: abundan alimentos de todo tipo. Por muy sanos que nos alimentemos, la tentación de picar es mayor. Hallarás más quesos y embutido, más carne, más aperitivos, más dulces. Y con todo ese arsenal a mano, es difícil resistirse, sobre todo cuando un producto está a punto de caducar.

Resultado de imagen de el amor engorda

Solución: No solo por tu bien, también por el de tus hijos. Nada de patatas fritas, nada de bebidas carbonatadas, nada de bollería industrial. Eso no son premios, son bombas de relojería que luego estallan en la edad adulta. En cuanto a ese trozo de queso que si no se acaba hoy se pone verde, nada de comerlo de una tacada; haz que vaya a parar a una ensalada que devoraréis en familia.

Se duerme menos

Ya vimos que dormir poco o mal nos hace engordar. Compartir almohada a menudo supone menos espacio, ronquidos, luces, en fin, miles de pequeños o grandes factores que nos impiden disfrutar de un sueño reparador. Eso nos afecta más profundamente de lo que creemos, no solo aumentamos de peso, además nos encontramos más cansados e irritables.

Solución: Si el problema son los ronquidos, acude a un profesional, la razón por la que tu pareja (o tú) roncáis puede ser un tabique torcido, o un resfriado, pero tal vez sea una apnea del sueño. Un médico sabrá como tratar cada caso. Si el problema persiste, más vale poner un tabique por en medio y dormir en habitaciones separadas, cual monarcas de antaño, y evitar que vuestra relación sufra y se deteriore por falta de ese descanso necesario y reparador.

Esas fiestas a puerta cerrada

Cuando estás con una pareja estable, te vuelves perezosa. No tienes ganas de salir a cenar fuera, o ver amigos, tienes todo lo que necesitas en “tu nidito de amor”. Eso está muy bien, pero, a veces, lo que solo reservabas para una salida de fin de semana se empieza a convertir en un hábito indoors. Es muy raro que alguien abra una botella de vino cuando está solo, pero en pareja es de lo más normal, el premio a ese estresante día aguantando al jefe. Comentáis la jugada y os reís, os relajáis, y para cuando os queréis dar cuenta ya estáis descorchando otra. Y sacáis unas aceitunas y un poco de queso para picar. De pronto, tenéis la fiesta montada en casa, sin comerlo ni beberlo (bueno, eso sí).

Solución:

Una fiesta improvisada siempre es bien recibida. Excepto si se convierte en algo habitual. Controlad los dos que si os tomáis una copa al llegar a casa, que sea solo una y en ocasiones excepcionales. Podéis comentaros lo acaecido en el día frente a una infusión, o un zumo natural, y las anécdotas serán exactamente las mismas. Dejad que la magia fluya, sin el acicate del alcohol. No lo necesitáis. En lugar de esa copa de vino de antes de la cena, calzaos las zapatillas y echad una carrerita. Podéis conversar mientras trotáis por las calles, así, en lugar de ganar peso, quemaréis calorías, os sentiréis mejor y aumentará vuestra complicidad.

 

fuente: womens health

Siete beneficios de masturbarte en pareja

Dentro de nuestra sexualidad la masturbación es parte de nuestra naturaleza humana, y cuando se vive en pareja, muchas veces se cree que ya no es necesario practicarlo. Y los expertos coinciden en que esto es un error. De hecho, no hay nada mejor que conocer bien tu cuerpo para que tu sexualidad llegue a su máximo.

Resultado de imagen de masturbarse en pareja

Durante mucho tiempo la masturbación se entendió como un sustituto barato del coito. “El desprecio hacia la masturbación (sola o en compañía) viene anclada por un sinfín de prejuicios condenatorios tan viejos como la propia masturbación”, explica la famosa sexóloga Valèrie Tasso.

Definitivamente una de las formas más satisfactorias de vivir la sexualidad para una pareja es la masturbación. Hemos realizado una lista de razones por las que debes intentarlo de inmediato.

– Una conexión profunda

Masturbarse en pareja ofrece un nivel mucho más elevado de intimidad, ya que va más allá de una simple penetración, y muestra los aspectos que más le gustan a cada uno cuando se trata de placer.

– Es una excelente alternativa cuando están cansados

Gracias a que al llegar al orgasmo los músculos se relajan y se liberan hormonas relacionadas con el placer, ambos podrán dormir mejor después de una sesión de intimidad.

– Es el aliado perfecto de las relaciones a larga distancia

Cuando no se puede estar en el mismo espacio, pero sí en el mismo tiempo para tener un encuentro subido de temperatura, lo mejor llegar al orgasmo es la masturbación.

– Si uno está más excitado que otro

Cuando sientes que no puedes más, pero ves que tu pareja no está como tú, la mejor opción es que se masturben.

– Mejor comunicación sexual

Al explorar sus cuerpos, pueden decirse claramente qué es lo que mejor les sienta, lo que más disfrutan y también lo que los lastima o hace sentir incómodos.

– Reduce el riesgo de contraer una ETS

Aunque no del todo, cuando no hay penetración de ningún tipo, el riesgo de contagio se reduce. Solo hay que tener en cuenta las reglas básicas de higiene: manos limpias, cuidar las heridas bucales y limpiar los juguetes eróticos.

– Enseñarle a usar tu juguete sexual preferido

No tiene nada de malo complementarse con un juguete sexual y más si es tu preferido, así que aprovecha la ocasión para mostrarle cómo puede llevarte al éxtasis.

Resultado de imagen de masturbarse en pareja

 

Usarlo en pareja es la bomba! y recuerda que si es tu primera vez nuestra Reina de aconsejará de cual se adapta más a vuestras nececidades.

 

fuente: mujerhoy

¿’Swingers’? Convence a tu pareja

El ‘swinging’ no es sólo un intercambio de pareja, es un estilo de vida. Se trata además de una práctica más habitual de lo que parece, sobre todo entre parejas de entre 30 y 50 años.  Realizar un trío o un intercambio de pareja es una de las fantasías sexuales más comunes. Si deseas convertirte en ‘swinger’ o simplemente tienes curiosidad por probar pero no sabes cómo introducir a tu pareja en esta temática, te damos algunas de las claves para que su respuesta sea afirmativa.

‘SWINGERS’: ¿POR DÓNDE EMPEZAR?

Lo primero a tener en cuenta es que la relación con tu pareja debe ser sana y firme, por el contrario, esta práctica podría conllevar problemas que desembocaran en una ruptura. Para los ‘swingers’ el intercambio se concibe como la oportunidad de compartir una nueva experiencia con tu pareja, no como una relación sexual con una persona ajena a vosotros.

Resultado de imagen de swingers por donde empezar

Absténganse los celosos. Desde fuera, se tiende a calificar esta práctica como una infidelidad consentida, mientras que los ‘swingers’ separan la relación sexual de la emocional. De todos modos, lo recomendable es realizar el intercambio con una pareja con la que no os unan relaciones afectivas, porque esto puede llevar a problemas posteriores.

Podéis empezar por acudir a un club swinger para comprobar ‘in situ’ en qué consiste esta práctica o bien quedar con una pareja experimentada que maneje la situación con soltura para comenzar a adentraros en este estilo de vida. Es fundamental que antes de iniciar vuestra andadura como ‘swingers’ dejéis claro hasta dónde estáis dispuestos a llegar en esta aventura.

 

ELIGE: ‘SOFT SWING’ O ‘FULL SWAP’

Este estilo de vida tiene muchos elementos ‘voyeuristas’, ya que incluye el observar a otras personas teniendo relaciones sexuales o ser observados mientras tenéis sexo en pareja. Existen además distintos niveles o actividades en la práctica del ‘swinging’.

Si sois novatos o tenéis alguna duda respecto a los intercambios de pareja lo mejor es que empecéis con el ‘Soft Swing’. En esta práctica sólo se permiten besos y sexo oral con una tercera o cuarta persona. Empezar con intercambios ligeros os permitirá saber si estáis preparados o no para un ‘Full Swap’, en el que sí se incluye la penetración.

Resultado de imagen de swingers por donde empezar

Los entendidos en la materia recomiendan que las relaciones con terceras y cuartas personas se produzcan en presencia de la pareja y de forma que puedan mantener el contacto físico o al menos visual entre ellos. De esta forma se refuerza la idea de una actividad compartida por ambos.

FANTASÍAS SEXUALES VS. MONOTONÍA

Otro de los grandes argumentos esgrimidos por los defensores del intercambio de parejas es la ruptura de la monotonía. La llama apagada por la rutina puede reavivarse con experiencias nuevas y excitantes como esta. Esto no quiere decir, en cambio, que el ‘swinging’ pueda salvar relaciones con problemas. Muy al contrario, la fortaleza de la pareja debe ser indispensable para iniciarse en este estilo de vida.

Si en tu caso participar en un intercambio de estas características forma parte de tus deseos sexuales ocultos puedes hacer un trato con tu pareja: os introducís en el mundo swinger para cumplir una de tus fantasías, pero a cambio tú haces realidad una de las suyas. ‘Quid pro quo’. Está que bien que cada parte de la pareja dé su brazo a torcer pero hay que tener mucha seguridad en la pareja a la hora de meterse en una relación ‘swinger’.

REGLAS ‘SWINGERS’

Si esta proposición todavía no le resulta lo suficientemente tentadora, no olvides mencionarle el riguroso código por el que se rigen los encuentros de este tipo. No se trata de unas normas fijas e inamovibles pero sí de una serie de reglas comunes a la mayoría de clubs ‘swinger’ y que siguen las parejas que lo practican:

  • Huir de vínculos emocionales.
  • Realizar el intercambio sexual.
  • A las anteriores se suma la premisa: ‘no es no’seguida por la mayoría de clubs en los que se desarrollan estas actividades.
  • El anonimato absoluto es otro de los puntos favorables que podrás plantear a tu pareja.
  • Las máscaras, así como la práctica de sexo seguro, son una de las señas de identidad de los clubs de intercambio de pareja. Con ellas se preserva la intimidad de los participantes.

Nuestro consejo es que si deseas probar, lo mejor que puedes hacer es planteárselo abiertamente a tu pareja. Podrías llevarte una sorpresa al descubrir que un intercambio también se encuentra entre sus fantasías sexuales. Ahora bien, si la respuesta es negativa, es mejor que no insistas. Olvida la idea por el momento y plantéate abordar de nuevo el tema en el futuro. Como ya hemos dicho con anterioridad, la confianza plena en la pareja es algo fundamental a la hora de plantear un intercambio de pareja, por lo que no dudes en hablar abiertamente sobre el tema y ver qué pasa.

 

fuente: Bekia

Aquasutra: posturas acuáticas para el verano!

El verano es sinónimo de playa y/o piscina. Y la diversión ‘acuática’ no solo se cierne al relax de las vacaciones o los deportes de agua. También se extiende al terreno sexual. “Mantener relaciones íntimas en el agua es, sin lugar a duda, una de las fantasías sexuales más extendidas debido al alto nivel de excitación que generan, así como la carga de erotismo asociada a estos momentos”, explica Alberto Gooding, responsable de comunicación de LELO en España. Por eso la marca de juguetes sexuales de lujo ha creado su propia versión del Kamasutra -el mítico manual del sexo hindú- en versión acuática: el ‘Aquasutra’, o lo que es lo mismo: el ranking de mejores posturas sexuales para hacer bajo el agua.

Resultado de imagen de aquasutra

Tanto si es tu primera vez acuática, como si ya habías alcanzado el clímax entre las olas, tienes que tomar nota de estas: el caballito de mar, la escalera de placer, el abrazo o la colchoneta del placer. ¿No suena nada mal? Te explicamos en qué consiste cada una de estas posturas del ‘Aquasutra’ para que vivas tu verano más placentero:

1. El caballito de mar: esta es una posición perfecta para ponerla en práctica en la bañera o incluso en la piscina, aunque debe ser en una zona donde el nivel del agua sea bastante bajo. Para llevar a cabo esta postura el hombre debe recostarse y flexionar ligeramente sus rodillas, mientras que la mujer, de espaldas a él, se coloca encima reclinada y apoyando su cuerpo sobre las piernas de él. Esta posición, que ofrece una penetración profunda, permite a la mujer tener el control total de la velocidad.

2. El abrazo: una de las principales ventajas que ofrece el sexo en el agua es que pesamos menos. En este sentido, “el abrazo” es una postura ideal para ponerla en práctica en la playa. Para realizarla, el hombre coge en brazos a la mujer, quien antes de iniciar la penetración entrelaza sus piernas alrededor de la cadera de su pareja. Una versión incluso más placentera, debido a que ofrece una penetración más profunda, es que la mujer coloque sus piernas por encima de los hombros del hombre, aunque entonces no se disimula tanto.

3.Escalera de placer: como su propio nombre indica, para poder poner en práctica esta postura necesitamos una escalera. La mujer se sienta al borde de uno de los escalones de la piscina y de espalda a la escalera, y se reclina hacia atrás. El hombre, por su parte, se coloca de pie frente a ella para iniciar la penetración, lo que le permite tener el control total del movimiento, ritmo e intensidad. Para aportar mayor estimulación de los genitales la mujer mueve su cadera hacia adelante, hacia atrás o en círculos, ejerciendo presión contra él.

Resultado de imagen de aquasutra

4.La colchoneta del placer: esta postura es compleja porque requiere de mucha coordinación, pero una vez se pilla el truco, es realmente placentera. Para probarla es necesario que el hombre se suba a una colchoneta boca arriba con las piernas ligeramente abiertas, mientras que la mujer puede sentarse sobre él, de frente, con una pierna a cada lado de la colchoneta. Cuando se encuentra el ritmo adecuado, la flexibilidad de la colchoneta y el movimiento del agua aportan nuevas sensaciones.

 

Has tomado nota? ahora a ponerlas en practica!

fuente: womenshealth

Verano ¿por qué crece el deseo con el calor?

¡Ya estamos en verano! Si la primavera, la sangre altera, el verano no se queda atrás. En verano aumenta el número de horas de sol y esto explica, dicen los científicos, que los flechazos y nuestra actividad sexual crezcan con el calor.

Entre las investigaciones que analizan la relación entre el calor y el deseo sexual, la más conocida es ‘Estacionalidad en la reproducción humana’, publicada por la Universidad de Oxford (Reino Unido). Los científicos concluyen que en los países de climas templados o fríos, con veranos de temperaturas elevadas pero no tórridas, los nacimientos aumentan durante los diez meses posteriores al verano. Por el contrario, aseguran que en los países de clima cálido o tropical, con épocas estivales más extremas, la natalidad desciende durante los diez meses tras el estío. La conclusión es que el verano hace su trabajo, y el número de relaciones sexuales crece, siempre que las temperaturas no sean excesivas ni extremas.

Resultado de imagen de aumenta el deseo con el calor?

También se explica que la caída en los niveles de melatonina que experimentamos al tomar el sol aumenta nuestra libido. Al parecer la melatonina puede bloquear las hormonas sexuales, y un nivel bajo de ésta nos facilita mucho el asunto. Es lógico: menos hormonas sexuales equivale a estar menos caliente. En verano aumenta el número de relaciones sexuales, siempre que las temperaturas no sean extremas

 

Resultado de imagen de aumenta el deseo con el calor?

El deseo erótico, y por ende los afectos, tiene su propio movimiento. No mantenemos un deseo constante a lo largo de toda nuestra vida. En función del estado de ánimo, de las necesidades y de las interacciones con otros y con el entorno, se manifestará de una manera u otra. Por otra parte, investigadores de la Universidad de Villanova revelaron que la mayoría de las búsquedas de Google relacionadas con el sexo eran en Junio, Julio, Diciembre y Enero. Esto demuestra claramente que estamos receptivos todo el año, pero un poco más en la oscuridad del invierno, y en el calor del verano.

 

Lo has notado?

 

fuente: lifestyle

Ejercicios vaginales: fortalecer la vagina

Todos los músculos con el paso del tiempo pierden fuerza y, lógicamente, los vaginales también, por lo que es necesario fortalecerlos para evitar problemas tan comunes como la incontinencia urinaria. Pero, a diferencia de lo que ocurre cuando quieres desarrollar los músculos de cualquier otra parte del cuerpo, puedes realizar ejercicios vaginales en cualquier lugar y momento del día.

Imagen relacionada

EL BENEFICIO DE LOS EJERCICIOS DE KEGEL

Una de las formas más comunes para fortalecer los músculos de la vagina es practicar ejercicios de Kegel. Este tipo de ejercicios reciben el nombre de Kegel porque una persona llamada así fue el encargado de desarrollar estos ejercicios para sus pacientes que sufrían incontinencia urinaria en la década de los 40.

Resultado de imagen de kegel exercises

Son muchos los beneficios que pueden tener los ejercicios de Kegel, pero no solo en lo que respecta a las relaciones sexuales, sino también en cuestiones relacionadas con la salud:

  • Pueden evitar la incontinencia urinaria. Esto es algo fundamental sobre todo con el paso de los años.
  • Te ayudarán a que el parto sea más indoloro. El hecho de tener control sobre los músculos de la vagina hará que el dolor sea menos intenso.
  • Podrás mejorar tus relaciones sexuales y aumentar el placer, puesto que tener músculos vaginales bien desarrollados te permite llegar al orgasmo con mayor facilidad. Esta ventaja no se puede dejar pasar porque se pueden evitar muchos problemas en lo que al sexo se refiere.

Hay diversas maneras de realizar esta disciplina que consiste, básicamente, en contraer y relajar el músculo pubococcígeo, más conocido como músculo del suelo pélvico(encargado de estimular el útero), con la finalidad de aumentar su fuerza y resistencia. De hecho, existen diferentes modalidades de los ejercicios en función de tu experiencia al respecto.

EJERCICIOS VAGINALES PARA PRINCIPIANTES

Si eres principiante con los ejercicios de Kegel, comienza realizándolos durante tres veces al día sin olvidar que antes de comenzar debes vaciar tu vagina. A partir de ahí tienes varias posibilidades en torno a los ejercicios a los que les terminarás cogiendo el truquillo:

  • Contrae los músculos de la vagina durante tres segundos y vuelve a relajarlos, repitiendo la operación 10 veces.
  • Contrae y relaja los músculos de la vagina lo más rápido que puedas, haciendo series de 25.
  • Imagina que estás sujetando algo con la vagina o que los estás acariciando, permaneciendo en esa posición durante 3 segundos.
  • Relaja los músculos y repite el mismo ejercicio 10 veces.

Si te animas a probar nuestras Bolas Chinas el ejercicio será más continuo y efectivo. Estaremos encantadas de asesorarte en el modelo que mejor se adapte a tus necesidades.

  • ¿CUÁNDO SE NOTA UNA MEJORÍA EN LOS MÚSCULOS DE LA VAGINA?

    Si realizas estos ejercicios a diario, tras cuatro semanas comenzarás a notar la mejoría. Ahora bien, si pasa ese tiempo y no notas nada, ten paciencia. Cada mujer es un mundo e incluso algunas mujeres no sienten la evolución hasta pasados unos meses.

     

fuente: Bekia

Cunnilingus, toma nota!

Por fin hay datos que confirman un hecho que las mujeres ya conocíamos desde hacía (demasiado) tiempo: cuando se trata de practicar sexo oral, a muchos chicos se les come la lengua el gato. En un estudio reciente, el 67% de los hombres reconocieron que en ocasiones, se sentían completamente perdidos con esta cuestión. Y otro 59% afirmó no tener la menor idea de qué le gusta que le hagan a su pareja, lo cual podría explicar por qué muchos ni siquiera lo intentan.

Resultado de imagen de cunnilingus

Si seguir instrucciones no es lo suyo, utiliza los muslos o las caderas para desplazar tu pelvis un poco más hacia la derecha o hacia la izquierda, acercándote o alejándote de su cabeza, hasta que esté exactamente donde tú quieres. O pon tu mano sobre la suya y ve guiándole.

TÉCNICAS EFECTIVAS

 

Seguro que tú sabes cómo te gusta que te lo hagan, pero si tienes dudas o deseas probar cosas nuevas, toma nota de cuáles son las técnicas más placenteras, según el Journal of Sex And Marital Therapy. Advertencia: que no vaya directo al clítoris (la joya de la corona es mejor dejarla para el final, si es que consigues aguantar).

DE ARRIBA HACIA ABAJO.

Resultado de imagen de cunnilingus

Esos son los movimientos que tu pareja tendrá que hacer con su lengua para ir calentando motores. Deberá ponerla plana y estimular tu vulva con delicados roces. Después, que invierta la dirección (de abajo a arriba), para trazar un camino con la punta por los labios menores.

EN DIAGONAL.

La idea es que recorra de un lado a otro toda la zona, empezando por la parte inferior del pubis y terminando en la entrada de la vagina (si quiere pasar a saludar e imitar una suave penetración, su lengua será 
más que bienvenida).

EN CÍRCULO.

Dile que realice una espiral, primero por los labios mayores y después por los menores. Importante: que vaya aumentando poco a poco el ritmo y la intensidad.

PRESIÓN SOBRE UN PUNTO.

¿Adivinas cuál? Sí, ha llegado el momento de conquistar el Santo Grial o, lo que es lo mismo, tu clítoris. Y lo hará si insiste con la punta de la lengua a toda velocidad. Saldrá todo a pedir de boca.

Resultado de imagen de clitoris

ELIGE UNA POSTURA EXCITANTE

Tan importante como la técnica es elegir bien una ‘posición’. ¿Las más cómodas y excitantes?

‘La reina’: Colócate a horcajadas sobre su cara mientras él está tumbado boca arriba. Ve bajando poco a poco hacia su boca, déjate querer unos minutos e incorpórate de nuevo. Lo bueno es que tú controlarás la situación… hasta que decidas perder el control.

‘Be water’: Después de un buen masaje en la ducha, pon un pie en el borde de la bañera o sobre tu amante y haz que se ponga de rodillas frente a ti. La sensación del agua corriendo por tu clítoris mientras él se recrea con la lengua en tu sexo hará que tengas una experiencia increíble.

El nuevo 69: En lugar de poneros el uno encima del otro, la clave está en que os recostéis de lado, de forma que vuestras bocas queden a la altura de los genitales. Abre las piernas para que pueda apoyar la cabeza en la parte interior de tu muslo y prepárate para pasar a la acción.

Ábrete, sésamo: Boca arriba y con las piernas abiertas, pide a tu pareja que se sitúe frente a ti, de manera que pueda lamer tu clítoris de lado a lado. Ínstale a que, al mismo tiempo, ejerza presión con su dedo sobre tu periné (la zona situada entre la vagina y el ano). Es bestial.

 

fuente: womens health

La diferencia entre sexo, género y sexualidad

Vamos a despejar todas tus dudas respecto a ciertos términos. Somos conscientes de que con tanta sigla y tanto nuevo concepto podemos caer en la equivocación. Pero ahora es el momento de que aprendas la diferencia existente entre cada uno de ellos, gracias a este breve manual.

Tres de los términos que más inducen al error, pero que consideramos básicos de dominar en esto del vocabulario del colectivo, son sexogénero y sexualidad. Pueden parecer lo mismo, incluso ser confundidos entre sí, pero no tienen NADA que ver.

Sexo

Cuando hablamos sobre sexo, no nos estamos refiriendo al acto físico consentido del cual es importante saber que no solo consiste en la penetración. Cualquier acción consentida para dar placer a uno mismo o a otras persona es considerado un encuentro sexual.

Nos referimos a algo biológico que se basa en el cromosoma con el que naces. Si es XY tus genitales serán de sexo femenino, si es XX lo serán de masculino. Incluso puede darse el caso de que los tuyos tengan características de ambos sexos, por lo que serías una persona intersexual.

Imagen relacionada

Fácil, ¿verdad? Ahora jamás podrás confundirlo con el género, ya que es algo completamente distinto.

Género

Este término tiene  que ver con la identidad de género. Lejos de la concepción que tiene la sociedad, no consiste en pertenecer al género femenino o masculino por tener vagina o pene. O por cómo te sientes. Va más allá. Se trata de tu identidad y expresión personal. Cómo te sientes, cómo te ves y cómo te comportas, según los estándares sociales de rol masculino o femenino. Repetimos, no tiene nada que ver con el sexo que naces.

Resultado de imagen de genero no binario

Ahora que ya conoces la diferencia con el término sexo, debes saber algunas de las clasificaciones más conocidas dentro de la identidad de género:

  • Cisgénero: aquella persona que se identifica con el sexo que nació.
  • Transgénero: aquella persona que NO se identifica con el sexo que nació.
  • Género fluido: aquella persona que no tiene una identidad de género fija, sino que va fluyendo entre los estereotipos que marca la sociedad de mujer u hombre.
  • Género no binario: aquella persona que no se identifica dentro del binarismo de género establecido por la sociedad, es decir el de hombre o mujer.
  • Queer: aquella persona que no acepta las normas instauradas por la sociedad sobre el sexo y el género, por lo que no se encasillan en una identidad.

Por supuesto, todo lo anteriormente nombre no tiene relación alguna con la sexualidad, tercer y último concepto que desarrollaremos.

Sexualidad

La orientación sexual es también algo biológico, algo con lo que se nace, y que nadie puede hacerte cambiar (solo tú mismo). Todas las orientaciones son válidas y ninguna se debe considerar más normal o corriente que otra. Porque, básicamente, consiste en aquello que te gusta, te atrae y te excita. Y esto no se puede controlar.

Como en la identidad de género, también existen diferentes tipos de sexualidad. No vamos a definirte lo que significa heterosexualidadhomosexualidad o bisexualidad, porque ya te lo sabes de memoria. Nos centraremos en otros menos conocidos, pero igual de presentes en la sociedad.

Resultado de imagen de pansexual

  • Pansexual: aquellas personas que sienten atracción por otras, independientemente de el género o sexo de esta.
  • Asexual: aquellas personas que NO sienten ningún tipo de atracción sexual por ningún sexo o género, ni interés en mantener relaciones sexuales con los demás ni con ella misma.
  • Heteroflexible: aquella persona que principalmente se siente atraída por el sexo opuesto, pero tiene o no descarta un futuro interés en personas de su mismo sexo.
  • Demisexual: aquella persona que solo se siente atraída por otra si existe una unión sentimental/romántica entre ellas.

Ahora que ya conoces la diferencia entre sexo, género, sexualidad y todo lo que les rodea, es el momento de transmitírselo a aquellos que no, para evitar equivocaciones innecesarias o que puedan generar conflicto.

 

fuente: womenshealth

5 lugares favoritos para tener sexo en verano

En verano se experimenta más. Según datos obtenidos a través de distintas tiendas eróticas a sus clientas, en verano 3 de cada 5 mujeres deciden experimentar con nuevas prácticas sexuales.

Con la llegada del mes de julio llegan las vacaciones, las jornadas intensivas y por lo tanto aumenta el tiempo libre. Bajan las preocupaciones y aumentan los planes de ocio lo que genera esa sensación de bienestar. Todo esto genera un aumento del deseo de probar cosas nuevas.

El clima tiene mucho que ver con este deseo de probar cosas nuevas. Las altas temperaturas hacen que destaparse no sea un problema, sino todo lo contrario. “El hecho que no haga frío nos permite innovar más, hacerlo en lugares distintos, probar posturas nuevas sin pasar frío ni estar pendiente de la manta”.Pasear y entrar a una tienda erótica a investigar, probar lubricantes sin que se peguen con el edredón y se pase frío también son ejemplos de cómo el verano hace que se experimente más con el sexo”.

Los 5 lugares favoritos para sexo en verano

1. La playa: el claro favorito con un 37% de respuestas favoritas tanto para hombres como para mujeres. El morbo a ser descubiertos, el olor y el sonido de las olas hace que la fantasía cobre vida.

Imagen relacionada

2. El centro comercial: con un 23% de las respuestas se trata del segundo lugar escogido. Con la llegada del calor estos lugares tienen aire acondicionado y está repleto de rincones deseados por las parejas, especialmente los probadores. El peligro de ser vistos también aviva la llama de la fantasía.

3. El jacuzzi: Con un 17% de las respuestas ocupa el tercer lugar. La idea de darse un baño relajante con burbujas acompañado de una copa de champagne hace que el erotismo de las burbujas cobre fuerza entre las mujeres que lo eligen como su lugar favorito.Resultado de imagen de sexo en el jacuzzi

4. El ático o balcón: Seguido muy de cerca con un 16% de las respuestas genera especial morbo el hecho de tener unas vistas panorámicas pero sobretodo poder ser observado desde cualquier punto sin saberlo. Un lugar elegido por la escena romántica y por la brisa de la noche.

Resultado de imagen de sexo en el balcon

5. En plena naturaleza: Con la llegada de las vacaciones y el aumento del tiempo libre, son muchos los planes que surgen al aire libre, con excursiones y escapadas de fin de semana. En este contexto, el 10% de las mujeres encuestadas escogieron la naturaleza como un lugar en el que poder mantener relaciones en medio de la vegetación o incluso de camping.

Y tu? Cual es tu lugar favorito para este verano?

 

 

fuente: lifestyle

Tinder y el Capitalismo sexual

La historia de la periodista francesa Judith Duportail podría ser la de cualquier joven que, con 32 años, un día se despierta sin novio y con el corazón hecho trizas, pero con un amplísimo catálogo de posibilidades gracias a las aplicaciones para buscar pareja. Ella escogió Tinder, un “auténtico supermercado a la carta con más de 60 millones de usuarios”. La cosa prometía, pero después de 870 fracasos y un tropel de decepciones, sintió curiosidad: ¿Cómo serían las tripas de este negocio? ¿Qué falso Cupido trabaja en él para flechar tan rematadamente mal?

Su intriga la llevó a destripar la maquinaria de Tinder y a narrarla con detalle en su libro  ‘L’amour sous algorithm‘. Enseguida entendió que cualquier propósito romántico queda en este tipo de aplicaciones bajo los designios de un algoritmo que decide cuándo y con quién te citarás. Y lo hace, tal y como describe en sus páginas, de acuerdo con los prejuicios sexistas y discriminatorios de quienes idearon el sistema. Le sorprendió saber que la espontaneidad queda reducida a cero.

Resultado de imagen de tinder y el capitalismo sexual

El amor en la era de Tinder, según indica Duportail, representa una nueva forma de capitalismo sexual. Para cumplir sus objetivos, el algoritmo tiene que satisfacer las expectativas de una buena parte de sus clientes dejando a un margen la sensiblería para centrarse en lo que de verdad importa: el sexo. Cuanto más rápido y menos comprometido, mejor.

Los hombres van directos al sexo

Así las cosas, los algoritmos han desarrollado sus propias triquiñuelas para facilitarle una búsqueda eficiente y rápida. El objetivo es, siguiendo con las conclusiones de la investigación noruega, contactar con el mayor número de candidatas en el menor tiempo posible. La mujer, sin embargo, se comporta de manera más cauta y perspicaz. Ottesen Kennair ve en ello una razón evolutiva: “Ellas tienen más que perder si interactúan con parejas sexuales de baja calidad”. Las estadísticas dicen que por cada doce éxitos hay 988 rechazos.

Trato discriminatorio

En sus pesquisas, Duportail encontró que el trato discriminatorio empieza en la suscripción con diferentes tipos de tarifas y un trato diferencial según lo que se pague. Más de 4 millones de usuarios de Tinder eligen algún servicio premium y más del 60% se suscribe a la opción Gold, la más cara pero también la que ofrece mayores ventajas. Ejemplo de esta práctica es la reciente condena de Tinder que le exige el abono de 23 millones de dólares a los 230.000 demandantes que se sintieron discriminados cuando se les obligó a pagar el doble por tener más de 30 años. La empresa se comprometió a abandonar esta práctica, pero sólo en California.

 

La autora asegura que el algoritmo se basa en un modelo patriarcal que favorece el encuentro de hombres mayores con mujeres más jóvenes, con poca formación y sin recursos, dejando en clara desventaja a las mujeres maduras y a los hombres más jóvenes. El sistema identifica la inteligencia, intereses, físico o etnia del usuario a partir de la biografía, fotos y contenido de los mensajes privados. Denuncia también que la app posiciona a sus usuarios a partir de lo que ellos denominan factor de deseabilidad con un sistema de puntaje, llamado Elo. También el periodista Austin Carr descubrió hace unos meses qué lo que te hace deseable para el resto de los usuarios, según los parámetros de Tinder, nada tiene que ver con la foto o del número de personas que hayan indicado que les gusta el perfil. “Es como llegar a una fiesta y a todas las personas que son consideradas demasiado feas, demasiado guapas, demasiado ricas o demasiado pobres, no tener oportunidad de verlas”, escribe en la periodista francesa.

Tinder una fábrica de generar y vender datos

A raíz de estas acusaciones, Tinder va tomando nota y, hace poco más de un mes, anunció que ya no usa el sistema Elo y, en su lugar, muestra los perfiles en función de la actividad reciente, preferencias y ubicación. Amparándose en la protección de datos de la legislación europea, Duportail quiso conocer su posición en este servicio o, dicho de otro modo, cuán deseable aparecía en la aplicación. La compañía le envió un tocho de 802 páginas con todos los datos personales recopilados, desde el contenido de los 1.700 mensajes intercambiados hasta la hora de lugar y hora de conexión, además de su información de Facebook e Instagram.

Resultado de imagen de tinder y el capitalismo sexual

Son sólo algunos de los entresijos de este capitalismo sexual cuyas cifras tienen muchos ceros. En 2018, la matriz de Tinder, Match Group, ingresó 1.700 millones de dólares. Pero la polémica llega al conocer que una buena fuente de ingresos para las aplicaciones de búsqueda de pareja es la venta de toda esa información y datos que recogen de cada perfil. Basta recordar el escándalo de Grindr, la app de ligue gay más extendida del planeta, con más de 27 millones de registros y 3,6 millones de usuarios cada día. La aplicación compartió con varias compañías los datos de sus perfiles, incluido si tenían VIH.

Duportail no reniega de las aplicaciones, pero sí aconseja informarse bien sobre la privacidad y entender que en ellas el amor se aleja de ese sentimiento de atracción emocional o sexual, para quedarse en mero producto con una rentabilidad. Son los riesgos de confiar el enamoramiento a una inteligencia artificial, algo, por otra parte, cada vez más común. De acuerdo con la Universidad de Stanford, casi el 40% de parejas nacen en ellas. Son parejas que, además, tienden a ser más sólidas, según detectó un equipo del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

 

fuente: yo dona