El deporte activa las ganas de sexo

Cuando una persona, hombre o mujer, practica ejercicio físico varias veces a la semana, o incluso todos los días, se dice que tiene un cuerpo más preparado, y se siente mejor físicamente porque está en forma. Lo que quizás no sabes es que el deporte activa las ganas de tener sexo con la otra persona, algo que viene de la mano con estar en forma y te explicamos por qué:

  • Cuando haces ejercicio físico te cansas, sí, y por consiguiente no deberías tener demasiadas ganas de practicar sexo. Sin embargo lo cierto es que sí se tienen más porque cuando sales del gimnasio tu cuerpo “arde”, estás eufórico porque has hecho ejercicio y estás caliente, con lo cual el sexo se toma como una forma de apagar ese fuego que se tiene (a pesar de que se dura mucho más).
  • También el ejercicio te sirve para eliminar el estrés y los problemas. Es como si tu cuerpo se quitara esos problemas con el sudor y luego quedas más relajada lo cual, a la hora de mantener relaciones sexuales, te permite disfrutar más de ellas y llegar al orgasmo más fácilmente, incluso hacerlo múltiple.
  • Por último, decirte que, al tener un cuerpo más escultural, ¿no crees que la simple seducción y el hecho de que te miren con deseo hará que quieras más y más sexo? O negarlo y provocar un roce picante entre los dos.

El deporte es bueno, no solo para la salud física, también para la salud sexual, así que seguro ahora empiezas a cuidarte más para mantener una mayor actividad sexual en ti.

El orgasmo masculino

Cuando un hombre eyacula, se dice que tiene un orgasmo pero, ¿sabes que no todas las veces que eyaculan sienten placer? Es posible que la eyaculación masculina no signifique, de ningún modo, que haya realmente un orgasmo, sino que es una reacción del propio cuerpo. Eso sí, el orgasmo masculino es más sencillo de conseguir que el femenino.

El orgasmo masculino

Como sabes, cuando hay una estimulación muy fuerte y constante en el tiempo el miembro masculino tienen a eyacular provocando una contracción en la próstata y éstos enviando el esperme a la base del pene por donde sale.

Normalmente cuando eso ocurre el hombre siente un inmenso placer, debido en gran parte a las endorfinas que se segregan en el cerebro que son las causantes del placer.

En una relación sexual ocurre lo mismo pero la excitación es más fuerte y el placer mayor, solo que hay algunos problemas que pueden impedir que tengas un orgasmo como son problemas psicológicos o físicos. Todo esto hace que el hombre no pueda sentir ese placer, quizás sí eyacular, pero se queda a medias y eso puede frustrarlo mucho.

Para conseguir un buen orgasmo lo mejor en estos casos es no pensar en nada, solo dejarse llevar por ese momento y disfrutar, bien de la otra persona, bien, si estás solo, de una fantasía que puedas crear para este respecto, como es el pensar que quien lo toca es una mujer o bien que hace otras cosas.

La época de más sexo

Quizás te plantees esta duda si tienes pareja o si estás soltera. A lo mejor hasta puedes comprobarlo contigo misma. ¿Cuándo se tiene más sexo? Pensemos un momento según las estaciones del año:

Primavera: En primavera las personas solemos estar algo más “locas”. Ya sabes que se dice que, “la primavera la sangre altera”. Y quizás sea cierto. Pero, de cara al sexo, ¿se tiene más? En esta época del año son muchos los que empiezan a tener cambios, a hacer frío y calor, a planificar las vacaciones y a querer acabar de una vez con el trabajo para disfrutar. Es posible incluso que tengas alergia y eso afecta a tu estado de salud. ¿Se tendría más sexo? Pues es posible que no.

Verano:
En verano no hay trabajo, o al menos no tienes tanto trabajo, y eso repercute en tu tiempo libre con lo cual podrías pensar que sí vas a tener más sexo pero el verano tiene un inconveniente: que hace calor y cuando dos cuerpos sudorosos están frotándose lo más normal es que tengas más calor con lo cual hace que no tengas tantas ganas.

Otoño: El calor ya se ha ido, ya empiezas de nuevo el trabajo; los niños empiezan las clases pero, ¿se tiene más sexo? En esta época el estrés, la vuelta al trabajo y tener que hacerte cargo de nuevo de ello puede repercutir en las ganas del sexo.

Entonces, ¿qué nos queda?

Invierno: El frío, dos cuerpos abrazaditos, el calor de ambos, la sensación de estar arropada de tu pareja. ¿No pensarías que es cuando más ganas tienes de sexo? Así es, eso es lo que te encuentras en estos momentos, con que el invierno es la estación del año en que más sexo se practica debido precisamente al frío y al hecho de que, al buscar a la otra persona, una cosa lleva a la otra.

Cómo se pone un condón

Parece una tontería, lo sabemos, pero seguro que hay jóvenes que no sepan cómo utilizar un condón y eso no debe ser así, tanto para protegerse él mismo como para proteger a la otra persona. Además, el conocimiento no viene ya aprendido, es algo que se debe aprender poco a poco, por eso te hablamos de cómo se pone un condón.

Pasos para poner un condón

Lo primero para poner un condón es tener uno. Puedes comprarlo en muchos lugares, aunque los mejores son las sexshop o en farmacias. También hay máquinas expendedoras que pueden sacarte de un apuro. Sea como sea, el condón es imprescindible.

A continuación toca abrirlo pero hazlo con cuidado para no romper el condón, que es frágil y no te serviría de nada. También cuidado con las uñas, ya sean las tuyas o las de tu pareja, porque cualquier tirón puede rasgarlo.

Ahora toca ponerlo. Una vez lo tengas en la mano coge tu pene y tira hacia atrás del prepucio para que no estorbe. Desenrolla un poco el condón para oprimir la punta y, entonces, deslizar el condón a lo largo de tu pene. Si ves que te cuesta trabajo echa un poco de lubricante extra (aunque el condón ya tenga). Eso sí, recuerda que has de tener una erección para ponerte, de lo contrario podría hacerte daño.

Si ves que mientras estás manteniendo relaciones el condón se resbala lo mejor es parar un momento. Seguro que no quieres que el condón se quede dentro de la mujer, ¿verdad? Más que nada porque si no podéis sacarlo deberás ir a Urgencias y ahí sí te dará mucha vergüenza explicar lo que ha pasado.

Recuerda algo también, no uses dos condones, ni un condón masculino y uno femenino, más que nada porque tiene más probabilidades de romperse y no te servirá de nada.

¿Has practicado y te has hecho ya un experto?

El condón femenino

Seguro que cuando oyes hablar del condón, también llamado preservativo, piensas en el condón masculino, el que se colocan ellos en su miembro para penetrar a la mujer y prevenir así de enfermedades de transmisión sexual, sobre todo cuando no se tiene pareja, o bien para prevenir de embarazos cuando no se quieren tener más hijos.

Sin embargo, lo que a lo mejor no sabes, o no has visto, es que también para las mujeres hay un condón femenino, más grande y extraño una vez que lo ves, pero efectivo cuando sabes cómo ponértelo.

El condón femenino

El condón femenino también es llamado condón vaginal y es una funda, como el masculino, que se pone en las paredes de la vagina con un tiempo limitado, no como el masculino, de solo unos minutos, sino de horas ya que se puede poner hasta 8 horas seguidas.

Este condón es más sencillo de poner porque no queda ajustado, al contrario, la humedad y temperatura de la vagina es lo que hace que se adhiera y, según dice, no se nota siquiera, pero sí te puede proteger como el condón masculino.

El primero que apareció fue en 1992 en Inglaterra y Estados Unidos y poco a poco se fue comercializando en otros países aunque lo cierto es que no está tan extendido como el condón masculino.

Hoy día este tipo de condones son muy efectivos porque pueden proteger, no solo a la mujer, sino también al hombre. Lo único es que la colocación suele ser complicada.

El orgasmo femenino

Todas sabemos lo que es el orgasmo masculino y que éste llega de muchas formas diferentes. Pero hay ocasiones en que el orgasmo femenino, que también puede darse, en algunas mujeres puede tardar más en darse  y eso hace que no disfrutes tanto como tu pareja pero, ¿sabes que un orgasmo puede conseguirse?

El orgasmo es algo así como “arder”, es un placer intenso que se siente en todo el cuerpo y se produce con la excitación está al máximo. Normalmente esto suele ocurrir cuando se estimula la zona del clítoris y la vagina y, dependiendo de que la mujer sea clitoriana o vaginal, es decir, que se excite más con el clítoris o con la vagina, potenciarlo o no.

Una de las diferencias que hay con el orgasmo masculino es que el femenino puede producirse en cascada, es decir, que no se queda solo en uno, puedes provocar a tu pareja varios a la vez simplemente sin dejar de estimular la zona mientras está teniendo el primer orgasmo. La mayoría de las mujeres, en esa situación, rompen en un segundo orgasmo y pueden tener más siempre que se les estimule aunque hay que tener cuidado porque el corazón sufre en esos periodos cuando es demasiado ya.

Si quieres sentir lo que se siente con un orgasmo tu órgano es el clítoris. Con él, al ser tan sensible, conseguirás llegar a uno con solo tocarlo y estimularlo aunque puedes utilizar otros juguetes como un vibrador o una bala vibradora que te ayude a ir más rápido. Que no te asuste si te dan ganas de orinar, es algo normal y no tiene por qué ser orina de verdad, es algo llamado eyaculación femenina.

Regalos para estas Navidades

Con la llegada de la Navidad los niños sin duda están emocionados porque saben que, una o dos noches, tendrán regalos especiales de unos hombres que no pueden ver pero que les dejan regalos por haberse portado medianamente bien.

En el caso de los más grandes, hombres y mujeres, también hay ilusión por un regalo esta Navidad solo que los regalos para ellos suelen ser calificados como para mayores de 18 años, sobre todo si con la otra persona no tienes problema de hacer un regalo así. Pero, ¿qué puedes regalar?

Regalos eróticos de Navidad

Entre los regalos de esta Navidad que podrías hacerle a una persona podría estar, como primero, el vibrador. Es uno de los juguetes eróticos más comprados y utilizados con altas dosis de placer, más incluso que otro tipo de artículos, aunque los otros complementan estupendamente.

Tienes muchos tipos de vibradores, desde los sencillos hasta los dobles o incluso triples que estimulan las tres zonas más erógenas de una mujer. Así mismo, hay otros muchos juguetes eróticos que puedes regalar.

Otro juguete a regalar, en este caso para el hombre, es el anillo vibrador ya que con él consigue una estimulación extra, y de paso también excita a la mujer con el roce al sentir la vibración, sobre todo en la zona del clítoris.

Pero si prefieres algo más suave, ¿qué tal unos aceites o afrodisiacos? Los aceites pueden servirte para hacer un masaje erótico a tu pareja y si es afrodisiaco hará que el cuerpo reaccione y, por contacto, también lo hará el tuyo.

¿Sabes ya lo que vas a regalar estas Navidades?

Sorpresas eróticas de Navidad

De cara a la Navidad, es posible que hayas pensado en hacer este año un regalo más original o picante a tu pareja, y claro, regalar algo así implica también que se regale de un modo especial pero, ¿cómo preparar una sorpresa erótica de Navidad? Nosotros te proponemos tres:

Sigue los pasos

Los regalos de Navidad normalmente se dan por el día de Navidad, el 25 de diciembre, pero si sois dos solo puede haber una excepción con este regalo más… sensual. Por ejemplo, puedes pedirle que suba a casa sola, mientras tú aparcas, y haber preparado previamente la casa, dejando unos pétalos de rosa como un camino y un sobre con instrucciones, o con notas de amor, hasta llevarla al lugar donde estará su sorpresa, a poder ser en un envoltorio bien cuidado.

Seguro que la sorprenderás gratamente.

Despertando con su regalo

¿Te imaginas despertarlo (o despertarla) con su regalo? Espera a que esté bien dormido, o despiértate a medianoche y enciende el fuego que seguro tiene en su interior con ese juguete que le hayas comprado. No se esperará esa estimulación y lo pillará por sorpresa, de tal forma que podrá sentirlo mucho más. Eso sí, no es una sorpresa si tu pareja tiene mal despertar (hay que tenerlo en cuenta).

Regalo erótico oculto

Si planeas hacerle otros regalos además del regalo erótico de Navidad, puedes pensar en meterlo dentro de otra sorpresa. Por ejemplo, podrías considerar poner el regalo en el ramo de rosas que le regales, o en la caja donde esté su otro regalo. ¿Cuál crees que será el regalo que cogerá primero? ¿O no podrá tocar ninguno? Imagina esa escena delante de la familia, el morbo estaría servido. Es una sorpresa para los más atrevidos.

Juguetes de las sombras de Grey

El rotundo éxito y el furor que existe actualmente en el mundo entero sobre la saga de libros de E.L James, la trilogía 50 sombras – 50 sombras de Grey, 50 sombras más oscuras, y 50 sombras liberadas – ha hecho que las mujeres del mundo entero estén revolucionadas y la literatura erótica cobre ahora mismo una importancia de la que muchas editoriales ya se hacen eco.

Podríamos decir que los libros de las sombras de Grey han detonado la mecha, una literatura romántico-erótica que ya se podía leer a través de internet en grupos de traducción y en foros que iban comentando de otros autores. Ahora, la literatura está de moda, sobre todo con argumentos sólidos que, además, ofrezcan un momento de placer al lector, sobre todo al público femenino.

Sin embargo, el éxito de los libros de 50 sombras ha ido más allá pues se pueden adquirir los juguetes del libro, una de las novedades en Reina Picara para muchas de nuestras clientas. A través de los juguetes podrás llevar a cabo las fantasías que seguro has tenido al leer los libros y podrás probar incluso lo que se siente con la dominación y sumisión. Los productos son una iniciación a esta forma de mantener relaciones, pero te dará una idea aproximada de una sumisión suave, y una dominación también suave.

Los juguetes puedes comprarlos por separado pero también existen kits con los principales juguetes eróticos utilizados en el libro como vendas o restricciones (simulando en algunos casos la corbata del propio protagonista).

El problema que tendrás ahora es que no te decidirás por uno, ¡los querrás todos!