SORTEAMOS CHICOS POR SOLIDARIDAD!

Este año nuestra Reina quiere que lo empieces en buena compañía y de una forma muy divertida y original!
Hemos cambiado la panera de todos los años por una Cita con cena y regalo erótico para que te traten como una autentica Reina.
Puedes comprar un número en nuestra tienda situada en Pi i Margall 36 y entrarás en el sorteo de una velada muy especial, siempre con ganas de pasarlo bien y sobretodo muy buen humor.
Si eres la afortunada podrás combinar tu pack de Navidad  como más te guste o más se adapte a tus necesidades!
Escoges chicorestaurante juguete!! se puede pedir más??
Nuestros candidatos son chicos normales y corrientes de varios estilos, buena gente,  guapetes y simpáticos que se han ofrecido a participar en nuestra iniciativa por una buena causa. Además están  deseando pasar un rato agradable y cenar con la chica que lo haya escogido!
CANDIDATOS
Los restaurantes colaboradores son de primera y de nuestra ciudad, donde también podrás escoger aquel estilo que más te apetezca.  Moderno, vegetariano, italiano??
Tu eliges!
 
LOGOS-BLOG-REST
 
Poco a poco os los iremos presentando junto al menú que ofrecen para la pareja ganadora.
Por último nuestros los juguetes a escoger son de los más vendidos por nuestra Reina, fantasía, realistas, divertidos…para todos los gustos y colores XD
JUGUETES-A-SORTEAR
Además de unas risas quien sabe si puede surgir el amor?? Esta claro que si la chispa no surge, por lo menos habrás cenado en buena compañía y te llevarás un juguetito para disfrutar a solas..
Además todo tiene un fin solidario, ya que la recaudación íntegra irá destina al Rebost Solidari de Sabadell, entidad que se encarga de ayudar a las familias con dificultades de nuestra ciudad.
REBOST
No te cortes y anímate a participar en nuestro sorteo Pícaro y Solidario, además de una experiencia divertida ayudarás a familias que realmente lo necesitan.
Un saludo a todos nuestros seguidores picarones y muchas gracias de antemano!!

Adicción al sexo, un riesgo latente en una sociedad del deseo

La dependencia del sexo es un hecho cada vez más frecuente en nuestra sociedad. No es una moda, sino el reflejo de la facilidad con la que se tiene acceso a gran diversidad de contenido erótico, porque esta sociedad fabrica y vende deseos. Así acaba llegando la adicción al sexo.

El psicólogo Roberto Sanz, miembro del Colegio de Psicólogos de Madrid, recuerda que una adicción “es la pérdida de control o la incapacidad que tiene una persona para frenarse de hacer algo. A la larga, ese algo le trae consecuencias negativas”. Hablando de sexo, el especialista asegura que es muy fácil volverse adicto, pues representa placer y genera una reducción importante de la ansiedad, la cual puede ser reflejo de una educación sexual enfocada hacia lo negativo.

“Mucha gente crece con una inadecuada educación sexual y cuando se inicia en el sexo, mezcla su ansiedad con el tabú”, explica. A eso se le suma que la publicidad y los medios de comunicación utilizan la sensualidad como gancho para atraer audiencia y que, gracias al Internet, se tiene acceso inmediato a la pornografía: “La sociedad en la que vivimos fabrica muchos deseos con la publicidad o los medios de comunicación. La gente se ve rodeada de estímulos”.

Por otra parte, la necesidad de afecto también es motivo para que las personas busquen confort en el sexo, como señala el psicoterapeuta, Fernando Botana, director del centro contra las adicciones Sinadic: “El sexo es un contacto que, por sus signos placenteros, se puede confundir con lo afectivo. La persona encuentra eso que no encuentra en la vida ordinaria”. La adicción sexual se da principalmente en hombres y puede ir desde realizar llamadas a líneas eróticas constantemente en un día, hasta a buscar una prostituta cada media hora, situaciones que afectan la vida cotidiana del adicto gradualmente.

En principio, la persona lo consigue mezclar con su rutina, sin embargo, mientras más se adentra al vicio, más difícil le será realizar un balance. “Ver porno o masturbarse son actividades que en principio, se pueden hacer en 15 o 20 minutos. La persona sigue con su vida absolutamente normal, hasta que empieza a desaparecer cada vez más seguido para hacer sus cosas y entonces su vida se ve afectada”, comenta el psicólogo, Roberto Sanz.

No hay que llegar al extremo para pedir ayuda En el libro S = EX² del escritor Pere Estupinyà, se narra el caso de Joe, un adicto que llegó a buscar ayuda luego de gastar todo su dinero en prostitutas y con una lesión en la muñeca de tanto masturbarse. “No es extraño encontrar hombres que se masturban más de diez veces al día. Joe nunca está satisfecho. Termina con una prostituta y a la media hora está buscando sexo de nuevo”, detalla el autor de la obra que aborda, entre otros temas, los factores que desencadenan esta dependencia.

Estupinyà consultó al psiquiatra Richard Krueger y a la terapeuta Meg Kaplan, expertos en hipersexualidad de la Universidad de Columbia, quienes aseguran que cualquier deseo no satisfecho puede convertirse en obsesión hasta llegar a ese punto. En el caso del libro, Joe acudió a terapia cuando sintió que tocó fondo, pero el fondo no es el mismo para todos. Según explica el psicoterapeuta Fernando Botana, llegar al punto de pedir ayuda varía en cada caso, pues depende de la carga moral que tenga, así como de cuán dañada se haya visto su rutina. “Muchos llegan cuando ya les impide vivir, cuando han perdido el trabajo por estar más pendientes de sus costumbres sexuales o cuando la pareja se ha dado cuenta de ellas y los han dejado o han amenazado con dejarlos”, señala el experto.

La psicoterapia consiste en tratar al adicto de manera individual para detener las conductas, controlar los impulsos y cambiar los hábitos. A diferencia de otras adicciones, en ésta no se le puede alejar por completo al enfermo, pues tiene que aprender a disfrutar de su sexualidad de manera sana y sin sucumbir a sus conductas compulsivas. “Tienen que mantener un nivel de prácticas sexuales y de deseo.

Eso se logra con nueva educación sexual aparte del control de impulsos. No sólo es que la persona tenga una vida sexual, sino que tenga una vida sexual lo suficientemente satisfactoria para que no tenga que volver a sus conductas”, subraya el psicólogo, Roberto Sanz. Eso se consigue sólo con tiempo pues según los expertos, el adicto debe acudir a terapia incluso años después de detectado el problema.

Es decir, el sexo como enfermedad y una adicción más en nuestra sociedad.

 

fuente: 20 minutos

Porno para mujeres: placer con vídeos eróticos

Aún existen argumentos muy anticuados … ¿por qué hay quien piensa que a las mujeres no les puede gustar el porno? A pesar de lo mucho que ha evolucionado la sociedad en los últimos años en lo que a igualdad de sexos se refiere hay una cosa en la que aún siguen latentes esas diferencias: el sexo,  valga la redundancia. Parece que el hecho de que la mujer sienta el mismo placer que el hombre no está bien visto.

art.women.and.porn.o

En algunos ámbitos sigue siendo un tema tabú, con lo que la pornografía lo es aún más. El porno formaba parte de la intimidad, exclusivamente de la masculina. Era algo que sólo se comentaba entre amigos y por lo que uno podía llegar a avergonzarse. Sin embargo, si les gusta a los hombres, ¿Por qué no iba a gustarle a las mujeres? Que a una mujer le apetezca ver una película pornográfica no tiene ninguna diferencia con que lo haga un hombre. Tanto uno como otro puede sentir placer viendo escenas cargadas de erotismo.

La gran diferencia es, probablemente, que hasta hace poco eran pocas las mujeres que se atrevían a reconocer que les gustaba ver pornografía. El uso de Internet, los foros y webs especializadas han supuesto una liberación en este sentido al haber contribuido de manera considerable a que estos gustos, que eran evidentes y naturales, se hagan cada vez más notorios.También se han convertido en una inagotable fuente de información. El auge de la literatura cargada de erotismo también ha ayudado a que se empiece a desmitificar el hecho de que una mujer pueda sentir placer viendo o imaginando escenas de sexo.

Pornografía para mujeres

En los últimos años se ha avanzado en este terreno y se ha descubierto que no sólo es posible que a una mujer le guste el porno, sino que hay determinados vídeos que están hechos específicamente para este tipo de público. Hasta hace poco la industria del porno tenía al hombre como principal cliente, pero las cosas empiezan a cambiar. Primero se fijaron en el público homosexual y ahora en el sexo que quieren ver las mujeres, sean gays o heteros. Nuestra Reina te ofrece un amplio surtido de cine pornográfico para chicas. Películas cuidadas, con guión y con escenas muy calientes.  Ideales para ver a solas o en pareja.

En el porno tradicional las mujeres no son protagonistas, más bien son un ser cuya única finalidad es proporcionar placer al hombre. Ese tipo de fantasía no es la que suele gustar en la vida real a las chicas, por lo que quienes realizan este tipo de cine X le dan una vuelta, convirtiéndola en parte importante de la historia, con deseos propios y sin ser una sumisa. La trama está más cuidada y los personajes mejor construidos así como la decoración, la iluminación, la música, los planos o los diálogos. De esta forma se pueden llegar a conseguir vídeos más cargados de erotismo que aquellos que son más explícitos.

Podemos recomendarte peliculas como Cinco historias para ella, The Gift o la nueva obra de Erika Lust, Cabaret Desire.

Pero en gustos no hay nada escrito y puede que haya mujeres que sientan más placer viendo vídeos de porno duro y hombres a los que le guste la considerada pornografía para chicas. De igual manera lo importante es disfrutar. Internet está poblado de webs en las que ver vídeos de todas las clases para saber qué es lo que realmente nos gusta. Así que si sientes curiosidad no hay nada mejor que echar un vistazo a lo que nos ofrece la red. Investiga y descubrirás que es lo que más te gusta.

Dudas sobre vídeos porno

Me apetecer ver una película erótica ¿Es raro? En absoluto. La sexualidad forma parte de la naturaleza del ser humano y es habitual que en determinados momentos nos haga una llamada de atención.

¿Por qué quiero ver porno? Pues por la misma razón que a un hombre. Para satisfacer un deseo o para relajarte.

¿Las películas X producen beneficios o daños? Prevalece lo positivo sobre lo negativo. Producen placer físico, psicológico, nos ayudan a liberar tensiones y pueden ponernos a tono antes de tener sexo con nuestra pareja o de darnos placer a nosotros mismos. Por el contrario una sobre exposición a esta pornografía puede hacernos adictos, pero esto no es lo habitual.

Erotismo en pareja

La pornografía puede formar parte de la relación y, en ocasiones, hasta llega a ser recomendable. Viéndolo en un vídeo podemos descubrir nuevas posibilidades, explicar a nuestra pareja qué queremos hacer en la cama o preparar nuestro cuerpo para tener relaciones sexuales. También contribuye a dejar volar nuestra imaginación. Si te apetece ver una película porno con tu chico, o con tu chica, coméntaselo. Lo más seguro es que la respuesta sea afirmativa y los dos paséis un buen rato.


Las mujeres que ven porno no son raras, ni pocas. El erotismo está a su alcance, al igual que al de los hombres. Y puede ser disfrutado en pareja o en solitario. Tú decides!

 

 

fuente: Bekia

No puedo evitar espiar el móvil de mi pareja

Todos hemos notado que la relación de pareja convencional se ha visto modificada, a mejor o a peor, con la existencia de los teléfonos móviles y nuevas tecnologías.  Ahora puedes estar comunicado con tu pareja las 24h del día, enviarle mensajes, saber lo que está haciendo en cada momento y, en muchas ocasiones, se crean disputas innecesarias y también sospechas.

El uso de estos teléfonos sería perfecto si todos lo utilizásemos de un modo responsable, no agobiando a nuestra pareja y dejándole la libertad que todos merecemos. El problema es que puede convertirse en nuestro peor enemigo cuando convivimos con una persona que sufre de celos. Facebook, Twitter, Whatsup… aplicaciones a nuestro alcance que nos pueden traer más de una desconfianza.

¿Es necesario darle privacidad?

Si ambos tenéis la suficiente confianza como para estar seguros de que no se está produciendo una infidelidad, todo irá bien. Si tu pareja desconfía de ti, deberías intentar averiguar el por qué. Es posible que con el paso del tiempo hayas dejado de prestar la atención que se merece a la comunicación. Al llegar a casa no cuentas nada sobre tu día y esto lleva a tu pareja a sospechar que estás ocultando algo, aunque posiblemente lo que sucede en realidad es que no te gusta hablar del trabajo o que estás demasiado cansado como para hablar de tus problemas. Tal vez tampoco ayuda que estés todo el día enganchado a tu móvil y te suenen cada dos por tres avisos de mensajes.

Estas situaciones deben evitarse sea como sea, no es justo que tu pareja tenga que sufrir por tu falta de comunicación. Por otra parte, si esto ya ha sucedido en tu relación, lo mejor sería hablar sobre fidelidad y celos con tu pareja, cualquier cosa antes de espiar su teléfono móvil.

A pesar de que una pareja es cosa de dos, debes entender que continuáis siendo individuos con vuestros propios derechos y espacios, hay cosas que se comparten por el simple hecho de vivir en pareja, y por lo tanto se utilizan en común, pero no es el caso del teléfono móvil.

El teléfono móvil es una herramienta personal de cada uno, en el cual guardamos fotos  de nuestros amigos, mensajes en los que nuestros conocidos nos cuentan sus problemas e información de bancos u otras gestiones. Si hay un lugar en que se encuentre toda nuestra vida almacenada, ese es nuestro teléfono móvil, y por lo tanto no tenemos porqué compartir esta información con nadie del exterior. Hoy en día para muchos el móvil es sagrado, algo tan privado como cotillear el correo ordinario, agendas u otros…

Obviamente, si tenemos la suficiente complicidad en nuestra relación como para compartir estos datos, no debería existir ningún problema a la hora de compartirla en la intimidad. Pero siempre respetando la propiedad del otro y mirándolo con su propio consentimiento. En ningún caso espiar el teléfono a sus espaldas.

¿Por qué no comparte sus mensajes conmigo? ¿Esconderá algo?

Normalmente los usuarios de telefonía móvil tenemos largas conversaciones de mensajes con amigos, conocidos o familiares. Hay personas que además son muy cautas con su privacidad e intentan leer estos mensajes cuando nadie más puede verles. Si es el caso de tu pareja, lo mejor sería hablarlo con él y averiguar por qué se esconde para leer sus mensajes de texto. En este caso no se trata de un simple ataque de celos,  sino que la otra parte te está incitando a que sientas una curiosidad natural. No tiene porqué ser algo relacionado con la fidelidad, pero es lógico que nos interesemos por nuestra pareja. Tal vez esté discutiendo con alguien y no quiera preocuparnos, o esté haciendo nuevos amigos y no quiera que leamos lo que hablan entre ellos.

Son tantos los casos que podemos encontrar en una conversación telefónica que hacer conjeturas inventadas sería flagelarnos a nosotros mismos una y otra vez. Intenta hablar con tu pareja antes de entrar en una crisis causada por los celos y la sospecha. Si tu pareja no quiere darte ninguna explicación, y en absoluto quiere decirte las personas con las que habla por el móvil, tienes todo el derecho a sospechar y la necesidad de hablar con él.

¿Debo compartir los míos?

Compartir los mensajes de texto en una relación no es algo realmente necesario, aunque es cierto que si esto se hace, ayudará a crear más confianza entre vosotros y, de este modo, evitaremos sospechas por infidelidad.

Si crees que tu pareja se dedica a espiar tu teléfono móvil, deberías hablarlo con él y decirle que ese no es el camino correcto. No importa si guardas algo o no en tu móvil, pero esto es una falta de respeto que no se debe consentir. Es una muestra de que tu pareja no confía en ti.

Tampoco es necesario llevar esto a extremos y blindar nuestro teléfono móvil con claves y contraseñas que nuestra pareja desconozca, pues sería lógico que nuestra pareja empezase a sospechar que algo está sucediendo tras tanta seguridad.

Si eres consciente de que tu pareja empieza a sospechar que hablas con otros hombres por móvil y no es así, no alargues ese sufrimiento innecesario. Finalmente terminará por explotar y se creará una discusión basada en la nada de la que los dos saldréis mal parados.Habla con él, utiliza siempre la conversación para llegar a una solución a vuestro problema y entrad en razón, los celos no deben basarse en hechos inexistentes, la fidelidad se basa en la confianza, y el hecho de espiar el teléfono de nuestra pareja es un claro síntoma de desconfianza. Por lo tanto, si nuestra pareja espía nuestro móvil, debemos empezar a solucionar nuestros problemas de inmediato.

Toma nota y que el móvil y las nuevas tecnologías no te creen discusiones o ataques de celos innecesarios. Más que un enemigo utilízalo como un cómplice. O no a todas nos gusta recibir mensajitos románticos y subidos de tono??

 

Consejos para un Sexo oral de locura.

El sexo oral es conocido como cunnilingus, en el caso de las mujeres y como felación en el de los hombres. El término se refiere a dar y recibir placer chupando, lamiendo, mordiendo, besando, absorbiendo, cosquilleando las partes íntimas de la pareja.Sobre todo, cuando todavía no tenemos confianza en las relaciones sexuales puede que nos de reparo practicar sexo oral a la otra persona. ¿Le gustará?, ¿Lo estoy haciendo bien?, ¿por qué tarda tanto en tener un orgasmo? son dudas que nos asaltan antes, después e incluso, en el mismo momento en el que practicamos sexo oral a la otra persona.

Ahora es el momento de que sepas, al menos, algunas de las técnicas sexuales para el sexo oral ¡que no te fallarán!

Cómo empezar

Puedes empezar lamiendo su pene desde arriba o desde  abajo, como prefieras. Empieza lenta y suave, sin apoyar tu lengua entera, con la puntita y ve sacándola poquito a poco, cada vez más húmeda subiendo y bajando por el pene. No se lo podrá creer. En estos momentos su atención sólo estará ahí abajo, por eso, es muy importante que no os distraigáis.

Ahora que los dos estáis húmedos introduce su pene en tu boca hasta dónde puedas llegar. No hay nada peor que te entren náuseas, así que hazlo lentamente y siempre y cuando también sea placentero para ti. 

Un lubricante de sabor te será muy útil para darle un toque tropical o dulzón a vuestras partes más íntimas.

Vuélvele loco

Ahora que ya la tienes dentro de tu boca. Una de las mejores cosas del sexo oral es que puedes jugar todo lo que quieras con tu lengua, tus labios, con mordisquitos y con tu mano. Intenta alternar con todo esto los movimientos que haces en su pene. Coge el pene por su mango con una mano mientras tienes la puntita dentro de tu boca jugando a que la besas con tus labios y tu lengua, alrededor del glande y la corona. Mientras lames su pene como si no dejaras de succionarlo y acariciarlo como un buen helado de vainilla, aprieta con la mano la base del pene y sube y baja rítmicamente. Verás como todo su cuerpo se retuerce, su respiración se entrecorta y la dureza y firmeza de su pene aumenta a cada paso. El sexo oral, para algunas personas, es lo más placentero que hay.

Explosión total

Cuando empieces a notar que su pene está a punto de estallar, no dudes en chasquear tu lengua contra su glande y aumentar el ritmo cuando subas y bajes con la mano o con la boca por su pene. Si tu pareja, mientras practicas sexo oral, no te avisa de cuándo va a eyacular, no te preocupes porque lo vas a notar.

En ese momento notarás como su pene se hincha un poco más, ¡aunque parecía que era imposible! hasta eyacular. Justo antes de la eyaculación no pares de lamer su frenillo y su glande como si de un chupachups se tratara, ¡le flipará!

En la actualidad también existen cosméticos especializados para sexo oral, como el Divino Placer Oral de Shunga, que además de aportar un bonito y sensual brillo a tus labios te servirá para realizar un sexo oral más intenso y excitante. Si lo prefieres más sabroso tienes la variante de Kamasutra que además aporta sabor.

¿Cuáles son tus trucos sexuales a la hora de hacer una felación?, ¿qué es lo que más le gusta a tu pareja?, ¿cómo empiezas el sexo oral?, ¿te da vergüenza el sexo oral? Déjanos tus comentarios de forma anónima y comparte con  tus inquietudes.

 

fuente: Cosmopolitan

 

¿Por qué te aburres con tu pareja? 15 signos de alarma

Por alguna de estas 15 razones puedes estar aburrida de tu pareja. La rutina, la falta de interés en el sexo o la incomunicación son algunas de las razones que propician el aburrimiento en la pareja. Pero no te preocupes, hay esperanza. Si sabes el problema, quizá estés más cerca de la solución.

Si estás aburrida de tu pareja, quizá te sientas identificada con alguna de estas 15 razones que hacen que llegue el sopor a una relación. ¿Te ves retratada en alguna de ellas?

1. La rutina del día a día. Tu relación es absolutamente predecible. No hay sorpresas. Los días, las semanas y los meses son idénticos. Sabes exactamente lo que va a pasar cada día, lo que vais a hacer juntos, incluso eres capaz de predecir las pequeñas discusiones que pueden surgir y cuándo. Cuando el amor empieza a ser monótono la sensación es como la de estar atrapado en una habitación cerrada con un candado. Intenta romper la rutina planeando algo distinto pero sencillo, un cambio de horario, una cervecita juntos después del trabajo, un masaje o caricias antes de ir a dormir..

2. Vuestra vida no es demasiado interesante. ¿Recuerdas la última vez que hicisteis juntos algo verdaderamente apasionante? Cuando llevamos mucho tiempo en una relación con una persona, empezamos a dar por hecho el entusiasmo y la sorpresa del otro. Quizás ya no se entusiasme con lo mismo de hace cinco años. Y tú probablemente, tampoco. Si estás aburrida porque tu relación no te causa ningún tipo de interés, haz algo al respecto. Haz cosas nueva, improvisa una cena cualquier día de la semana, un viaje, pasa una noche en un hotel de la ciudad sin ninguna necesidad, solo porque os apetece cambiar de cama.

3. Unos cimientos frágiles. Cuando dos personas se enamoran, los expertos en pareja siempre aconsejan que se tomen un tiempo. Enamorarse demasiado rápido puede significar construir la relación sobre puntos débiles. Especialmente si uno de los dos está intentando superar a un ex o si lo que les une al principio es un buen ajuste sexual. Lo mejor es ir despacio, y no tomar decisions importantes como irse a vivir juntos.

4. Aparecen mejores oportunidades por doquier. Cada vez que miras a tu alrededor, no importa dónde, siempre ves mejores oportunidades que la que supone la persona que tienes al lado. Te gusta tu pareja, mucho, pero en algún lugar profundo de tu corazón esperas más o sientes que mereces algo mejor.

Si ése es tu caso, no tienes muchas opciones. Lo más honesto es terminar la relación y buscar algo más parecido a lo que quieres. De lo contrario nunca serás feliz ni dejarás serlo a la persona que está contigo.

5. Tienes o estás teniendo un ‘affaire’ que se te va de las manos. Quizás se estén creando lazos emocionales con un amigo o amiga o un compañero de trabajo muy cercano. Quizás estabas jugando y las cosas se han tornado más serias de lo que esperabas y están afectando tu vida de pareja. ¿Te sientes más cómoda hablando de temas personales con alguien que no es tu pareja pero que podría serlo? A menos que sea capaz de reconocer este hecho ante tu pareja, comenzarás a aburrirte y a desconectarte de él.

6. El sexo es aburrido. El sexo puede volverse muy monótono con los años. Sota, caballo y rey. Si te divierte más inventarte excusas para evitar el sexo que irte a la cama con tu pareja, quizás estés algo más que aburrida con tu pareja. Piensa en ello. Una buena opción es también recurrir a los juguetes eróticos, te ayudarán a darle un toque distinto a tus relaciones de pareja.

7. Los buenos recuerdos empiezan a escasear. Los recuerdos de los buenos momentos compartidos crean lazos entre los amantes y entre los amigos. Es así como funciona la vida. Si dejas de crear entusiasmo y de compartir momentos que luego se convertirán en buenos recuerdos, llegará el día en que no tendrás nada especial que os una.

8. Problemas de comunicación. ¿Estás cansada de intentar explicar las cosas a tu pareja porque te resulta engorroso entrar en los detalles de cada acontecimiento? Esto es exactamente el comienzo de la pérdida de comunicación en una relación. Estar aburrido de contárselo todo o sentir que los pequeños detalles no son importantes y no vale la pena compartirlos con el otro. Realmente las cosas pequeñas son las que cuentan.

9. Falta espontaneidad. Planear toda la vida con sus horas, sus días y sus meses es el modo perfecto de preparar tu relación para el futuro. Pero la realidad es que en algún momento necesitaréis saltaros ese guión para que la relación siga siendo interesante.  Prepara las maletas y sorprende a tu pareja con una escapada romántica o un plan totalmente inesperado.

10. Echas de menos estar soltera. Es difícil de reconocer esta sensación y es un lugar difícil donde moverse si tienes pareja. Sin embargo, lo mejor que puedes hacer es plantarle cara al asunto e intentar explicarte a ti mismo lo que te pasa para intentar buscar una solución. Intentar ignorarlo solo servirá para que la sensación se haga más fuerte y aparezca en los momentos más inconvenientes. Piensa en lo que hacías cuando eras soltera y ahora ya no puedes hacer. Si lo único que echas de menos es flirtear con otros, quizás sea el momento de reconocer que quieres volver a estar sola.

11. No compartís metas ni pasiones. Cada uno avanza en un sentido, a veces en sentido contrario. Con el tiempo esto se convierte en que cada uno habla de lo que le interesa y ambos se aburren como ostras cuando están juntos. Construir juntos castillos en el aire une a una pareja, suspirar por lo mismo es un modo de ilusionarse con una vida futura, aunque las cosas nunca lleguen a ser tal y como las habíamos imaginado.

12. Demasiado tiempo juntos. Pasar tiempo juntos es bueno. Nunca he acabado de creerme a esas parejas en las que cada cual hace todo por su lado. Sin embargo, demasiado tiempo juntos es claustrofóbico. Aquí hay que practicar el arte del equilibrio. Disfruta de espacio para tus amigos, tu familia y tu pareja.Hay que tener cosas que contarse al final del día. Si estamos todo el día juntos, ¿de qué vamos a hablar? Este punto también puede aplicarse en el sexo, nada mejor que el sexo a solas para conocerte mejor y disfrutar de un rato de intimidad.

13. Estás interesada en alguien más. Esto pasa todo el tiempo, no tienes que sentirte culpable por ello. Pero aún cuando no te pase por la cabeza engañar a tu pareja, el interés y entusiasmo que esa nueva persona aporta a tu vida te puede hacer asumir que tu relación es aburrida y monótona. Es muy difícil no hacer comparaciones. Date tiempo a ver hacia dónde va ese nuevo interés y cuánto tiempo consigue tenerte abducida.

14. Algo en tu pareja te molesta. ¿Encuentras en tu pareja algún detalle que te resulta molesto o desagradable? ¿Quizás es vago o torpe? Intenta decírselo de la mejor manera pero no te lo guardes. Incluso los detalles más pequeños suelen ir a más y convertirse en algo insoportable con el tiempo.

15. Sientes que has perdido tu vida. No tienes tiempo para ti fuera de la relación. Has renunciado a tu amigos y a tus hobbies por pasar más tiempo con tu pareja, y ahora sientes que has renunciado a demasiadas cosas por algo que no ha acabado siendo tan maravilloso como esperabas. Evita llegar a este punto y aprende a equilibrar tu vida entre tu pareja y tu vida anterior, pues seguramente ha tenido cosas maravillosa que vale la pena conservar.

 

 

Fuente: Mujerhoy

 

 

¿Más infieles por culpa del paro?

El paro se ha convertido en uno de los enemigos modernos del amor. Al menos, según demuestra un estudio llevado a cabo por la web de contactos extramatrimoniales AshleyMadison.com, que relaciona el aumento de la cifra de desempleados con el crecimiento del número de suscripciones a su página.

Este portal, ha realizado una comparativa entre la tasa de paro trimestral y el aumento de usuarios inscritos desde su desembarco en nuestro país a finales del 2011, cuando la tasa de parados se situaba en el 21,52%, según datos oficiales, y la web de contactos registró un aumento del 25,34% en tan solo tres meses.

Unas cifras que seguían creciendo a medida que aumentaba el número de desempleados, tal y como demuestran los resultados del último trimestre de 2011, que finalizó con un del 22,85% de la población en edad de trabajar en paro, mientras que las inscripciones a la web de aventuras extramaritales aumentaron en un 29,81%.
Una tendencia que se ha mantenido a lo largo del 2012, cuando el paro alcanzó máximos históricos -24,44% en el primer trimestre, un 24,63% en el segundo, un 25,02% en el tercero y un 26,02% en el cuarto- y la web de contactos continuó creciendo -desde el 34,97% registrado en los primeros tres meses hasta el 43,96% con el que cerró el año-. Sin embargo, y aunque el número de desempleados disminuyó ligeramente a finales del 2013, los socios de esta web continúan en aumento.

Según esta comparativa se demuestra que los españoles necesitan tener una válvula de escape para lidiar con los problemas diarios a los que tienen que enfrentarse, destacando como los más representativos no sólo el paro, sino también las condiciones laborales y salariales a las que mucha gente con trabajo tiene que aferrarse para sobrevivir.

Además, debido al tema económico muchas parejas no se plantean la opción de divorciarse, por lo que una aventura les ayuda a salir de su rutina diaria sin crear consecuencias negativas para terceras partes.

Estáis de acuerdo con el estudio?? el paro también esta afectando a nuestra sexualidad?

 

 

fuente: Yodona