6 películas nuevas de amor que ver este verano

Una canción de Blondie, un cheesecake en Brooklyn y una promesa de amor eterno son algunos de los ingredientes de la invasión de películas románticas del verano. Amores perdidos, nostálgicos o idealizados. Amores en familia y caramelizados. Los hay para todos los gustos en estos estrenos que aseguran buen cine y diversión este verano. ¡No te los pierdas!

La Correspondencia

¿Puede la tecnología conseguir que el amor supere la barrera de la muerte? Giuseppe Tornatore (Cinema Paradiso) demuestra una vez más su buena mano con el melodrama.

Lo mejor: La elegancia de sus protagonitas, Jeremy Irons y Olga Kurilenko

Te gustará si… Te gustaron Ghost y El diario de Noa.

 

Captain Fantastic

Hay verdaderas historias de amor que se tejen dentro de la familia y ésta es una de ellas. Nos cuenta la resistencia de un padre de familia a que la civilización devore la feliz vida familiar que disfruta en el campo con sus seis hijos.

Nos gusta porque es fresca,  imaginativa y simpática, a ratos radical y a ratos emotiva, porque la protagoniza Viggo Mortensen y por su homenaje al gusto por la lectura.

 

Mi Panadería en Brooklyn

Tres historias de amor, una lluvia de dulces y un malvado banquero que podría convertirse en príncipe azul. Gustavo Ron, que nos enamoró en Mia Sarah y nos hizo llorar en Vivir para siempre, dirige este bello cuento de amor con hechuras de cine clásico.

No te la pierdas si… Eres fan de Blanca Suárez (aquí una secundaria de lujo) y se te escapa de vez en cuando esa frase tan nostálgica: “¿Por qué ya no se hacen películas como las de antes?”.

Demolición

Davis (Jake Gyllenhaal) intenta superar la pérdida de su mujer (Naomi Watts). Dirigida por el canadiense Jean-Marc Vallée (Dallas Buyers Club).

Sí y no: Gyllenhaal está soberbio pero el guión quizá peca de pretencioso.

Te gustará si… Eres fan de Olvídate de mí y Antes del atardecer.

Todos Queremos Algo

El último día de instituto puede ser un magnífico momento para recordar amigos, fiestas y, sobre todo amores. Richard Linklater (Boyhood) revisa su propia película,Movida del 76, con un resultado estupendo: un musical nostálgico ochentero ambientado con Frank Zappa, Van Halen, Kool and the Gang, Blondie, The Cars…

Te recordará a Alta fidelidad y Boogie Nights.

Mi Amigo el Gigante

Treinta y cuatro años después de E.T, Steven Spielberg vuelve a contar la historia mágica de una amistad imposible: la de una niña huérfana y un gigante bonachón, que se unen para detener una invasión de monstruos. La idea original nace de un cuento de Roald Dahl, que ha acompañado a Spielberg durante toda su vida. La película es un derroche de fantasía al servicio de los buenos sentimientos. Muy recomendable para niños y adultos.

 

 

fuente: telva

Manual para ser una Reina de la Seducción

Marian Benito es periodista y asesora de comunicación y desarrollo personal y ha escrito este manual para destapar todos los secretos de la seducción y el sexo.

En el afirma  que para seducir no puede faltar la confianza en una misma, el sentido del humor y la inteligencia. Así es la mujer conquistadora de la que habla Marian Benito:

1- No espera a que le seduzcan ”El hombre no está acostumbrado a que le seduzcan, es normalmente él quien hace ese esfuerzo y toma la iniciativa en el sexo. Sin embargo, está aceptando muy bien el cambio en el comportamiento de la mujer, porque que ella se lance a la conquista le quita un peso de encima y le hace sentirse halagado”, afirma la autora. Una mujer seductora trabaja ese aspecto y toma las riendas. De hecho, “muchas de las disfunciones masculinas vienen de esa función del hombre de cumplir o tener que llegar al final”.

2- Quien es seductora, lo es en todos los aspectos de su vida En cualquier momento puedes entrenar tus dotes de conquista sin estar buscando necesariamente conseguir nada.

3- Lanza las señales adecuadas Mantener la mirada, cruzar las piernas, ahuecarse el pelo… Son algunos de los gestos que pueden hacer entender a un hombre que el juego ha empezado. “Hay que ir dando pasos cortos”, asegura la experta, “para ver si él también está interesado”.

4- Sabe retirarse a tiempo ”Funciona seducir pero no insistir”, sentencia. Si el chico no te corresponde es importante retirarse, porque los flechazos funcionan a primera vista y si no ha surgido la chispa en ese primer contacto, seguramente ya no lo haga. En todo caso, en un segundo intento, debería ser él el que moviera ficha.

5- Se hace un poco la dura con cautela, para dar a entender que hay interés, pero sin mostrar las cartas. “La incertidumbre es una de las bazas que tenemos. Ese no saber. Hacerse la dura despierta el deseo siempre que se haga con sabiduría”, puntualiza.

6- Tiene un gran sentido del humor. Para aceptar un rechazo, en esos momentos incómodos en la cama… Una broma a tiempo salva muchas situaciones. La ironía es sinónimo de inteligencia y lima asperezas en situaciones críticas. Un sonido extraño, una postura complicada… El humor puede quitar hierro al asunto. En caso de no dar con el comentario adecuado, mejor no decir nada y dejarlo pasar de largo.

7- Tiene buenos modales en la cama. Y con buenos modales, se refiere a “malos modales”. “Saber expresar tu deseo, dejar que la otra persona lo exprese, respeto mutuo hacia los cuerpos, consentimiento mutuo en todo lo que se hace, saber decir ‘no’ y saber aceptar un ‘no’”, son algunos de los ejemplos.

8- Se deja llevar por el momento ”No hay que demonizar el hacerlo en una primera cita, siempre que sean personas maduras que saben lo que hacen, aunque suele ser mejor conocerse un poco, desearse previamente, porque va a salir mejor sabiendo lo que le gusta al otro”, dice Benito.

9- Es natural como la vida misma ”Cuando hay naturalidad esa confianza va a hacer que se derroche mucha energía positiva. Si una se siente segura va a ser mas ágil y va a estar mas abierta probar más posturas. A un hombre le gusta que la mujer sea activa y que tenga recursos propios”, aconseja.

10- Explora su propio cuerpo. La masturbación es un tema clave en ‘Cómo triunfar en la cama’. La autora afirma que “es primordial haber explorado primero tu cuerpo, saber qué te gusta, cuáles son tus zonas erógenas principales y saber comunicar cuál es tu mapa erógeno”. la masturbación es esencial en la educación sexual. dicen en las encuestas que hay muchas mujeres que no se atreven a confesarlo.

 

fuente: yo dona

Cinco mandamientos imprescindibles para ligar en verano

Es posible que la operación bikini no haya sido tan exitosa como esperabas o que el destino escogido sea menos idílico de lo que imaginaste, pero una cosa es indiscutible: el verano te hará irresistible.

Hemos preguntado Mario Luna, experto en seducción, las pautas básicas para desenvolverse en medio de tantas opciones, humanas y tecnológicas, sin que nos resulten apabullantes.

1. El primer desafío es la competencia. ¿Cómo? Marcando diferencia. Hay una buena noticia: muchas de las actividades y objetivos que toda mujer inteligente suele dejar para el verano son ideales para aumentar su atractivo y la posibilidad de conocer a alguien especial. Por ejemplo, las ganas de estar bien físicamente te habrán llevado a tomarte más en serio tu salud. Aunque la belleza no es siempre salud, la salud sí se traduce en belleza. Es posible que para prepararte de cara al verano hayas asistido a clases de yoga o senderismo, cursos de nutrición o de kite surf… ¿Acaso todo esto no es suficiente para sentirte mucho más sexy? No solo eso. Además, te permitirá conocer personas más interesantes con las que compartirás valores e intereses clave. Hay un montón de actividades veraniegas excelentes para el cuerpo, la mente y las emociones. Si además te llevan a descubrir a tu media naranja, o al menos mandarinas de mayor calidad, darás por bien exprimidas tus vacaciones. Quien de verdad quiera un modo de ligar con un toque de distinción deberá dejar atrás el tradicional resort con pulserita o el apartamento con amigas en zona de ligoteo. Quizás haya que sacrificar la cantidad de opciones para conseguir calidad y afinidad.

2. Distinguir una conquista pasajera de una relación con algún potencial de continuidad. Es un acto necesario y saludable. Recrearte en un encuentro puntual y decorarlo con mil matices está muy bien y convertirá la aventura fugaz y pasional en un momento imborrable en nuestra memoria, pero habrá que tener claro que no puedes esperar demasiado de esa persona. Esa sensualidad veraniega podría jugar en tu contra y hacer que termines viendo una rana divertida o excitante como el príncipe que te acompañará el resto de tu vida. ¡Ojo con ello!

3. El cortejo tiene que ser rápido. Hay que actuar pronto y reducir el tiempo de encontrarse. Existen muchas aplicaciones que aceleran el proceso con espacios virtuales donde dar rienda suelta al deseo, enviar besos y abrazos virtuales o conocer los gustos del usuario. Si se usan, elegir la adecuada es importante, tanto como escoger la terraza o el local donde uno se sentirá más cómodo. Si te mueves con seguridad, te ayudará a brillar y exhibir tu potencial. La aplicación se encarga de hacer esa primera criba, pero el recurso tecnológico es solo un primer paso. No conviene estancarse en la red. No hay tecnología capaz de reemplazar el flirteo a través del tacto, el gusto o el olfato. El móvil seguirá ahí, pero como un juguete erótico más para seducir y caldear el ambiente entre encuentro y encuentro.

4. Practicar sexo seguro. La protección frente a hongos, virus, bacterias y embarazos no deseados es una lección casi de Perogrullo. El escudo emocional aún flojea en muchas mujeres. Hay que ser realista a la hora de formarse expectativas. El “preservativo emocional” es igual de obligado como el de látex. Si eres directora de una sucursal de banco y te lías con tu profe de surf (que vive y sueña con la próxima ola), no debe sorprenderte que lo vuestro no resista “el test del invierno”.

5. ¿Disfrutaste? Genial, pero toca pasar página. O al menos uno debe estar preparado por si la cosa no prospera. Para bien o para mal, siempre quedará la opción del móvil para acortar distancias o crear ese espacio simbólico, seguramente con menos encanto que los momentos vividos durante las vacaciones. Gestionarlo será otro cantar.

 

fuente: yo dona

5 razones para perdonar una infidelidad

A continuación, queremos darte algunas razones por las que quizá, perdonar una infidelidad pueda ser el mejor camino para reforzar la relación y que os deis de nuevo una oportunidad, sin echar por tierra todo lo que habíais construido juntos.

1. CONSTRUIRÉIS UNA NUEVA RELACIÓN

Aunque una infidelidad no está justificado en ninguno de los casos porque es un engaño, podréis aprender de este error para buscar las soluciones que realmente vuestra relación necesita para mejorar. Quizá vuestra antigua relación está dañada e incluso muerta, y esto que ha ocurrido es una clara señal de que tenéis que construir una relación nueva desde cero.

Para construir una relación nueva desde cero necesitáis inocencia y también confianza en el uno y el otro. Dejar atrás las heridas y daros la oportunidad de amaros de nuevo, como el primer día. El objetivo es reemplazar el dolor por un nuevo amor más fuerte que os una como nunca.

2. SUPERARÁS LOS SENTIMIENTOS NEGATIVOS QUE TE ATABAN AL DOLOR

Cuando te enteraste que tu pareja te fue infiel lo más probable es que no pudieras quitarte de la cabeza a tu pareja manteniendo sexo con otra persona o quizá compartimiento sentimientos. Pero quizá sólo fue un error por motivos que le hicieron confundir y la realidad es que sólo te quiere a ti y quiere estar a tu lado.

Es posible que durante un tiempo te sientas inseguro/a y enfadado/a, pero esto es normal, son sentimientos que ocurren después de cualquier mentira. Pero tendrás la capacidad de darte cuenta de que puedes superarlo, de que aunque el dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional y te puede reconquistar  si así lo deseas. Si realmente quieres a tu pareja y te sientes amado/a como debe ser, entonces estarás de acuerdo conmigo cuando dar una segunda oportunidad no tiene que ser algo malo.

3. PODRÉIS FIJAR NUEVAS NORMAS

Cuando se empieza una relación de pareja existen normas implícitas de comportamiento para que todo marche bien como por ejemplo: preocuparte por la otra persona, pasar tiempo juntos, compartir sentimientos, mantener relaciones sexuales, nutrir la confianza y el bienestar del uno y del otro, etc.

Pero cuando hay un engaño a causa de una infidelidad se puede sentir cómo esas normas implícitas empiezan a tambalear y es necesario hablarlas para ponerlas sobre la mesa y que exista un compromiso real por parte de ambos.

En este sentido, será necesario establecer algunas reglas para que la nueva relación que queréis construir pueda funcionar realmente. Serán normas específicas para vosotros dos, pero es posible que quieras pensar en cosas como decirle al otro dónde se está y con quién a cada momento, hablar por mensajes de texto a menudo… después de un engaño hay que trabajar sobre la confianza y aunque al principio pueda parecer demasiado, es necesario para poder recuperar la confianza y que todo pueda funcionar. El comportamiento de la persona que engañó tendrá que ser totalmente transparente, pero tú también debes poner de tu parte y confiar para que vea que realmente le has perdonado.

4. EL PERDÓN LIBERA TU ALMA

El perdón no es fácil y menos cuando sentimos que nos han traicionado o que nos han faltado al respeto, pero es necesario para encontrar la paz. El perdón no justifica los hechos, tampoco se perdona por liberar al otro de su carga. Quien ha hecho algo negativo lo llevará consigo mismo para siempre, pero perdonar se hace por uno mismo, para poder sentir el alma libre y sin cargas que nos hagan daño innecesariamente. No podemos controlar los actos de las demás personas, pero sí podemos aprender de ellas. Si perdonas la infidelidad de tu pareja, estarás aprendiendo sobre cómo perdonar y además, estarás mostrándole el acto más grande de amor.

5. PODRÉIS CAMBIAR PARA MEJOR

Si tu pareja realmente se siente arrepentida de haberte sido infiel y tú sientes la necesidad de perdonarle y volver a construir una nueva relación juntos desde cero, entonces podréis tener la oportunidad de poder cambiar a mejor juntos.

Los dos podréis aprender sobre esto, ¿por qué te ha engañado? ¿Quién era esa persona? Aunque creas que es difícil reinventarse y ser alguien ‘nuevo’ para tu pareja, se puede y tu pareja también lo puede conseguir, sobre todo si realmente quiere salvar lo vuestro.

Podréis explorar formas de ayudaros mutuamente a que la relación funcione, podéis pensar en cómo cambiar para convertiros en esas personas que realmente queréis ser y disfrutar cada día. Podéis conseguir sentiros bien y que el dolor desaparezca. El tiempo cura las heridas si creéis que realmente pueden ser curadas.

En seis meses deberéis haber mejorado mucho en todos los aspectos, un año después la confianza debe haberse desarrollado de nuevo en ambas partes. Aunque si esto no es así, si ambos seguís sufriendo o no podéis ser felices aunque lo habéis intentado todo, entonces lo mejor es seguir hacia adelante, en solitario.

 

fuente: bekia