Cuatro usos de un preservativo para hacer mejor… otras cosas

Nunca es tarde para aprender algo nuevo y lo cierto es que el mundo de la medicina nos puede sorprender casi tanto como la creatividad humana. Si creías que ya estás del todo informado sobre educación sexual y los usos anticonceptivos, quizás las siguientes historias te hagan dudar.

Se pesca mejor con un preservativo

Sí, lo has leído bien. Los pescadores cubanos han inventado una técnica que les permite tirar la carnada más lejos, estimar el momento perfecto para echarla entre la corriente del mar y el viento y hacer que los peces grandes no se escapen cuando piquen. Cuba es un país donde hay restricciones legales sobre la posesión y venta de embarcaciones y puede haber multas para los que se arriesgan a adentrarse a las profundidades del mar.

Resultado de imagen de Se pesca mejor con un preservativo

Por su parte, si hay una cosa sin peligro de escasez son los anticonceptivos masculinos. Actualmente están en un precio mucho más barato que cualquier equipaje de pesca. Además, a diferencia de los cebos, los condones valen para todo tipo de peces con lo cual solo hace falta inflar tres o cuatro para pasar el día.

Se cocina mejor con un preservativo

Muchos son los fans de la cocina asiática y entre ella, la japonesa. Y si eres de los que han intentado hacer una versión casera de tus platos favoritos japoneses te habrás preguntado cuál es su secreto para que sepan tan bien.

Resultado de imagen de ‘Condom Meals I Want to Make for You’ de Kyosuke Kagami

El libro ‘Condom Meals I Want to Make for You’ de Kyosuke Kagami nos asegura que un truco para que prepares platos deliciosos es añadir un poco de condón. El libro se puede pedir en Amazon por unos 2,5 euros y te enseña 11 recetas japonesas que puedes realizar con un preservativo. Piensa en que son resistentes al agua, elásticos y poseen gran durabilidad. Eso sí, asegúrate de comprar unos sin lubricante y que tus invitados no tengan alergia al látex. ¡Qué aproveche!

Se bucea más seguro con un preservativo

Depende de la misión encargada, a veces es necesario contar con un hidrófono en tu equipaje submarino para bucear. Los buzos los utilizan para grabar sonidos o sus conversaciones, y así logran una mejor comunicación. En los contras de este aparato está su precio. Adivina qué material puede resultar resistente al agua aún en las profundidades del mar. Los expertos ya lo han probado y funciona. Puedes captar cualquier sonido bajo mar cubriendo un micrófono convencional con un condón.

Se gana una guerra con un preservativo

Resultado de imagen de Se gana una guerra con un preservativo

Durante la Guerra de Golfo el Ministerio de Defensa de Reino Unido envió 500.000 unidades de preservativos a sus soldados en Arabia Saudí. Y eso fue así porque está demostrado que las armas se conservan mejor con un preservativo puesto. Lo que aportan es limpieza y sequedad para que sigan impecables y de hecho más eficientes durante mucho tiempo. Este descubrimiento se hizo en la Segunda Guerra Mundial.

 

fuente: gonzoo

10 curiosidades sobre las escenas de sexo en Hollywood

1. Las escenas de sexo se conciben como una coreografía

Detrás de cada escena de sexo hay mucho trabajo, sobre todo, si se quiere que ésta parezca espontánea y natural. La coreógrafa Tricia Brouk, que ha colaborado en series de televisión como Black Box y en el musical Tokyo Confidential, explica cómo su labor consiste, primero, en crear una coreografía para la escena y, después, en representarla, junto a otro bailarín, ante los actores y el director. A continuación llega el momento en que uno de los actores la ponga en escena, mientras ella representa el otro papel. “Nada se deja al azar”, comenta, “así se evita que el actor se sienta inseguro y pueda afrontar la escena con una actitud positiva”.

2. Los genitales se cubren de diferentes maneras

Aunque hay actores y actrices que se sienten muy cómodos en escenas en las que tienen que aparecer desnudos, la responsable de vestuario, Sarah Basta, dice que “hay dos cosas que nunca pueden faltar en nuestro kit: un calcetín para el pene y un parche de color carne. El calcetín es, en realidad, una bolsita de color carne con un cordón ajustable; el actor se lo pone y le hace un nudo doble”. Basta ha trabajado en series como Big Love de HBO o en la producción de Netflix G.L.O.W. “El doble nudo es muy importante”, añade.

Las actrices usan un parche de color carne que se adhiere a la piel con “cinta adhesiva de doble cara o con un producto llamado Bikini Bite, un spray adhesivo y resistente al agua”, explica Basta. Ella se encarga de ayudar a las actrices a ponerse estos parches de tela, mientras que la mayoría de los chicos, según explica, se las arreglan ellos solos. “Un actor muy famoso me preguntó una vez qué era lo que tenía que meter en aquella bolsita” comenta. “Tienes que meterte todo” “¿Qué?” “Que tienes que meterte en la bolsa TODO”, le respondí.

Resultado de imagen de Bikini Bite

3. El rodaje no se detiene porque la actriz tenga la regla

“Pobres. Lo único que podemos hacer es quitar y poner el parche cada vez que necesitan cambiarse el tampón. Puede acabar siendo muy molesto”.

4. Sí, hay dobles, sobre todo, cuando una escena de sexo requiere horas y horas de grabación y tienes otros compromisos

Un actor (que declinó dar su nombre) sustituyó a cierto cachas de Hollywood en una escena de sexo para una serie de televisión que aún no se ha estrenado. “Consistía en diferentes posiciones del Kama Sutra. Creo que fueron cinco o seis horas de rodaje y acabé con las rodillas hechas polvo y con unos moratones que me duraron días”, explica.

5. A veces se producen erecciones y otras…no

El mismo actor anónimo comenta que, antes de grabar la escena, suele decirle a su compañera de rodaje: “‘Disculpa si tengo una erección, pero también si no la tengo’. De esa manera, si ocurre, no habrá malentendidos y, si no ocurre, no se sentirá herida en su autoestima”. Hasta la fecha afirma que no ha vivido ninguna situación incómoda.

Resultado de imagen de sex on films

6. Las maquilladoras suelen trabajar en todo el cuerpo

Viola Davis lo confirmó tras el rodaje de Cómo defender a un asesino. Es como llevar una segunda piel. La maquilladora Brigette Myre Sharpe, que ha trabajado en series como True Blood Colony, dice que ella prefiere utilizar un spray bronceador en vez de maquillaje. “Es como si llevaras puesta más ropa”, dice. Además, el roce con la ropa de cama, los muebles o con el otro actor puede hacer que el maquillaje vaya despareciendo poco a poco, cosa que no ocurre con un bronceador en aerosol.

7. El sudor se puede crear artificialmente

“Hay diferentes maneras de hacer que los actores parezca que estén sudando”, dice la maquilladora Rocio Jahanbakhsh (Deserted). “Depende de cuánto quiere el director que los actores suden. Si lo que se pretende es que los actores tengan una piel con un aspecto ligeramente graso, les pongo vaselina en la cara. Cuando se trata del cuerpo… suelo utilizar aceite para bebés mezclado con agua”. También se utilizan geles corporales y otros líquidos para crear el efecto tanto del sudor como de las lágrimas, y, por eso, es muy útil tenerlos siempre a mano.

8. El vello púbico suele ser falso

El merkin, una peluca púbica que usaban las prostitutas del siglo XVIII, nunca ha pasado de moda en Hollywood, sobre todo, ahora que tantas estrellas van depiladas. Sharpe, que cariñosamente llama al merkin “peluca de gatito”, las ha colocado tantas veces que se hizo una sudadera con una foto de un gato con peluca. “Mi prioridad número uno es hacer que la actriz se sienta lo más cómoda posible, lo que a su vez la hará más sexy”.

9. Los juguetes eróticos se eligen con sumo cuidado

Tom Cahill, un profesional de attrezzo que actualmente trabaja en la serie Crazy Ex-Girlfriend, dice que su departamento se encarga de decidir qué juguetes eróticos son los más apropiados para un programa o para una película. “La televisiones suelen tener un protocolo de buenas prácticas sobre qué tipo de artículos pueden aparecer en pantalla”, dice. “En cierta ocasión hubo que hacer una escena de una despedida de soltera para un programa de televisión y se suponía que las chicas tenían que sacar varios juguetes. Debí enviar no menos de 100 imágenes de diferentes juguetes al departamento que se encargaba de supervisar estos temas antes de me dijeran que, sólo 8 de los que les había mandado, eran los que podríamos utilizar. Ninguno de ellos era el típico vibrador”.

Vibrador Butch Cassidy

10. Los actores no se quedan desnudos después de que el director grite “¡Corten!”

El responsable de vestuario, o quien sea, suele estar preparado con un albornoz y unas zapatillas, para que las estrellas tengan algo que ponerse después de un duro día de trabajo.

 

fuente: elle

¿Por qué tengo fantasías sexuales con terceras personas?

Sabemos que nuestros sueños eróticos hablan de nosotros y de nuestra relación y que hablemos de ellas o no, todos tenemos alguna fantasía sexual.

Hacerlo en un lugar público, hacer un trío o… ¿Montártelo con alguien que NO es tu pareja? ¿Hay que sentirse culpable ante ese deseo? ¿Somos malas personas por haber soñado con un extraño y haber disfrutado?

Resultado de imagen de fantasias con terceros

La experta en relaciones Wendy Strgar asegura que NO.

POR QUÉ OCURRE

Strgar aduce en una entrevista para Hello Giggles que en una relación larga, el sexo a menudo acaba cayendo en rutina, lo que provoca el nacimiento de “fantasías secretas”, tal y como ella misma las denomina. Aunque eso no significa en ningún caso que no os queráis o que vuestra relación esté abocada al fracaso, sino que tienes excedente de carga sexual que necesitas canalizar.

QUÉ HACER

1. Analizar: Piensa en tu vida sexual, en tus deseos, en todo lo que callas y en los cambios que harías.

2. Cuestionar: Pregúntate por qué estás aburrida si lo estás, te falta ‘esa chispa’ o por qué la intimidad con tu pareja ya no te motiva como antes.

3. Actuar: Si puedes hacer algo al respecto, hazlo.

Resultado de imagen de fantasias con terceros

¿DEBO HABLAR DE ELLO?

Strgar defiende que NO tenemos que sentirnos obligadas a compartir con nuestra pareja esas fantasías. “Puede ser una conversación hiriente”, asegura.

De lo que sí debemos hablar en voz alta es de lo que nos apetece y de lo que no, de lo que enciende nuestro deseo y de lo que nos baja la líbido. Hablando se entiende la gente, como se suele decir. Y tener esa conversación con tu pareja sólo puede servir para mejorar.

Estamos en 2017, el sexo no puede ser tabú.

 

fuente: glamour

¿El mejor momento para tener sexo? Los jueves a primera hora

Sábado por la noche. Este sería el resultado previsible de una encuesta nacional sobre el día de la semana y el momento de la jornada en que más probabilidades hay de tener sexo. Sin embargo, para algunos expertos en biología existen alternativas mucho más satisfactorias.

Resultado de imagen de sex calendar

Investigadores de la London School of Economics and Political Science se propusieron identificar los periodos en los que los trabajadores son más productivos. Pero el estudio acabó teniendo otras utilidades aún más interesantes.

Se comprobó que, en efecto, nuestro cerebro aprende por repetición unas pautas temporales (trabajo, horas para el despertar o para acostarse, ocio, días de descanso…) que lo llevan a identificar inconscientemente el día de la semana. La psicología completa la información: cuanto más cerca del fin de semana, mejor ánimo tenemos.

Resultado de imagen de sex calendar

Todo esto llevó a los investigadores a comprender por qué los jueves (la puerta al fin de semana) era el día en que nuestro cuerpo segrega más hormonas relacionadas con la actividad sexual, lo que también tiene que ver con una reducción del estrés y una sensación de mayor bienestar. La consecuencia es un incremento de la libido.

También se comprobó que a primera hora de la mañana es más probable que aumente la testosterona masculina y que los niveles de estrógenos femeninos se disparen.

Biología vs. gustos

Por tanto, desde el punto de vista  de la biología, los jueves poco después de despertarnos debería ser nuestro gran momento erótico de la semana. Pero claro, en esto del sexo las emociones y los gustos tienen tanta importancia como la química.

Diversas encuestas sobre hábitos sexuales apuntan que los días de la semana en los que menos se practica son los lunes y, sobre todo, los martes. Los viernes y sábados son mucho más festivos.

Estáis de acuerdo?

 

fuente: yo dona

 

¿Por qué en verano tenemos más relaciones sexuales?

El sol y las hormonas

El doctor Szent-Gyorgyi, ganador del premio Nobel por el descubrimiento de la vitamina C, probó que existen enzimas y hormonas que reaccionan a la luz y a los colores más intensos, generando alteraciones positivas en el estado de ánimo y disminuyendo el estrés. Se podría decir, por tanto, que las horas de sol que ganamos en estos meses nos ponen de buen humor.

Otros estudios han demostrado que con la luz solar y las temperaturas altas el cerebro eleva el nivel de oxitocina, dopamina, prolactina y noradrenalina, hormonas que se relacionan con la sensación de bienestar, que nos llenan de energía, nos impulsan a ser más sociables y despiertan el deseo sexual.

Ese efecto parece más intenso en los hombres que presentan un nivel alto de vitamina D. Según un estudio realizado por investigadores de la Universidad Médica de Graz (Austria), esa vitamina, que se genera en un 90% por la exposición al sol, activa la secreción de testosterona, lo que a su vez aumenta la libido masculina.

Resultado de imagen de sun and sexambién se especula, aunque no hay datos científicos concluyentes, que el sudor de los mamíferos contiene feromonas que despiertan el interés sexual de otros individuos. Algo parecido a lo que consiguen algunos perfumes sobre nuestros sentidos.

 

Cuestión de estímulos

Tan importante o más que la biología es el aumento de estímulos durante el verano. Por ejemplo, los que entran por los ojos al liberarnos de ropa y mostrar más piel. Pero también los que imagina la mente. La playa y el mar aparecen con frecuencia como marco idílico de las fantasías sexuales.

De manera que ya hay una relación inconsciente entre el deseo y las ideas asociadas al verano, como el calor, según explica el profesor Mateo Vess, de la Universidad de Ohio (EE:UU), en un artículo publicado en la revista Psychological Science: la mayoría de individuos tienden a percibir erróneamente las emociones relacionadas con el deseo y la seducción en los días calurosos. Es decir, se relaciona la temperatura con una mayor disposición a las relaciones sexuales.

Faltaría un último argumento: las vacaciones. Más tiempo de ocio, menos estrés, más descanso… En fin, que disfrutéis del verano.