Filofobia: miedo irracional a enamorarse

Tod@s tenemos una amig@ que, pese a haber encontrado al hombre o mujer más maravillos@ del mundo, de la noche a la mañana acaba dejándol@. Y si no la tienes, es porque probablemente te ha pasado a ti. De hecho, es una situación que se produce cada vez con más frecuencia. Algunos lo achacan a la proliferación de nuevas apps de citas y a las últimas tendencias para ligar que han cambiado por completo las reglas de juego de las relaciones de pareja. Y en parte, puede que todo esto haya hecho que nos volvamos más fríos y reservados. Sin embargo, ese desamor espontáneo, aquello de lo que solemos decir “eso es que no estaba realmente enamorada”, puede deberse a un miedo irracional llamado filofobia.

 

FILOFOBIA (MIEDO A ENAMORARSE) | Doctora Descanso

¿Qué es la filofobia?

“Conocemos como filofobia el intenso temor que sentimos cuando nos gusta una persona, pero iniciamos ciertos mecanismos de defensa para alejarnos de ella”, explica la psicóloga Sandra Farrera Sabioncello, experta en terapia de pareja y miembro de Top Doctors. “Esto sucede porque al igual que nuestro cuerpo se tensa en situaciones en las que se siente amenazado, las personas con filofobia activan este sistema defensivo cuando sienten que se van a enamorar“.

Causas de la filofobia

Algunas de los motivos más reconocibles de este trastorno se deben a un fracaso amoroso anterior o a situaciones traumáticas relacionadas con el amor no superadas, como el divorcio de los padres, la muerte de un familiar, etc. De hecho, según Sandra Farrera, el ejemplo más conocido de filofobia lo podemos encontrar en la Reina Isabel de Inglaterra, a la que no se le conoció ninguna relación sentimental ni matrimonial. “Algunos historiadores piensan que podría estar causado porque su madre, Ana Bolena, fue ejecutada por su esposo por haberse enamorado de su primo. Se cree que este hecho trágico pudo hacer que renunciara a las relaciones románticas”.

Síntomas de la filofobia

A nivel físico, las personas que padecen este trastorno ven alterados los niveles hormonales y químicos de su cerebro. “Esto se debe porque les aumenta el cortisol, la hormona del estrés, en vez de la oxitocina, la dopamina y la serotonina, provocando que la persona sienta ganas de huir”, explica la Sandra Farrera.

▷ ¿Cómo superar la Filofobia? 【GUÍA FÁCIL Y GRATIS】

Esto se traduce en unas actitudes concretas: dejan de visitar a su pareja, eluden sus llamadas, inventan excusas para no verse con su pareja cuando la relación se vuelve más profunda. “Estas personas sienten miedo a perder la individualidad, a no sentirse libres, ser abandonados, etc. Todos ellos infunden este miedo irrefrenable al compromiso que provoca en la persona la sensación de que estaría mejor sola”.

¿Cómo saber si padeces filofobia?

Existe una serie de patrones conductuales que ayudan a identificar a las personas que padecen este trastorno. La doctora Sandra Farrera los resume en:

  • Es más habitual en las mujeres que en los hombres.
  • La persona que tiene filofobia suele buscar defectos en su pareja para justificar su falta de implicación en la relación.
  • Se enamoran de personas inalcanzables para reafirmar que ellos quieren amar pero las circunstancias no se lo permiten.
  • Buscan personas muy diferentes a ellos con la idea preconcebida de que esa relación está abocada al fracaso y será más fácil de finalizar.
  • Provocan discusiones con la intención de que la pareja tome la iniciativa de la ruptura sentimental.

Por otro lado desde Reina Pícara apostamos siempre por la libertad de formas de vida y de relaciones personales. Estamos totalmente en contra de toda presión social que ejerce el modelo convencional de pareja.

Dónde queda ese mejor sol@ que mal acompañad@? o la felicidad de una vida sin ataduras y totalmente completa sin la necesidad de compartirla en pareja?

Feel free my friend

 

fuente: Womens Health

¿Qué métodos anticonceptivos existen?

La ciencia  ha avanzado muchísimo y, a día de hoy, nos ofrece múltiples métodos anticonceptivos para la contracepción, así como para evitar enfermedades como clamidiagonorrea, verrugas, VIH… Porque el preservativo y la píldora no son los únicos que existen.

Así, nos encontramos con diferentes métodos: anticonceptivos de barrera que evitan las ETS, algunos que actúan únicamente como barrera, pero no protegen contra enfermedades, otros que incluyen hormonas… Todos los que trataremos aquí son los actuales, más comunes y reversibles (es decir, que aunque los utilicemos en el día a día, si en el futuro queremos quedarnos embarazadas, es posible). Para más información, puedes poner tus dudas personales en común con tu ginecólogo o ginecóloga, que son los que mejor te asesorarán si estás planteándote comenzar con alguno en concreto.

Métodos que previenen las ETS

Métodos barrera

Son aquellos que, aparte de evitar ser contagiada por una enfermedad de transmisión sexual, impiden que el esperma llegue al óvulo.

Blog Reina Pícara

  1. Condón masculino. Es el más común, el que probablemente uses con más frecuencia y el que se puede (y se debería, si son relaciones sexuales esporádicas) usar a la vez que otros anticonceptivos (barrera u hormonales) con el objetivo adicional de protegernos de las ETS.
  2. Condón femenino. Es muy poco común, pero existe en Reina Pícara te ofrecemos dos modelos distintos, déjate asesorar por nuestro personal de tienda.

Métodos que no previenen las ETS

Métodos barrera

Diafragma, capuchón cervical y esponja cervical

Los tres se colocan en el interior de la vagina antes de la relación sexual y se retiran después. Funcionan mejor si se les aplica espermicida previamente. Actualmente, no son los más populares: introducirlos y retirarlos es un proceso que –según algunas usuarias– resulta un tanto engorroso, el espermicida puede causar irritación y no son tan efectivos como otras opciones anticonceptivas.

Diafragma y capuchón cervical - Onmeda.es

Métodos hormonales

Son los que previenen el embarazo gracias al estrógeno y la progestina, hormonas que detienen la liberación de óvulos por parte de los ovarios y/o aumentan la densidad de la mucosidad en el cuello uterino. De esta manera los espermatozoides no pueden entrar en el útero para fecundar el óvulo (en caso de que este se haya liberado).

  • Píldora. Es la más extendida, pero la que nos ata a una responsabilidad (se usa tomando un comprimido diario) que genera mucho debate: ¿supone la liberación sexual de la mujer o una condena? Puede tener efectos secundarios, entre otros, retención de líquidos, hipertensión arterial, dolor en las mamas y migrañas. En cualquier caso, la píldora también ayuda a muchas mujeres a regular su ciclo menstrual y otras disfunciones.
  • DIU hormonal. Es ese artilugio en forma de T que el ginecólogo introduce en el útero para impedir el embarazo. Es muy eficaz y tiene una duración de hasta cinco años. Puede disminuir el riesgo de tener cáncer de útero y reduce o elimina la menstruación, pero también puede provocar espinillas, dolor de cabeza, dolor y tensión en los senos, retención de líquidos, quistes en los ovarios y aumento de peso.
  • Anillo. Es uno de los métodos más populares entre las más jóvenes, junto con la píldora, según nos cuenta el ginecólogo y subespecialista en reproducción asistida, Javier Cordero. Es una banda elástica cilíndrica, parecida a una pulsera. Se usa dejándolo insertado en la vagina durante tres semanas y luego se retira durante siete días, que coinciden con el sangrado “menstrual”. Después se inserta otro nuevo. Es cómodo y eficaz, pero en algunas mujeres causa disminución de la libido, períodos menstruales dolorosos y aumenta el riesgo de infecciones vaginales.
    • Implante o chip. Es el más desconocido entre las jóvenes, un “palito” que se inserta en la parte interna del brazo, por debajo de la piel, y que libera hormonas que impiden el embarazo.
    • Inyecciones. Suponen un pinchazo, por parte de un profesional médico, que inocula hormonas una vez al mes o una vez cada tres meses. Tiene una eficacia y efectos secundarios similares a la píldora y el anillo.
    • Parche. Es una especie de pegatina que se adhiere a la piel y libera hormonas. Funciona de manera similar al anillo: se utiliza un parche a la semana, durante tres semanas, dejando una de descanso. La desventaja adicional es que la piel de debajo y alrededor del parche puede irritarse.

      Globalmente, estos son los métodos anticonceptivos más comunes y los que puedes llevar a cabo si te apetece, siempre contando con el consejo de tu ginecólogo o ginecóloga.

      También existe la ligadura de trompas, pero es un métod

    • DIU, todo lo que necesitas saber sobre este método anticonceptivoo más intrusivo y no siempre puede ser reversible, por lo que tendrás que contar con un profesional para que evalúe tu caso en concreto (sobre todo si quieres que en el futuro esta intervención pueda revertirse).

      En la página web de la Organización Mundial de la Salud puedes consultar todos los métodos anticonceptivos modernos.

      Y ten en cuenta siempre: en el sexo sí, mucho si te apetece. Pero, ante todo, protección

 

 

fuente: Womens Health

Sexo sin penetración: nuevas experiencias

A la hora de hablar y sobre todo de practicar sexo solemos centrarnos en determinadas prácticas que vienen a ser convencionales. Creemos que al referirnos al sexo estamos hablando de la penetración, pero no siempre es así. Es bien sabido que el sexo va más allá de la penetración y que no es la única práctica que nos puede producir placer. Todo lo contrario.

Sexo sin penetración: la tendencia que se impone entre las parejas ...

Debemos tratar de eliminar los mitos que existen en torno a que la penetración es la práctica sexual por excelencia o que con otro tipo de juegos y estímulos no se pueden alcanzar las mismas cuotas de placer que cuando se introduce el pene en la vagina. En ocasiones puede ser incluso más.

ALTERNATIVAS A LA PENETRACIÓN

Hemos aludido anteriormente a la masturbación y a la felación porque son la principal alternativa a la penetración. Al menos las más socorridas. Además, uno puede recurrir a la masturbación en pareja, pero también en solitario. Pero no son los únicos. El cunnilingus es otro de los más utilizados, así como toda clase de juegos en que la vagina, el pene o el ano entren en juego.

Sexo: Se mira pero no se toca: las partes de una mujer que no ...

Lo más importante para descubrir las alternativas a la penetración es tener ganas de practicar sexo, aunque no el clásico en que el pene y vagina entran en contacto, y mostrar una mente abierta. El sexo, por lo general, es una cosa de dos, por lo que llegados a este punto has de tener una charla con tu pareja acerca de qué alternativas tenéis.

El placer en el sexo se deriva en la mayor parte de las ocasiones de la estimulación que sentimos junto a nuestra pareja. La práctica de penetraciones en ocasiones llega a ser mecánica, especialmente cuando se dispone de poco tiempo, ganas o se tiene la cabeza en otro sitio. Se pierde la buena costumbre de estimular a nuestro compañero, y a nosotros mismos, para incrementar el placer.

Por eso en el caso de renunciar a la penetración todo nuestro cuerpo gana poder. Las manos, la boca, los pies… se convierten en poderosas armas con las que estimular a nuestra pareja. Podemos jugar con la vagina, el pene o el ano de mil y una formas diferentes, con lo que ya podemos ir diciendo adiós a la monotonía. Eso sin contar la cantidad de juguetes sexuales que podemos introducir en nuestra vida sexual.

Besos, caricias, mordiscos, generar deseo, jugar… son todas prácticas que preparan al cuerpo para sentir más placer que con una mera penetración. Mientras que con el cuerpo se genera excitación,expectación, estimulación… ya se está provocando altas cotas de placer. Pero también pueden ser el preludio de lo que venga después.

MASTURBACIONES Y CUNNILINGUS

Las manos o la boca vuelven a ser fundamentales para practicar una masturbación o felación a tu pareja con la que hacerle alcanzar altas cotas de placer. En el caso de la mujer es bien conocido que puede llegar al orgasmo con una correcta estimulación del punto G. En el caso de ellos es bien sabido que si su pareja juega de la manera adecuada con su boca en torno al pene rozan el cielo.

La masturbación ya se ve  como una práctica normalizada en la vida sexual de cualquier pareja aún existen reticencias en torno al cunnilingus. Por ellos vamos a centrarnos un poco más en este tipo de sexo oral.

El cunnilingus resulta de lo más placentero para las mujeres, pero también es cierto que requiere de una pareja que se tome su tiempo y vaya adquiriendo cierta experiencia para proporcionarle placer. La lengua sustituye al pene como arma sexual y con ella se estimula la entrada de la vagina, la vulva, el clítoris y el ano. Pueden incluso hacerse pequeñas penetraciones con las que es muy probable que tu chica alcance el orgasmo. Y recuerda que a la hora de practicar sexo lo más importante es hablar con tu pareja de qué te gusta y qué no para orientarle. Eso y un poco de práctica conseguirá que alcancéis el placer, con penetración o sin ella.

Es estas prácticas los juguetes sexuales serán vuestros grandes aliados!

fuente: Bekia

El Huevo de Pascua más Picarón

Esta Pascua la vamos a vivir de forma diferente, pero como cada año nuestra Reina apuesta por el huevo más picarón!

Muchos de vostr@s ya conocéis el famoso huevo masturbador Tenga. Ahora la marca saca nuevos modelos y con texturas “stronger” para mayor sensibilidad.

Este original  huevito esconde un mundo de sensaciones en su interior que te harán vivir la masturbación con una intensidad que no te puedes ni imaginar.  Su tamaño lo hacen ideal para llevarlo allá donde quieras, es elástico y adaptable a todos los tamaños.

Huevo Masturbador Tenga -Clicker-

El masturbador masculino Tenga Egg de Tenga está ideado para estimular intensamente la masturbación mediante la fricción. En el interior de cada huevo encontramos un diseño especialmente dedicado a aportar la máxima estimulación. Su uso es muy fácil, sólo hay que abrir el cascarón, sacar el masturbador y aplicar el lubricante que viene en el interior. Su interior está fabricado con elastómero de grado médico, un material extraordinariamente elástico que no causa ninguna reacción alérgica. Además le confiere un tacto ultra suave y gelatinoso.

Con el masturbador masculino Tenga Egg  disfrutarás de ti mismo como nunca antes.

Anímate probarlo!