Masaje nuru: ¿qué es y en qué consiste?

¿Alguna vez has oído hablar del masaje nuru? Este término hace referencia a una técnica de masaje japonesa «cuerpo sobre cuerpo». Aquí te explicaremos por qué merece la pena probar el masaje nuru con pareja y qué lo hace tan especial.

El masaje nuru tiene su origen en Japón y destaca por que todo el cuerpo está involucrado. En el pasado, el masaje era realizado por geishas entrenadas especialmente para ello, que proporcionaban a la élite japonesa la relajación perfecta después de un duro día de trabajo. La palabra «nuru» se traduce como «muy suave» o incluso «resbaladizo». Con razón, ya que este masaje de cuerpo completo utiliza abundante gel de algas japonesas (conocido también como gel nuru). El objetivo es que tú y tu pareja podáis deslizar vuestros cuerpos uno sobre otro.

Masaje nuru: cómo prepararse

¿Y cómo funciona todo esto en la práctica? Lo más importante es hacerte con un gel nuru, últimamamente muchas marcas eróticas han dedicado un apartado a este tipo de gel. Los lubricantes convencionales tienden a volverse pegajosos después de un tiempo. No obstante, el gel nuru, al estar elaborado con algas marinas, sigue produciendo una sensación resbaladiza. Además, es fácil de limpiar, incoloro, inodoro e insípido. En otras palabras: seguro y versátil. En Reina Picara lo encontrarás!

Qué es el masaje nuru y dónde disfrutarlo en Madrid | Enigma Escorts

No obstante, el gel puede humedecer bastante las sábanas, por lo que conviene que os preparéis bien para el masaje nuru. Para que no tengáis que preocuparos por vuestra costosa ropa de cama, podéis utilizar sábanas viejas. También podéis utilizar protectores de colchón plastificados o dar un paso más y recurrir a las sábanas impermeables o también llamadas para juegos húmedos Por otra parte, sobre este material puedes deslizarte fácilmente. Pase lo que pase, la diversión está garantizada.

El gel también hace que tengáis ganas de acurrucaros uno junto al otro, ya que enfría la piel y nada estropea más el ambiente que congelarse de frío. También puedes calentar el gel nuru de antemano al baño María para que alcance la temperatura corporal. Esto es totalmente seguro y la sensación en tu piel puede ser realmente agradable.

Los movimientos

Ante todo, el masaje nuru consiste en conectar con el cuerpo de la otra persona a un nivel intenso. Teniendo esto en cuenta, haced aquello que os haga felices. Primero aplicad el gel sobre vuestra piel desnuda, lo que creará algo de calor entre los dos de inmediato. Después, una de las personas se acuesta boca arriba mientras la otra se desliza lentamente desde abajo hasta recorrer todo el cuerpo. En inglés, esta técnica se denomina body slide. En particular, las zonas erógenas como los pechos y los glúteos son ideales para masajear.

Masaje Nuru | Masaje Nuru erótico | Masajes Nuru eróticos en Barcelona

Sugerencia: es una buena idea que uno de los dos pueda sujetarse a un poste o al cabecero de la cama para permanecer en el mismo lugar si lo combinas con ataduras el ambiente puede calentarse aún más!

Por lo tanto, quienes vayáis a probar un masaje nuru con vuestra pareja por primera vez: tomároslo con humor. Es posible que os sintáis como sardinas en aceite, pero la diversión y las cosquillas especiales son inevitables con un masaje nuru.

fuente: O* Diaries

¿Satisfecha con tu vida sexual?

Hemos realizado una encuesta a personas de todas las edades y orientaciones sexuales sobre sus costumbres en la cama (o la ducha, el coche…). Entre otras respuestas que encontrarás a continuación, un 60% de las mujeres afirman cumplir siempre sus deseos en sus encuentros sexuales. En los hombres esa cifra asciende al 72%. Es más, el 24% de las mujeres dicen que quieren comunicar a sus parejas sexuales sus gustos y necesidades, pero les cuesta mucho. (Otro 8% confesaron que no se los contarían a nadie. Jamás.) Si estás entre las que admiten un margen de mejora, esta guía te llevará hasta el orgasmo y más allá.

Relaciones Sexuales | Clínica Portoazul

La calificación media que dieron las mujeres a sus relaciones

Exactamente 3,4 de 5 puntos. Si quieres conseguir los otros 1,6 hasta el sobresaliente, tómatelo con calma. Las mujeres somos como ollas de cocción lenta, mientras los hombres se parecen más a un microondas. Por eso es probable que tardes más en excitarte que tu pareja masculina. Es absolutamente normal. Si quieres acompasar los tiempos, prolonga los preliminares dedicándote a todo lo que está por encima de la cintura o prueba un masaje sensual, que liberará las hormonas adecuadas.

% de mujeres que siempre (o casi) llegan al orgasmo

58% frente al 82% de los hombres. La brecha del orgasmo existe de verdad. La investigación ha demostrado que solo al 18% les basta la penetración para alcanzarlo, así que no tengas problema en recurrir a los dedos o un vibrador. Pero bajo ningún concepto finjas el orgasmo, porque tu pareja pensará que lo que está haciendo funciona cuando no es así.

Coronavirus - El sexo en tiempos de confinamiento: "Es muy beneficioso pero  hay que normalizar que puede haber falta de deseo"

43% no tiene ningún juguete sexual

Cuanto mejor conozcas lo que te excita, mejor será el sexo que tengas con otros. (Y un 25% de los hombres reconocieron tener vibrador.) Sal de compras y guíate por tus gustos no tecnológicos. ¿Te estimulas con un dedo, con dos…? Pues elige la talla (o la forma) que más se asemeje a esos gustos. En Reina Pícara estaremos encantadas de asesorarte.

66% de mujeres prueban cosas nuevas

Muy buena noticia, porque la rutina puede matar cualquier deseo. Si no te sientes satisfecha y no te gusta experimentar, va siendo hora de ir cambiando lo segundo para que cambie lo primero. No hace falta embarcarse en una conversación trascendental. Basta con proponer lo que te apetecería probar. ¿No tienes muchas ideas? Los expertos sugieren ver porno (lo hay dirigido para mujeres y de alta calidad) para comprobar con qué te excitas y qué prácticas imitarías sin sentirte a disgusto. Cuando las tengas claras, muéstraselas a tu pareja, para ver qué le parecen. También puedes recurrir a los juegos. Por ejemplo, preguntar por turnos: ¿prefieres esto o esto? Y que el otro elija.

Los tres aspectos que más se pueden mejorar

Lo ideal es buscar los momentos adecuados para el sexo (frecuencia), disfrutarlo en cada segundo (pasión) e ir innovando con alguna sorpresita (espontaneidad o incluir juguetes eróticos). Parece un reto olímpico, pero los expertos aseguran que está al alcance de cualquier humano. En primer lugar, aconsejan reservarle un tiempo exclusivo (15, 30, 60… minutos). Luego, buscar la espontaneidad preguntándote “¿qué me gustaría más justo ahora?” en términos de entorno, postura, velocidad, etc. Para la pasión, los estudios han demostrado que las parejas más apasionadas hablan de sexo, lo practican con mayor frecuencia y prueban posturas nuevas.

2/3 de las mujeres dicen que las inseguridades respecto a su cuerpo son su mayor freno.

Hasta el punto de que la imagen que tienes de tu cuerpo puede matarte el deseo. Para evitarlo céntrate en el ahora, –como en el yoga y la meditación–, en el placer que sientes, sin dejar lugar a la crítica (seguro que injustificada).

 

fuente: womens health