8 razones para caer en la tentación de la infidelidad

Uno de los mayores desafíos para las parejas es la monogamia. Lo confirman las encuestas y las estadísticas de divorcios. La fidelidad se ha convertido en un bien escaso y frágil, y en un fascinante objeto de estudio de psicólogos como Dylan Selterman, profesor en la Universidad de Maryland (EEUU) y autor de una investigación publicada recientemente en la revista ‘The Journal of Sex Research’ sobre las razones que nos conducen al engaño.

Resultado de imagen de infidelidad

Para ello habló con 495 personas, infieles confesos, hombres y mujeres. De esas conversaciones extrajo los ocho motivos que nos pueden hacer caer en la tentación. Casi siempre es una combinación de varios de ellos y como se podía esperar, hay claras diferencias de género:

1. Desamor. La excusa para el 77% de los hombres y el 79% de las mujeres. En este caso, la infidelidad es la antesala de la separación, la consecuencia práctica de una verdad que todavía no se tiene el valor de revelar.

2. Desatención (62% de hombres; 77% de mujeres). Como se ve, ellas necesitan más alimento emocional y si no lo tienen…

Resultado de imagen de infidelidad

3. Falta de compromiso (46% de hombres; 40% de mujeres). Es un pretexto recurrente en las relaciones donde no se refuerza el vínculo al no estar seguros de los sentimientos que se comparten.

4. Venganza (43% de hombres; 45% de mujeres). La respuesta visceral a la sospecha o el conocimiento de la infidelidad del otro.

Las emociones están en la naturaleza de estas cuatro explicaciones. En las otras solo hay curiosidad y deseo:

5. Por variedad (87% de hombres; 63% de mujeres). Los que se reconocen en este apartado, sobre todo hombres, no se resignan a compartir cama con una sola pareja cuando el mundo te ofrece tantas oportunidades.

6. La situación (79% de hombres; 66% de mujeres). Una fiesta descontrolada, una noche acalorada… Yo no lo busqué, pero…

7. Autoestima (55% de hombres; 60% de mujeres). A veces no hay mayor tentación que sentirse deseado por otras personas, porque eso significa que conservas un atractivo que quizá creías perdido.

8. Puro sexo (45% de hombres; 21% de mujeres). La insatisfacción por lo que compartimos en casa puede llevarnos a buscar el placer fuera, aunque esta no sea una razón habitual para las mujeres infieles.

El profesor Selterman completa su estudio con una conclusión que puede resultar transgresora para los creyentes en el amor romántico y único: “Uno de los mayores mitos en las relaciones es pensar que si tu pareja te engaña, algo funciona mal en la relación. No es necesariamente así. Debemos entender que los humanos somos promiscuos y aunque las cosas vayan bien, puedes sentir deseo por otras personas y apetecerte vivir otras experiencias”.

 

fuente: yo dona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *