Fetichismo Sexual

Fetichismo (del latín facticius, “artificial”, y portugués feitiço “magia”, “mania” del francés fétiche) es una parafilia que consiste en la excitación erótica o la facilitación y el logro del orgasmo a través de un talismán u obleto fetiche, sustancia o parte del cuerpo en particular.
El fetichismo sexual se considera una práctica inofensiva, salvo en caso de que provoque malestar clínicamente significativo o problemas a la persona que lo padece o terceros, pudiendo en este caso llegar a considerarse un trastorno patológico propiamente dicho.
Los aparatos fabricados con el objetivo de la estimulación o para el juego sexual no se consideran fetiches.
Se clasifica como una enfermedad siempre y cuando sea una conducta recurrente durante al menos seis meses, necesaria para la excitación sexual y que afecte la vida social o laboral del sujeto. En el caso de que ésta no afecte la vida social o laboral del paciente, se considera simplemente como una manifestación de su sexualidEs necesario saber diferenciar el fetichismo de la conducta común, por ejemplo, es agradable ver a una mujer que lleva puesta una minifalda, o un escote que muestra una parte de sus senos. Esto no podría considerarse fetichismo, pues el estímulo se produce por el erotismo que estos objetos causan al ocultar partes verdaderamente sexuales, las cuales son los verdaderos objetos de atracción.
En el caso del fetichista, lo excitante sería, por ejemplo, la falda usada por esa persona, las botas, pañuelos o en general objetos o partes del cuerpo ( a excepción de los genitales) sin las cuales el fetichista no lograría alcanzar satisfacción sexual.


Durante la conducta sexual solitaria , el fetiche se lleva puesto, se huele os e frota contra los genitales. Los objetos  fetiches más frecuentes  suelen ser elementos de vestir femeninos, incluyendo bragas, sujetadores, guantes, medias, zapatos, botas e incluso delantales, capas y pañuelos. Hay que matizar que, para el fetichista, estos objetos suelen ser mucho más excitantes si ya los ha llevado puestos la persona.




Y aunque estos objetos pueden resultar excitantes para muchas personas porque proyectan una imagen mental del cuerpo de la persona, para el fetichista, en cambio, el objeto es realmente mucho más importante que la persona en sí…

Podrías considerarte fetichista??? que objeto o prenda tienes como deseo más oculto??

Fuente: Sugextions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *