Siete beneficios de la práctica habitual de sexo

Bueno para la mente y el cuerpo. La práctica habitual de sexo seguro no sólo contribuye a mejorar nuestra salud cardiovascular y nuestro estado de ánimo, sino que también ayuda a prevenir enfermedades.

 

1. Se queman calorías. No muchas, pero algo es algo. Una sesión de sexo si es un poco animada puede fortalecer el tono muscular, incrementar el ritmo cardíaco y poner en movimiento todo tu cuerpo. De acuerdo con una investigación de 2013, los hombres queman en torno a 101 calorías en una sesión de sexo de 25 minutos, y las mujeres, 69. No es una maratón pero se agradece.

2. Ayuda a conciliar el sueño. Después del orgasmo el cuerpo libera una hormona llamada prolactina que ayuda a la relajación e induce al sueño.

3. Reduce la presión sanguínea y los niveles de estrés. Un estudio de 2005 realizado con voluntarios suecos durante dos semanas demostraron una caída de las tasas de ansiedad provocadas por situaciones estresantes como un examen de matemáticas o hablar en público en los sujetos que habían tenido sexo durante el período de estudio, los que además presentaban cifras más bajas de tensión arterial. El estudio encontró dos beneficios de practicar sexo con regularidad: un mejor control de la presión arterial y un mejor control del estrés.

4. Fortalece el corazón. La práctica regular de sexo puede beneficiar el sistema cardiovascular, y reduce el riesgo de morir de una cardiopatía en aquellos que tienen sexo al menos una vez al mes. Después de diez años el riesgo de muerte súbita se reduce en un 50%, según una investigación realizada en Reino Unido.

5. Puede proteger contra el cáncer. Algunos estudios sugieren que los hombres que eyaculan con frecuencia podrían reducir el riesgo de cáncer de próstata. Los beneficios parecen más claros en el cáncer de mama, según un estudio francés que reveló que las mujeres que tienen sexo al menos una vez al mes tenían menos riesgo de desarrollar un tumor que aquellas que no tenían una vida sexual regular.

6. Estimula el sistema inmunológico. Un estudio de la Wilkes University repartió u cuestionario entre varios estudiantes interesándose por su vida sexual, y luego examinando los niveles de inmunoglobulina en su saliva. La inmuglobulina (IgA) es un anticuerpo que ayuda a combatir la actividad de los virus. La investigación encontró que los estudiantes que tenían sexo una o dos veces por semana tenían hasta un 30% más IgA en la saliva que los que practican sexo con menor frecuencia.

7. Alivia el dolor. Las mujeres usan la excusa del dolor de cabeza para no tener sexo, o eso es lo que dice la leyenda urbana. Pero, según una investigación realizada en Alemania los voluntarios que escogieron practicar sexo durante un episodio de dolor de cabeza, en unos casos migraña y en otros cefalea convencional, consiguieron un alivio parcial o total de su dolor.

Los investigadores creen que las endorfinas que se liberan en el orgasmo incrementan el flujo en la zona genital y actúan como un analgésico natural. El dolor se relaciona con la concentración del flujo sanguíneo en la zona adolorida, y es posible que el sexo cause una desviación de la sangre hacia otra zona, produciendo un alivio del dolor.

 

Seguro que se te ocurre alguna razón más, verdad? nos la cuentas??

 

 

fuente: mujer hoy