Verdades y mentiras sobre la ‘marcha atrás’

El  ”coitus interruptus” o ‘marcha atrás’ es un “método anticonceptivo” muy viejo. La falta de recursos y el desconocimiento han sido las principales causas de las que se ha nutrido esta práctica para ser una de las más utilizadas por las personas como forma de prevenir un embarazo. Este método se basa en extraer del pene del interior de la vagina segundos antes de que se produzca la eyaculación.

A pesar de que la Organización Mundial de la Salud advierte de que es poco fiable, todavía hay quienes defienden esta práctica como una de las más recomendadas para evitar un embarazo. ¿Cuánta verdad y cuánta mentira se esconde tras el ‘coitus interruptus’?

Misma fiabilidad que la píldora anticonceptiva

FALSO. La Píldora Anticonceptiva tomada de forma correcta es uno de los métodos más fiables. El porcentaje es casi del 100%; por el contrario, con la ‘marcha atrás’ se reduce considerablemente la fiabilidad: entre un 15 y un 30% de personas que la utilizan han tenido un embarazo no deseado.

Provoca estrés e insatisfacción en la pareja

VERDADERO. Con la ‘marcha atrás’, la mujer está a merced del hombre. Ella permanecerá en un estado de tensión por miedo a una posible eyaculaciónen el interior de la vagina y él se estresará por el control de esa misma eyaculación antes de llegar al orgasmo. La tensión y el estrés son malos aliados del sexo y suelen provocar insatisfacción sexual en la pareja.

En el líquido preseminal no hay espermatozoides

FALSO. Muchas personas consideran que el líquido preseminal  no contiene esperma vivo. Es cierto que el número de espermatozoides es mucho más bajo que en la eyaculación, pero no por ello es menos peligroso. Siempre que hay esperma hay riesgo de embarazo.

Se pueden contraer enfermedades de trasmisión sexual

VERDADERO. Solo evitan las enfermedades de transmisión sexual los métodos barrera, condón masculino y femenino. El resto, aunque sean muy fiables para que no se produzca ningún embarazo, no previenen las ETS.

Él ‘controla’

FALSO. No te fíes de esta frase. El “yo controlo” no vale. Muchos hombres tienen la capacidad de alargar la relación sexual hasta el momento del orgasmo, cuando se produce la eyaculación. Por el contrario, otros son incapaces de controlar su actividad sexual. En estos casos puede que esperen tanto tiempo hasta retirar el pene del interior de la vagina que parte del esperma quede dentro de la mujer.

Así que chic@s! tomad nota y apostar por el sexo seguro!

 

 

fuente: gonzoo

Leyes muy locas sobre la sexualidad en el mundo

Diversos sitios y blogs en la Web intentan alumbrar y denunciar leyes ridículas y controvertidas en torno a la vida sexual de las personas. En esa línea, los autores del blog Medical Insurance intentaron dar un paso más allá y elaboraron una divertida infografía, que apunta a revelar hasta qué insólitos extremos pueden llegar los legisladores en materia de sexo.

Aquí, algunas de las más curiosas y disparatadas:

* En Nigeria, la violación a cualquier mujer soltera será castigada con cien latigazos. La que recibe los golpes es la mujer por haber violado la ley islámica que prohibe tener sexo antes de casarse.

* En Barhein, los legisladores han determinado que, para evitar sentir algún tipo de excitación, los ginécologos sólo pueden examinar a sus pacientes mirando sus vaginas a través del reflejo de un espejo.

* En Guam, una isla del Pacífico reconocida como territorio no incorporado a los EEUU, está prohibido casarse siendo virgen. Por eso, existen hombres cuya curiosa “profesión” consiste en poner fin a la virginidad de las mujeres que vayan a contraer matrimonio, cobrando incluso por ello.

* Algunos países de Oriente Medio reconocen una controvertida ley islámica que permite tener relaciones sexuales con corderos, pero luego prohiben comer la carne del animal que ha tenido sexo con una persona. Dice la ley: “Después de tener sexo con un cordero, es pecado mortal comer su carne”. ¡Cuac!

* En Líbano, a los hombres se les permite practicar la zoofilia, con la única condición de que los animales con los que se mantiene sexo sean hembras. Si tienen sexo con un animal macho, el castigo es la pena de muerte. “Homosexualidad”, jamás.

* Las leyes islámicas tampoco permiten que los musulmanes miren los genitales de un cadáver. Ni siquiera los enterradores. Para ello, los difuntos deben llevar siempre un ladrillo o una madera cubriendo sus partes íntimas.

* En Hong Kong no hay piedad para el adulterio pero hay una controvertida diferencia en materia de género: a una mujer engañada se le permite matar a su marido siempre y cuando lo haga con sus propias manos. Si el engañado es el marido, entonces puede matar a su mujer de cualquier forma.

* En Indonesia la masturbación está castigada con decapitación. Es difícil imaginar cómo se enteran.

* En el departamento boliviano de Santa Cruz no es lícito mantener relaciones con una mujer y su hija al mismo tiempo. ¿Una obviedad? No parece: hay que legislarlo.

* En Cali, Colombia, una mujer sólo puede tener sexo con su marido, y la primera vez, su madre tiene que estar presente.

* En Estados Unidos (sí, Primer Mundo) es ilegal usar especies en peligro de extinción, salvo insectos, para espectáculos sexuales o exhibiciones inter-especies.

* En Tremonton, también en USA (estado de Utah), si a alguna mujer se le ocurre acostarse con un hombre en una ambulancia, ella será acusada y “escrachada” en el periódico local. Al hombre no le pasará nada.

* En los hoteles de Sioux Falls (Dakota), todas las habitaciones deben tener dos camas, separadas entre sí por lo menos 70 centimetros. Hasta aquí todo bien, pero la ley subraya que está prohibido mantener sexo en el espacio que hay entre los catres.

 

Fuente: Medical Insurance