Dispareunia: todo sobre el dolor en el sexo

La dispareunia se define como el dolor genital persistente o recurrente que se produce justo antes, durante o después del acto sexual dando lugar a un sexo doloroso. En ocasiones puede producirse únicamente en la penetración  denominándose coitalgia. Este tipo de dolor en el acto sexual afecta tanto a hombres como a mujeres, sin distinción de edad, produciendo diferentes síntomas. La dispareunia masculina se relaciona de manera directa con el dolor en el momento de la eyaculación que puede deberse a distintas causas.

Tipos y causas de dispareunia

Roque Ocete, médico urólogo del Hospital Torrecárdenas de Almería asegura que “las principales causas de dispareunia en el acto sexual en los hombres son infecciones en el pene y/o próstata e infecciones de la vesícula seminal (reservorio de los espermatozoides, antes de la eyaculación). Estas causas tendrían un tratamiento médico sencillo, como la medicación por vía oral.

Además de acudir a un médico, también es recomendable ir al psicólogo o sexólogo

Esto sería suficiente para acabar de manera eficaz con el sexo doloroso y asegurar el placer en la pareja”. Existen otras causas de dispareunia masculina más complicadas que requieren de cirugía para su curación, como por ejemplo, la fimosis (reducción del prepucio) o la brevedad del frenillo del glande.

En la dispareunia femenina las causas que prevalecen son generalmente orgánicas, como por ejemplo, agentes infecciosos, irritación ante el uso de anticonceptivos de barrera (preservativo, diafragma…) y/o enfermedades urinarias o genitales. Marta Meca, médico interno residente en la especialidad de ginecología afirma que “la dispareunia en mujeres se produce en muchas ocasiones tras haber tenido un parto instrumental en el cual han tenido que ayudarse de fórceps para sacar al bebe. Tras dichos partos, las recientes mamás manifiestan sentir dolor en el acto sexual y por consecuencia, ven disminuido el placer en los meses postparto“.

El último tipo de dispareunia es la producida por causas psicológicas siendo decisivas en la disfunción sexual, siendo menos habitual en hombres que en mujeres. Las causas más comunes a la hora de producirse una dispareunia por causa psicológica, tanto en hombre como en mujeres, suelen ser debido a la ansiedad por la relación, la falta de placer, la existencia de diferentes fobias sexuales y la pérdida de interés por la persona con la que se lleva a cabo la relación sexual.  La dispaurenia puede afectar tanto a hombres como mujeres.

Todo ello puede ocasionar una inadecuada lubricación vaginal o falta de excitación y por consiguiente, producirse una coitalgia que puede perdurar en el tiempo.

Diagnóstico y tratamiento de la dispareunia

El diagnóstico es sencillo ya que estas personas acuden al especialista (ginecólogo en el caso de mujeres, urólogo en el caso del hombre) por el malestar o limitaciones que la coitalgia y/o sexo doloroso le está provocando. El médico especialista llevará a cabo un estudio clínico exhaustivo, como por ejemplo, realizar ecografías y/o examen pélvico y eventualmente o en el caso de padecer una dispareunia aguda o un posible caso de coitalgia se realiza otro tipo de pruebas complementarias.

Marta Meca aclara que “lo ideal sería abordar el diagnóstico contando no solo con los especialistas en cuestión, sino también con un psicólogo y sexólogo que descarte la posibilidad del factor psicológico o de presión a la hora de llevar a cabo la relación sexual. En muchos casos, una vez solucionado estos apartados el sexo doloroso desaparece sin necesidad de pruebas médicas ni de tratamiento específico y el placer vuelve con normalidad a las relaciones sexuales de la pareja”.

Así que tomad nota picarones, ante cualquier duda, molestia o síntoma anteriormente comentado,  fuera tabúes y vergüenzas y acudid a un especialista para poder disfrutar a tope de tus relaciones de pareja.

Fuente: Bekia