Tu personalidad define tus fantasías sexuales

Imagina una escena sexual… ¿Por qué esa? Sí, la respuesta parece sencilla: porque te excita. Pero, ¿por qué tiene ese efecto? Seguramente te resulte más difícil contestar esa pregunta. Justin Lehmiller, psicólogo social e investigador del prestigioso instituto sexológico Kinsey, asociado a la Universidad de Indiana (EE.UU.), ha realizado diversas investigaciones para hallar el motivo de tus preferencias y ha llegado a una conclusión: la personalidad define los deseos más íntimos, y no dependen tanto del género, como popularmente se cree.

Resultado de imagen de la personalidad define los deseos más íntimos

Tras analizar miles de encuestas a hombres y mujeres de distintas edades, ha agrupado las fantasías en tres categorías:

NOVEDAD (aventuras con desconocidos, infidelidad…). En este apartado, las más habituales consisten en probar nuevas posiciones o lugares diferentes.

SEXO EN GRUPO. Los tríos son la preferencia mayoritaria.

EXPERIENCIAS BDSM (dominación, sadomasoquismo, sumisión…). Para quienes tienen estas inclinaciones, la esclavitud es la fantasía más repetida.

“En general, nuestras fantasías parecen reflejar quiénes somos y suelen estar diseñadas para satisfacer nuestras necesidades psicológicas únicas”, ha explicado Lehmiller. Sin embargo, hay que matizar este análisis. Imaginar que sometes a tu voluntad a la persona que deseas no significa que en el fondo aspires a ser una déspota enfermiza.

Resultado de imagen de bdsm

El experto plantea algunos ejemplos interesantes. Alguien que se excita pensando en ser sometido refleja el deseo de complacer y también una personalidad con limitaciones morales que necesita verse empujada a hacer lo que no haría por iniciativa propia. El dominante, por el contrario, evidencia un carácter inseguro que precisa sentir poder antes que sentir placer. A su vez, quienes se preocupan más por el bienestar de los demás estarán menos interesados en las experiencias BDSM, la infidelidad y el sexo esporádico.

Lehmiller también sostiene que las personas extrovertidas fantasean a menudo con el sexo en grupo y las aventuras porque les gustan las relaciones sociales. Los que dan más importancia a los detalles (generalmente, perfeccionistas) estarán sobre todo interesados en imaginar un lugar ideal e innovador para liberar sus instintos. Y las personalidades nerviosas con tendencia al estrés se estimularán con situaciones más clásicas y emocionales, que les induzcan a la calma y al control de la situación.

Estos aspectos psicológicos suelen ser comunes en ambos sexos, aunque con alguna excepción. Parece ser que ellas fantasean más a menudo con el BDSM y la bisexualidad, y ellos con el travestismo y las prácticas más inusuales (intercambios, incesto…).

Resultado de imagen de sexo en grupo

Los estudios de Lehmiller desmontan otra creencia popular. En la mayoría de los casos, las fantasías no las protagonizan bellos famosos, estrellas del porno o sensuales desconocidos: “La persona que tiene más probabilidades de aparecer en tus fantasías sexuales es, lo creas o no, tu actual pareja romántica”, asegura el experto. Nadie como quien te conoce mejor para darte lo que más te gustaría.

Has tomado nota de este interesante artículo? ya sabes que fantasía te va más?

 

fuente: yo dona

¿Por qué tengo fantasías sexuales con terceras personas?

Sabemos que nuestros sueños eróticos hablan de nosotros y de nuestra relación y que hablemos de ellas o no, todos tenemos alguna fantasía sexual.

Hacerlo en un lugar público, hacer un trío o… ¿Montártelo con alguien que NO es tu pareja? ¿Hay que sentirse culpable ante ese deseo? ¿Somos malas personas por haber soñado con un extraño y haber disfrutado?

Resultado de imagen de fantasias con terceros

La experta en relaciones Wendy Strgar asegura que NO.

POR QUÉ OCURRE

Strgar aduce en una entrevista para Hello Giggles que en una relación larga, el sexo a menudo acaba cayendo en rutina, lo que provoca el nacimiento de “fantasías secretas”, tal y como ella misma las denomina. Aunque eso no significa en ningún caso que no os queráis o que vuestra relación esté abocada al fracaso, sino que tienes excedente de carga sexual que necesitas canalizar.

QUÉ HACER

1. Analizar: Piensa en tu vida sexual, en tus deseos, en todo lo que callas y en los cambios que harías.

2. Cuestionar: Pregúntate por qué estás aburrida si lo estás, te falta ‘esa chispa’ o por qué la intimidad con tu pareja ya no te motiva como antes.

3. Actuar: Si puedes hacer algo al respecto, hazlo.

Resultado de imagen de fantasias con terceros

¿DEBO HABLAR DE ELLO?

Strgar defiende que NO tenemos que sentirnos obligadas a compartir con nuestra pareja esas fantasías. “Puede ser una conversación hiriente”, asegura.

De lo que sí debemos hablar en voz alta es de lo que nos apetece y de lo que no, de lo que enciende nuestro deseo y de lo que nos baja la líbido. Hablando se entiende la gente, como se suele decir. Y tener esa conversación con tu pareja sólo puede servir para mejorar.

Estamos en 2017, el sexo no puede ser tabú.

 

fuente: glamour

Sexo en el baño: Posturas y fantasías

Hoy hablaremos del sexo  fuera del dormitorio, fuera de esos lugares a los que se consideran más ‘normales’ por lo cómodo que son, como la cama o el sofá. Un lugar ideal para mantener sexo y que a muchas parejas les gusta es en el cuarto de baño.

LA HIGIENE ES FUNDAMENTAL

Si quieres tener relaciones sexuales en el cuarto de baño, es primordial que sea un lugar que esté limpio y desinfectado. No puede haber nada más desagradable que estar desnudo o semi desnudo en el cuarto de baño y que veas que hay suciedad. ¿A quién le gustaría mantener sexo en una ducha que está llena de moho o con óxido?

EL SEXO EN LA DUCHA

El sexo en la ducha es ideal para practicarlo sola o acompañad@. Para poder practicar posturas sexuales en la ducha y que sean seguras, será necesario tener una alfombra antideslizante en el suelo de la bañera e incluso alguna barandilla de apoyo para facilitar las posturas y una buena penetración. Las posturas pueden ser muy variadas ya que podéis sentaros en el suelo de la ducha mientras os cae el agua, podéis poneros de pie y hacer un tipo de penetración más firme, etc. Recomendamos la utilización de lubricantes con base silicona   para que el deslizamiento sea más agradable.

Resultado de imagen de sex in the bath

EL SEXO EN LA BAÑERA

Tiene un toque más romántico y aunque no es lo más higiénico, la realidad es que a las parejas les encanta disfrutar de éste tipo de sexo siempre que pueden. Lo ideal es preparar el ambiente, por ejemplo, poniendo algunas velas, incienso y un poco de espuma en el agua para insinuar las formas del cuerpo pero que no se vea tanto..

Vuestra imaginación podrá conseguir un ambiente de lo más sensual.

Después, dependiendo de cómo sea la bañera podréis realizar unas u otras posturas sexuales, pero lo mejor es que penséis en cómo estáis cómodos y cómo os podéis poner para que ambos quepáis en la bañera y que sobre todo, estéis a gusto y manteniendo unas relaciones sexuales muy placenteras. No todas las bañeras tienen el mismo tamaño, ni tampoco lo tienen las personas, por eso es necesario adaptarse a las características del cuerpo de cada uno y de la bañera para encontrar las posturas adecuadas. Pero hay algunas posturas que te pueden interesar, no pierdas detalle:

– Las cataratas del Niágara: Esta postura es muy excitante, consiste en que la mujer se ponga sentada de espaldas encima del hombre y comience la penetración. La mujer mientras el hombre le penetra sentado debajo de ella mirando su espalda, se masturba con el chorro del agua del grifo de la ducha.

– Con un balón de playa: Solo hay que coger un balón de playa y que la mujer se ponga -con poca agua en la bañera- mirando hacia abajo y con el balón en la pelvis. El efecto de tener el balón hará que se levante el trasero  hacia arriba facilitando la penetración por parte del hombre que estará en la parte de atrás mirando su espalda.

– Rock en el barco: Esta postura es para cuando la bañera es algo pequeña. La pareja se debe sentar mirándose el uno al otro. Después la mujer sube las piernas y pone la pierna derecha encima del hombro izquierdo de su pareja y la pierna izquierda encima del hombro derecho de su pareja. El hombre pondrá las piernas flexionadas una al lado de cada costado de su pareja. Después se realizará la penetración lentamente hasta que se encuentre el ritmo adecuado para ambos.

Resultado de imagen de sex in the bath

EL SEXO EN EL LAVAMANOS FRENTE AL ESPEJO

A muchas parejas les gusta tener sexo delante del espejo en el cuarto de baño, y es que no podemos negar que es algo que realmente genera mucho morbo a las personas que lo disfrutan. La postura que más suele gustar es cuando la mujer se pone mirando al espejo desnuda o semi desnuda y el hombre por detrás le penetra mientras ambos se miran al espejo.

Otra opción es que la mujer este sentada en el lavamanos y que el hombre de pie delante de ella le penetre suavemente hasta encontrar el ritmo que a ambos les haga sentir placer. En este caso es el hombre quien tiene la oportunidad de mirarse en el espejo.

Estas son algunas posturas y fantasías que muchas personas tienen a la hora de hacer el amor en el cuarto de baño. Y a ti, ¿te gustan otras posturas cuando mantienes sexo en el cuarto de baño? ¿Por ejemplo mantener sexo en el suelo? Aunque está un poco duro puede ser bastante excitante… ¡siempre que el suelo esté bien limpio!

 

fuente: bekia