Tu pene me sobra: chicas hetero que se enamoran de otras chicas

La heterocuriosidad es tendencia. Mujeres que se definen como heterosexuales pero que se excitan con determinadas chicas. Algunos dicen que es una moda, pero igual es una forma bastante reduccionista de tratar el asunto. Los ‘girl crushes’ (flechazos femeninos) han existido siempre, solo que ahora se habla de ello

Hace unos días, El Pais publicaba un reportaje sobre las ‘heterocuriosas’: chicas capaces de enamorarse de otras mujeres sin llegar a mantener relaciones sexuales con ellas. Desde pequeñas, las chicas van fraguando su identidad sexual. Siempre había una chica en el colegio que destacaba por encima de las demás y que su forma de andar, hablar o vestir se repetía como síntoma de admiración.

 

La idealizada y la que todas querían ser como ella. ¿Hasta qué punto esa situación tan cotidiana de la vida de una chica puede provocar que ‘cambie de acera’? ¿Se puede pasar de adorar a alguien a estar enamorado de esa persona sin necesidad de tener sexo con ella? Y de ser así, ¿qué idea de futuro tiene alguien heterosexual enamorada de una mujer lesbiana?

No os rasguéis las vestiduras por pensar que la heterocuriosidad es una bisexualidad encubierta, un proceso por el cual una persona se niega a sí misma por el qué dirán o el contexto social. No tiene por qué ser así. A veces, ciertas actitudes conjugadas con determinado aperturismo mental hacen que una chica hetero se enamore de otra (hetero o no).

La bisexualidad es mucho más complicada que la heterosexualidad o la homosexualidad. Tachados de viciosos, insaciables o inconformistas, a menudo los bisexuales se han visto obligados a esconderse bajo nombres como ‘heterocuriosos’ por miedo a una sociedad injusta con la capacidad de amar de cada uno.

El fenómeno de los “Girl Crushes” esta al orden del día.

 

fuente: gonzoo