Literatura romántico-erótica

A comienzos del verano de 2012 la literatura erótica se puso de moda con la saga de libros 50 sombras, compuesta por tres títulos que encandilaron a muchas y muchos, aunque las críticas que tienen estos libros  son bastante duras en cuanto a lo que se refiere a las relaciones de Amo y sumisa.

A pesar de eso, el libro fue y todavía lo es, uno de los más vendidos. Y tras él han venido muchos más, por ejemplo 30 noches con Olivia, u otro también de temática Amo-sumisa, del que los que practica en BDSM (donde se engloban los roles de Amo/a -sumiso/a) no lo ven con demasiados buenos ojos, La sumisa insumisa.

Esto nos hace ver que ahora mismo está de moda la literatura romántico-erótica, literatura que se caracteriza por tener una historia romántica con tintes eróticos, pero primando lo primero, es decir, la relación de amor que surge entre los protagonistas seguida por unas  relaciones salvajes, diferentes del sexo convencional, para finalizar en un final feliz en la gran mayoría de los casos.

La principal diferencia que existe con la novela romántica es el hecho de relatar las relaciones entre los protagonistas, es decir, no es solo pasar por encima las relaciones íntimas que tienen los protagonistas sino contarlas, relatarlas lo mejor posible para excitar al lector y conseguir que, de alguna forma, también él o ella llegue a un estado de calentura que necesite incluso alivio.