Preliminares, ¿el secreto de un buen orgasmo?

A quién no le gustan los finales felices cuando se trata de sexo? Alcanzar el éxtasis sexual es, sin duda, uno de los mayores placeres de la vida. Sin embargo, conseguirlo no deja de ser un arte que, como todo, tiene su técnica. Y los preliminares son parte de ella.

De hecho, la psicóloga y sexóloga María Felipa Gea López asegura que, en el caso de la mujer, se convierten en una herramienta imprescindible. “Los orgasmos son más placenteros si hay preliminares, aunque estos varíen en función de la excitación del momento. Cuanta más estimulación haya, mayor será el orgasmo. El camino hacia él es una acumulación de energía que termina siendo liberada, por lo que cuanta más energía se acumule, mayor será ese orgasmo”, añade la experta.

Consultamos a los expertos sobre cómo recorrer este camino hacia el placer.

NO ES SOLO SEXO

Una palabra en el momento adecuado puede ser igual o más excitante que un beso. Y es que cuando se trata de erotismo, hasta una ligera caricia puede despertar los deseos más profundos, siendo también una parte inherente de los preliminares. Aunque para aprender a disfrutarlo, el gerente de la Escuela Tántrica El placer de sentir, Diego Jiménez, insiste en que es necesario conocer y desbloqueat tu propia sexualidad  para poder compartirla después plenamente con los demás.

¿Con o sin ayuda?

“Recurrir a juguetes sexuales siempre es un incentivo que influye, irremediablemente, en el resultado”, reconoce la sexóloga. En este sentido, introducir objetos o cambiar el tipo de preliminares sería una manera eficaz de evitar la rutina y reavivar la pasión que, bien dirigida, acabaría llegando a su punto álgido durante el coito. “Por no hablar de los productos cosméticos (cremas estimulantes) que sensibilizan los genitales y promueven mejores orgasmos”, asegura la experta.

 LAS EMOCIONES, LA BASE DEL ORGASMO

Desde que se siente la atracción, hasta que se practica el acto sexual, todo lo que ocurre durante ese tiempo influye directamente en las emociones, excitación y orgasmo del otro, por lo que experimentar cada una de las fases es una forma de preparar ese momento y vivirlo en toda su intensidad. Sobre esto, Jiménez advierte que si redujésemos la sexualidad a lo genital estamos perdiendo gran parte de ella, y no seremos capaces de disfrutarla en su totalidad: “Hay que conseguir guardar el equilibrio entre lo que das y lo que recibes y disfrutar del sexo con los cinco sentidos”.

Toma nota y disfruta de un buen masaje erótico, caricias y cosquilleos juguetones con los ojos de tu pareja tapados, lubricantes con sabor para un sexo oral de los más goloso.. todo ello hará que tus preliminares sea redondos!

 

fuente: yodona