Lo excitante de montárselo con alguien madurit@

El sexo no comprende de edades ni limita las relaciones sexuales entre personas, siempre que sea maduro y consensuado. A pesar de ello, la sociedad impone unos cánones en los que la diferencia de edad es un hándicap a la hora de mantener sexo con alguien que podría ser nuestra madre o nuestro abuelo. Los tabúes sociales son los creadores de esas fantasías en las que montárselo con un madurito o madurita solo se disfruta en la intimidad de la masturbación.

Todo el modo tiene fantasías sexuales que disfruta a través de la masturbación. Esto no quiere decir que nuestras vidas sexuales sean más o menos ardientes, sino que reservamos una parte íntima para poder experimentar nuevas sensaciones. Un estudio de la Universidad de Granada afirma que hombres y mujeres tienen las mismas fantasías sexuales, entre las que se encuentran (en uno de los primeros puestos) montárselo con una persona mayor.

 

La experiencia

Una pareja entrada en años que disfrute del sexo significa que es una pareja sana. No debe resultar ni bizarro ni desagradable tener una relación con una persona mayor, sea hombre o mujer. Más sabe el diablo por viejo que por diablo, y seguro que nos llevaríamos una gran sorpresa al descubrir un sexo mucho más maduro donde la cama no es sólo un lugar donde penetrar y eyacular, sino también donde buscar nuevos estímulos o recuperar los olvidados.

El clímax no depende de la edad, sino de la motivación, las ganas y el empeño que pongamos a la hora de mantener relaciones. Una mujer o un hombre de 30 años pueden resultar auténticos muermos, mientras que otra persona de 60 puede hacerte llegar a vivir situaciones que jamás habrías imaginado.

Gerontofilia

Hay quienes afirman que una persona joven que mantiene sexo con mayores sufre una ‘desviación sexual’, catalogada como gerontofilia . Consideramos que cuando una fantasía no limite nuestra vida ni es un peligro para la sociedad no puede considerarse una parafilia. Siempre que dos personas practiquen sexo consensuado (y siendo ambos mayores de edad) nadie ni nada puede poner límites más allá de los gustos que cada uno tenga.

No es tan extraño que una persona fantasee con sexo senior. ¿Quiénes somos los demás para decidir qué es y que no es estético o erótico? ¿Es que no tienen derecho las personas mayores a tener sexo con un treintañero?

Tu que opinas??

 

 

 

fuente: gonzoo