Lugares para disfrutar del sexo sin salir de casa

La monotonía es una de las principales causas de ruptura en la parejaInnovar en el sexo es la clave para evitar perder a la persona amada. Hay muchas formas de modernizarnos sin tener que gastar dinero ni moverte de casa.

A veces, lo cotidiano, se puede convertir en el objeto de deseo ideal para reflotar la relación con la pareja.

 

‘Kitchensutra’

Aunque parezca mentira el ‘KitchenSutra‘ se ha convertido en una auténtica disciplina para los amantes del sexo y la buena cocina. Se trata de utilizar todos los elementos, utensilios electrodomésticosde esta parte de la casa para hacer tener relaciones pudiendo, incluso, cocinar en el momento en el que estamos disfrutando.

En este caso, es importante tener mucho cuidado con cocinar desnudos, ya que un salpicón de aceite puede complicar el momento. En cambio, un delantal sin nada debajo será la prenda adecuada para prender la chispa del deseo sexual.

En cuanto a los electrodomésticos el más laureado es la lavadora (si tiene unos años de más, mejor) el movimiento del centrifugado unido al del sexo creará un momento único e inigualable.

 

La terraza indiscreta

Si eres amante de la indiscreción y te encantaría hacerlo con tu pareja mientras otros ojos se deleitan con el momento, el lugar de la casa que te recomiendo es la terraza.

Si es con barrotes es muy excitante que uno de los dos esté cogido e incluso atado a ellos (de esta forma, ante un movimiento brusco evitaremos caer al vacío). Si la terraza está cerrada, algo excitante espegar el cuerpo de la otra persona contra el cristal, de manera que su sudor deje marcada la silueta del cuerpo en el material.

Crea un spa en casa

El baño puede convertirse en un auténtico spa si te lo propones. Velas,inciensos, sales minerales y muchos olores que transportan al mundo del erotismo. Crea un ambiente con el vaho del agua caliente y sumérgete con tu pareja en la bañera.

Hay que tener cuidado con posibles resbalones y bajadas de tensión por la temperatura. Ten cerca algo dulce, bombones con los que jugar, frutas… No importa que te manches, estás en el agua y la lengua es tu esponja.

El descansillo

Las escaleras dan para mucho y permiten multitud de posturas que en la cama seríamos incapaces de hacer. Lo importante es escoger una hora del día que tenga poca afluencia vecinal, a no ser que tu morbo sea querer ser descubierto por la vecina del quinto.

A esas parejas que el tiempo y la monotonía les ha ganado terreno les transportará al momento de la adolescencia donde cualquier rellano se podía convertir en el mejor nidito de amor.

Comedor multiusos

¿Quién no ha pensado en algún momento en tirar todo lo que hay encima de la mesa y hacer el amor para elevarse hasta el mismo cielo? Aunque parezca de película, tú también lo puedes hacer en casa. Eso sí, cuida que ese día la cubertería sea de plástico para evitar lesiones. Lo que está claro es que, después de esta experiencia, no tendrás cara de no haber roto nunca un plato.

 

fuente: gonzoo