Ventajas del sexo en el agua

El sexo no solo se limita a la cama sino que hay muchos otros sitios donde se puede practicar. Uno de ellos es sin duda el agua. Piscinas, playas, duchas, bañeras... todo lo que uno pueda pensar que se está en un medio acuático puede ser compartido por la pareja, además con ventajas muy grandes con respecto al sexo en un medio que no sea húmedo.

Una de las ventajas radica en el hecho de tener más lubricación, un extra para aquellas personas a las que les resulta complicada la penetración y requieren de mucha lubricación. El agua ayuda a la penetración más fácilmente y como estas en el agua la lubricación no se pierde al entrar y salir sino que se va regenerando con lo cual es más suave y menos dolorosa.

Aparte, por supuesto, se puede utilizar algún tipo de lubricación resistente al agua en cualquier caso.

Una de las preocupaciones que puedes tener en con el condón. En el agua éste tiende a resbalarse y salirse con lo que hay que vigilarlo bien para evitar que se quede en la vagina o que se caiga finalmente.

Al estar en el medio acuático tienes otra ventaja añadida porque conseguirás que, pese lo que pese, puedas levantar a tu pareja, con lo cual podrás disfrutar de algunas posturas que, fuera del agua, es impensable que pienses en ellas. Así que ya sabes, a ponerte manos a la obra y a buscar algunas posturas, incluso puedes utilizar algunos accesorios acuáticos como flotadores o pelotas para que el sexo no sea solo vaginal sino que pueda hacerse de múltiples formas y posturas.

¡Experimenta en el agua como nunca y ve practicando para el verano!