Sexo telefónico

Con las nuevas tecnologías y el uso de los chats eróticos donde puedes mantener conversaciones con desconocidos que desean hablar sobre el sexo otra de las formas de tener sexo es el llamado sexo telefónico, aquel que puedes hacer con un conocido o un desconocido en el que se busca excitar a la otra persona hasta tal punto que pueden llegar al clímax y disfrutar de un momento único.

El sexo telefónico requiere de mucha imaginación, tienes que tratar de meter a la otra persona en una fantasía y eso a menudo no es fácil y muchos lo único que hacen es pedir a la otra persona que se toque y con los gemidos excitarse él o ella. Sin embargo lo verdaderamente excitante del teléfono es el hecho de poder escuchar la voz y el sentir como está la otra persona.

Llegar al clímax utilizando el sexo telefónico es complicado porque no puedes tocar a otra persona ni verlo sino simplemente sentirla a través del teléfono y de su voz y eso a menudo resulta complicado para saber si la otra persona realmente está excitada o con ganas o no.  En este caso hay que ir despacio adicionando el terreno, provocando reacciones e intuyendo lo que puede ocurrir. En ocasiones es mucho mejor pensar que se está con la otra persona, que es ella o él el que está acariciando, besando, tocando de tal manera que el cuerpo suele reaccionar.

Si es tenido alguna vez relaciones sexuales mediante teléfono es posible que opines de él que es un poco incómodo porque tienes que estar sujeta a un teléfono salvo que lo pongas en manos libres. Otro inconveniente que tiene es la cobertura que puede dejarte a medias en el momento menos esperado.

Aún así es uno de los sexos más picantes que puedes tener y actualmente  hay muchas personas que lo realiza con parejas o bien con personas desconocidas.

Imagen