10 curiosidades sobre las escenas de sexo en Hollywood

1. Las escenas de sexo se conciben como una coreografía

Detrás de cada escena de sexo hay mucho trabajo, sobre todo, si se quiere que ésta parezca espontánea y natural. La coreógrafa Tricia Brouk, que ha colaborado en series de televisión como Black Box y en el musical Tokyo Confidential, explica cómo su labor consiste, primero, en crear una coreografía para la escena y, después, en representarla, junto a otro bailarín, ante los actores y el director. A continuación llega el momento en que uno de los actores la ponga en escena, mientras ella representa el otro papel. “Nada se deja al azar”, comenta, “así se evita que el actor se sienta inseguro y pueda afrontar la escena con una actitud positiva”.

2. Los genitales se cubren de diferentes maneras

Aunque hay actores y actrices que se sienten muy cómodos en escenas en las que tienen que aparecer desnudos, la responsable de vestuario, Sarah Basta, dice que “hay dos cosas que nunca pueden faltar en nuestro kit: un calcetín para el pene y un parche de color carne. El calcetín es, en realidad, una bolsita de color carne con un cordón ajustable; el actor se lo pone y le hace un nudo doble”. Basta ha trabajado en series como Big Love de HBO o en la producción de Netflix G.L.O.W. “El doble nudo es muy importante”, añade.

Las actrices usan un parche de color carne que se adhiere a la piel con “cinta adhesiva de doble cara o con un producto llamado Bikini Bite, un spray adhesivo y resistente al agua”, explica Basta. Ella se encarga de ayudar a las actrices a ponerse estos parches de tela, mientras que la mayoría de los chicos, según explica, se las arreglan ellos solos. “Un actor muy famoso me preguntó una vez qué era lo que tenía que meter en aquella bolsita” comenta. “Tienes que meterte todo” “¿Qué?” “Que tienes que meterte en la bolsa TODO”, le respondí.

Resultado de imagen de Bikini Bite

3. El rodaje no se detiene porque la actriz tenga la regla

“Pobres. Lo único que podemos hacer es quitar y poner el parche cada vez que necesitan cambiarse el tampón. Puede acabar siendo muy molesto”.

4. Sí, hay dobles, sobre todo, cuando una escena de sexo requiere horas y horas de grabación y tienes otros compromisos

Un actor (que declinó dar su nombre) sustituyó a cierto cachas de Hollywood en una escena de sexo para una serie de televisión que aún no se ha estrenado. “Consistía en diferentes posiciones del Kama Sutra. Creo que fueron cinco o seis horas de rodaje y acabé con las rodillas hechas polvo y con unos moratones que me duraron días”, explica.

5. A veces se producen erecciones y otras…no

El mismo actor anónimo comenta que, antes de grabar la escena, suele decirle a su compañera de rodaje: “‘Disculpa si tengo una erección, pero también si no la tengo’. De esa manera, si ocurre, no habrá malentendidos y, si no ocurre, no se sentirá herida en su autoestima”. Hasta la fecha afirma que no ha vivido ninguna situación incómoda.

Resultado de imagen de sex on films

6. Las maquilladoras suelen trabajar en todo el cuerpo

Viola Davis lo confirmó tras el rodaje de Cómo defender a un asesino. Es como llevar una segunda piel. La maquilladora Brigette Myre Sharpe, que ha trabajado en series como True Blood Colony, dice que ella prefiere utilizar un spray bronceador en vez de maquillaje. “Es como si llevaras puesta más ropa”, dice. Además, el roce con la ropa de cama, los muebles o con el otro actor puede hacer que el maquillaje vaya despareciendo poco a poco, cosa que no ocurre con un bronceador en aerosol.

7. El sudor se puede crear artificialmente

“Hay diferentes maneras de hacer que los actores parezca que estén sudando”, dice la maquilladora Rocio Jahanbakhsh (Deserted). “Depende de cuánto quiere el director que los actores suden. Si lo que se pretende es que los actores tengan una piel con un aspecto ligeramente graso, les pongo vaselina en la cara. Cuando se trata del cuerpo… suelo utilizar aceite para bebés mezclado con agua”. También se utilizan geles corporales y otros líquidos para crear el efecto tanto del sudor como de las lágrimas, y, por eso, es muy útil tenerlos siempre a mano.

8. El vello púbico suele ser falso

El merkin, una peluca púbica que usaban las prostitutas del siglo XVIII, nunca ha pasado de moda en Hollywood, sobre todo, ahora que tantas estrellas van depiladas. Sharpe, que cariñosamente llama al merkin “peluca de gatito”, las ha colocado tantas veces que se hizo una sudadera con una foto de un gato con peluca. “Mi prioridad número uno es hacer que la actriz se sienta lo más cómoda posible, lo que a su vez la hará más sexy”.

9. Los juguetes eróticos se eligen con sumo cuidado

Tom Cahill, un profesional de attrezzo que actualmente trabaja en la serie Crazy Ex-Girlfriend, dice que su departamento se encarga de decidir qué juguetes eróticos son los más apropiados para un programa o para una película. “La televisiones suelen tener un protocolo de buenas prácticas sobre qué tipo de artículos pueden aparecer en pantalla”, dice. “En cierta ocasión hubo que hacer una escena de una despedida de soltera para un programa de televisión y se suponía que las chicas tenían que sacar varios juguetes. Debí enviar no menos de 100 imágenes de diferentes juguetes al departamento que se encargaba de supervisar estos temas antes de me dijeran que, sólo 8 de los que les había mandado, eran los que podríamos utilizar. Ninguno de ellos era el típico vibrador”.

Vibrador Butch Cassidy

10. Los actores no se quedan desnudos después de que el director grite “¡Corten!”

El responsable de vestuario, o quien sea, suele estar preparado con un albornoz y unas zapatillas, para que las estrellas tengan algo que ponerse después de un duro día de trabajo.

 

fuente: elle