Lo que tu actitud después de una relación sexual dice de ti

Ellos se duermen y ellas prefieren acurrucarse. También los y las hay que optan por fumarse un cigarro, mientras que las parejas más jóvenes, y adictas a las redes sociales, optan por el ‘Sextagram‘ -inmortalizar y compartir en redes sociales el momento post sexo-. El cine, la televisión, la literatura o la sociedad crean y alimentan desde hace décadas conductas estereotipadas tras el sexo, algunas de las cuales han sido avaladas por un gran número de estudios -los hombres tienen el impulso de dormirse porque tras el sexo su cerebro segrega una sustancia que suprime momentáneamente el deseo sexual y les pide descansar, en las mujeres sucede al contrario-. Ahora, un estudio de la Universidad de Michigan explora desde un punto de vista psicológico el significado de las diferentes actitudes que se producen tras mantener una relación sexual.

Convencidos de que el momento post sexo es igual de importante que la práctica en sí, los psicólogos Daniel J. Kruger -del Colegio de Salud Pública y Centro de Studios de Población de la Universidad de Michigan- y Susan M. Hughes -miembro del departamento de Psicología del Albright College- han desarrollado un estudio para determinar el porqué de las conductas más comunes de las personas en ese momento. Así, y tras estudiar a 456 estudiantes universitarios, una de sus primeras conclusiones rompe con uno de los estereotipos más extendidos: los hombres son los primeros en dormirse tras sexo. Según Kruger y Hughes, las mujeres son tan dadas como los hombres a dormirse antes que sus parejas.

Una vez confirmado este hecho, los investigadores determinan que aquel integrante de la pareja que se duerme el último expresa un mayor deseo de intimar y establecer un vínculo emocional con el otro, así como un mayor compromiso. Mientras que la conducta de dormirse inmediatamente tras el acto sexual está más asociada al sexo casual. Por otro lado, el estudio también asegura que las personas se sienten más satisfechas con sus parejas durante el momento post- sexo cuando estas se muestran más dispuestas a establecer un vínculo que a dormir.

Cuál de vosotros se duerme primero?

 

fuente: Yo Dona

7 preguntas frecuentes que se hacen los hombres sobre el sexo

Aunque el sexo está cada vez más presente en las conversaciones entre amigos y los medios de comunicación, y ya no resulta un agravio hablar de nuestras experiencias con franqueza, hay cuestiones que seguimos ocultando. Y no son las mismas para hombres y mujeres.

Tal como explica la psicóloga Alicia Gallotti en el manual Kama-sutra para Dummies (Planeta) “los hombres de todas las edades siguen haciéndose las mismas preguntas que en otros tiempos, en relación con su propia sexualidad y la de sus parejas”. Y estas son, según ella, las más frecuentes.

1. ¿Es posible ser heterosexual y bisexual al mismo tiempo?

Éste es un tema que angustia mucho a los hombres y, en opinión de Gallotti, no debería. La mayoría de los hombres durante la adolescencia ha tenido algún tipo de experiencia homosexual de diversa intensidad, y eso no impide que en determinados momentos se decidan claramente por una u otra opción.

En opinión de la psicóloga, no necesariamente está siempre clara la orientación sexual a lo largo de toda la vida y lo mejor es seguir nuestros instintos libremente, con naturalidad y sin reparos. Todos somos bisexuales en potencia.

2. Excitarse pero no eyacular, ¿genera trastornos?

Gallotti asegura que si eso ocurre no pasa nada raro ni perjudicial,  ya que los espermatozoides se desintegran y son reabsorbidos por el organismo sin ningún problema para la salud. Es conveniente saber que son muchos los hombres que por una razón u otra, en alguna ocasión o varias, al llegar al orgasmo no eyaculan, pero no por ello sufren ningún trastorno.

3. Si estoy agotado, ¿puedo fallar?

“Si yo estuviera en tu lugar”, asegura la psicóloga, “no tendría ningún miedo, sino que lo intentaría, ya que el propio cansancio físico invita a relajarse para eliminar tensiones”. El mejor afrodisiaco es pedirle a tu pareja que te haga un buen masaje, en el que alterne las técnicas de relajación y al mismo tiempo estimule tus zonas erógenas.

Cuando alguien se siente agotado, además, las caricias le llegan como un bálsamo y las recibe desde un estado especial, como cuando te miman y estás medio dormido. Basta con decidirte a hacerlo y sabrás si éste es tu caso.

4. ¿Quién debe tomar la iniciativa en las relaciones sexuales?

Según Gallotti es indistinto quién tome la iniciativa, y es algo que depende de cada pareja; a algunos hombres les gusta que sea ella la que tome el mando, a otros no les gusta en absoluto y sienten más reafirmada su virilidad cuando asumen el papel activo. Hay amantes a los que lo que les gusta es ir cambiando los papeles. “Así que es muy sencillo”, afirma la psicóloga. “Cómo no hay reglas, tú y tu amante podéis establecer las vuestras”.

5. ¿El coito durante el embarazo puede perjudicar al bebé?

“Puedes estar seguro de que al bebé no le ocurrirá nada, si se trata de un embarazo normal, tanto si la penetración es vaginal como si es anal”, asegura la sexóloga. En cambio, explica, puede traer complicaciones en algunos embarazos de riesgo, pero de ser así, tu médico te lo habrá advertido antes.

Es posible que estando embarazada ella note que sus orgasmos cambian en intensidad o nota distintas sensaciones durante el clímax. No hay que preocuparse, es habitual.

6. ¿Quién goza más, el hombre o la mujer?

El disfrute, asegura Gallotti, no tiene nada que ver con el género al que se pertenezca, sino con las características personales de cada amante; hay mujeres que gozan mucho y hombres que también lo hacen, y lo mismo ocurre al revés. Lo más importante que debes saber es que no existe ninguna cualidad que diferencie a hombres y mujeres en ese aspecto.

7. ¿Se puede eyacular con el pene flácido?

Sí, se puede. El mecanismo por el que se produce la erección es diferente a la eyaculación. El primero tiene que ver con el flujo de sangre hacia el tejido esponjoso del pene, que aumenta de tamaño y se eleva por su condición eréctil; la eyaculación es la expulsión del semen por la uretra, y no tiene relación directa con el comportamiento del pene. Son dos fases que no necesariamente dependen la una de la otra ni están directamente ligadas entre sí.

Como ves la cuestiones cambian mucho dependiendo de quién las haga.. en breve las dudas del sector femenino ;-)

 fuente: El Confidencial