Qué es el sexting

Una de las prácticas sexuales que se está empezando a poner de moda entre las parejas es el llamado sexting, es decir, el mandar vía móvil vídeos, imágenes o mensajes subidos de tono para la otra persona.

Esta práctica, que en un principio se hace solo con las personas con las que tienes confianza y con las que realmente puedes confiar en ellas, parece que ahora está saliendo de los comportamientos más “seguros” porque empieza a ser usado con personas desconocidas incluso, personas que se toman fotos y las envían a desconocidos con los que han chateado o hablado una o dos veces.

El sexting en principio requiere de dos roles diferenciados entre sí aunque sí es cierto que puede darse el caso de que ambas personas tengan los dos roles. Por un lado tendrías el rol de voyeur, o lo que sería igual, de que se excita viendo fotografías o vídeos de personas en posiciones eróticas; luego estaría la persona exhibicionista, es decir, la mujer u hombre que le gusta mostrarse y no siente reparo a hacerlo con su pareja (o con otras personas).

Hay que tener mucho cuidado de cómo se practica, con quién y la forma en que se elige para pasar las imágenes y audiovisuales porque pudiera ser que hubiera vulnerabilidades o que al final se tengan problemas con esas imágenes circulando (o subidas a internet). Lo mejor, siempre, ocultar la cara y el fondo para que nadie sepa y mantener así el anonimato.

Te atreves?