Cinco claves que explican por qué tenemos más ganas de sexo en primavera

“La primavera, la sangre altera” no es solo uno de los dichos más usados del refranero durante estas fechas. Detrás de esta frase hay algunos datos sorprendentes. Ya que la frecuencia de las relaciones sexuales en estos meses aumenta considerablemente respecto al invierno.  Os damos 5 claves dónde desgranamos por qué las hormonas se disparan en esta estación.

Y es que hay más datos que corroboran que en primavera reclamamos más sexo: las ventas de artículos eróticos crece hasta un 25 por ciento en esta estación. El calor, el tiempo libre o los cambios hormonales explican el famoso y cinematográfico ‘amor de verano’. Estas son las cinco claves para comprenderlo:

1 El sol y la serotonina. Una ampliación de las horas de luz provoca que estemos de mejor humor. La luz estimula, además, la producción de serotonina, por lo que las personas suelen estar más receptivas al coqueteo y las relaciones sexuales.

2 Menos ropa. Con las altas temperaturas, además de hacer más vida social y salir más a la calle, cambia el vestuario. Camisetas de manga corta, ‘shorts’ o minifaldas componen un armario más ligero. “Mostrar más la sensualidad de los cuerpos indudablemente influye en la libido disparando los instintos sexuales más aletargados durante el invierno”,

3 El aroma. “La temperatura provoca que los perfumes intensos permanezcan más en el tiempo y que se mezclen con la mayor secreción de feromonas que se produce en esta época del año. Este cóctel influye decisivamente en el estado de ánimo y el interés por relacionarse con otras personas. Esto provoca que aumente el deseo sexual gracias a la aparición de la oxitocina o la dopamina.

4 El ocio y el tiempo libre. Las vacaciones y las escapadas de fin de semana hacen que las parejas estén más relajadas, menos cansadas y puedan hacer más planes en común. Se ha demostrado que la libido primaveral estimula la imaginación y el deseo de practicar sexo fuera de los ambientes habituales donde se desarrolla el día a día. Jacuzzis, balcones, habitaciones rurales con encanto…cualquier entorno distinto al cotidiano vale para el sexo primaveral.

5 La alimentación. El aguacate para las ensaladas, los higos, la banana e incluso la vainilla en los postres son algunos de los ejemplos de alimentos que potencian la energía sexual y despiertan los instintos más primarios.

Vamos que en primavera mola todo mucho más, o no??

 

fuente:yodona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *