Cinco cosas que puedes hacer hoy para que mejore tu relación de pareja

Cuando llevamos mucho tiempo saliendo con una persona solemos olvidar que nuestra relación puede venirse abajo en cualquier momento. Esta realidad es difícil de aceptar, pues llega un momento en la historia de toda pareja en que ambas partes se acomodan y olvidan que el amor es caduco, y que si no se riega acaba marchitándose.

Todo esto no quiere decir que tengamos que vivir con un miedo constante a que nos dejen (esto es incluso más peligroso), pero si queremos que nuestra relación continúe siendo satisfactoria debemos cuidar a nuestra pareja en el día a día. Poco importa que te gastes mucho dinero en Navidades o en vacaciones para contentar a tu compañero, los cimientos de toda relación son la confianza y el cariño cotidiano, y eso sólo se demuestra en los pequeños detalles.

Según explica el doctor Gail Saltz en un raticulo en Health “encadenar estos pequeños detalles es la manera de que reconducir una relación”.  Y en su mayoría son cosas que no requieren un esfuerzo especial. Estas son cinco sencillos gestos que pueden asegurar la buena salud de tu relación de pareja y que puedes realizar hoy mismo.

1. Por las noches, apaga el teléfono y el ordenador

Si durante el poco tiempo que pasamos con nuestra pareja entre semana, cuando volvemos del trabajo, estamos todo el rato mirando el móvil y el ordenador, el amor acabará pudriéndose de forma irremediable. Un estudio publicado en la revista Computers in Human Behavior, que contó con información de 1.160 personas casadas, llegó a la conclusión de que existe una relación directa entre el uso de las redes sociales y la satisfacción marital. Cuánto más se usan las redes, menor es la felicidad en la pareja y mayores son las posibilidades de divorciarse. No tiene nada de malo mirar de vez en cuando el Facebook, pero si estás más tiempo metido en él que hablando con tu mujer es que las cosas no van como debieran.

 

2. Ve a la cama a la vez que tu pareja

Las distintas obligaciones y horarios hacen que algunas noches tengamos que acostarnos antes o después que nuestra pareja, pero si esto se convierte en costumbre perderemos el mayor momento de intimidad de que disponemos. Para las familias con hijos esto es especialmente importante, pues es el único momento del día en que el la pareja puede estar a solas.

En la cama los amantes entran en contacto físico. Y esto es mucho más importante de lo que parece. Además de potenciar la práctica de sexo (que siempre es saludable), el simple contacto físico con nuestra pareja –a ser posible con piel– libera oxitocina, la conocida como hormona del amor, que refuerza el vínculo afectivo, apuntala la monogamia  y nos ayuda a conciliar el sueño, pues evita los efectos dañinos del cortisol (la hormona del estrés), y reduce la inflamación intestinal y la presión arterial.

El sexo es muy importante en una pareja, pero si bien se puede funcionar con raciones más o menos limitadas de éste, es imposible que una relación sea feliz si las partes no se abrazan y se tocan.

 

3. Prepara el desayuno a tu pareja

Los pequeños actos de amor, como traer un día cualquiera un regalo a tu pareja, sorprenderla con un ramo de flores o prepararle el desayuno, son gestos importantísimos para la salud de una pareja.

El doctor Terri Orbuch, famoso terapeuta conocido en EEUU como “el doctor amor”, estudió el comportamiento de 373 parejas durante 28 años. Las conclusiones de la investigación se pueden encontrar en su libro 5 Simple Steps to Take Your Marriage From Good to Great (Delacorte Press), y una de las más importantes es que los pequeños actos de amabilidad y cariño cotidiano son los que mejor predicen la felicidad de una pareja. A mayor frecuencia, mayor bienestar. No des por hecho que tu pareja sabe lo que quieres, déjaselo claro en el día a día.

 

4. Recuerda los buenos momentos que habéis vivido

Las parejas de largo recorrido que disfrutan recordando momentos del pasado, orgullosas de aquello que vivieron, mantienen su vínculo en buen estado en el presente. Si tu pareja recuerda con cariño momentos pasados de la relación (aunque tu quizás los hubieras pasado por alto) es que sigues siendo importante para él y aún te quiere de verdad.

En un estudio de 2006 , el psicólogo Doris G. Bazzini, profesor de la Appalachian State University, mostró que al recordar una situación cómica vivida por ambas partes la felicidad de la pareja aumenta. “El recuerdo de las risas fortalece aún más los recuerdos, pues la gente revive el momento riendo de nuevo”, asegura Bazzini.

 

5. Haz cosas distintas

La rutina es el gran enemigo de toda relación de pareja. Como explica el psicólogo Ty Tashiro  en su libro The Science of Happily Ever After (Harlequin Sales Corp), la infelicidad en el seno del matrimonio está ligada en la mayoría de casos al aburrimiento o “habituación”, como lo definen los sexólogos, debido a que desaparece el factor sorpresa y la capacidad de seducción. Es por ello que la novedad es siempre un elemento que refuerza el bienestar de la pareja.

Según un estudio dirigido por Arthur Aron, profesor de psicología en la Universidad de Toronto, las parejas que realizan actividades novedosas tienen relaciones de mayor calidad. Y no estamos hablando necesariamente de hacer barranquismo o viajar a Kenia, lo importante es que sean cosas a las que la pareja no esté acostumbrada: ¿qué tal salir a bailar un día entre semana, cenar algo distinto o ir al teatro? Todo lo que nos lleve a escapar de la rutina será bueno para la pareja. Y esto también incluye el sexo: no hagas siempre lo mismo, cambiad de postura, o introducir juguetitos nuevos que os hagan romper la monotonía.

 

Tomad nota y veréis como notáis el cambio!

 

 

fuente: el confidencial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *