¿Cómo dominar a tu hombre en la cama?

El “bondage” es una practica sexual de dominación sobre la pareja; para tener una satisfactoria sesión de bondage lo primero que debes tomar en cuenta es tener a la mano ciertos “accesorios de dominación”, como unas esposas, lazos, cuerdas, corbatas, bufandas o cualquier otro que te permita atar a tu pareja.

 

Antes que otra cosa, recuerda que debes controlar tu pasión, pues a la hora de atar a tu pareja podrías llegar a lastimarlo, asfixiarlo o en casos extremos causar incluso la muerte, son juegos con alicientes muy excitantes pero con los que también debemos extremar las precauciones.

Es un juego de mutuo acuerdo y siempre debéis tener los limites muy bien fijados por ambas partes.

Si eres principiante lo más recomendable es empezar con algo sencillo, atar los pies y manos de tu pareja con una cuerda, taparle los ojos con una bufanda y la boca con una corbata, siempre y cuando pueda respirar.

Antes que empiece la sesión bondage, estableced una señal con la que él pueda indicarte que debes detenerte por que está muy incómodo o no quiere seguir adelante.Tal vez un gemido, una posición, una palabra o gesto.

Ya que lo hayas atado y vendado, empieza explorando el cuerpo de tu pareja, recuerda que en estos momentos está totalmente vulnerable; disfruta del aroma que su cuerpo , toca toda su piel, pasa tu boca por los rincones más erógenos de su cuerpo; una nalgada ligeramente fuerte o una mordidita inocente, son absolutamente bien recibidas. Si lo combinas con aceites efecto calor y aromáticos será la bomba! Para las más atrevidas no lo dudes y opta por las velas de masaje. El verte su contenido caliente sobre el cuerpo de tu pareja es altamente erótico.

Recuerda que se trata de ser dominante, así que mientras estés en tu papel no dejes que llegue al orgasmo; parece algo drástico, pero de eso se trata, que lo desee más y casi llegué a rogar por que le des ese “mágico placer”.

Si te enfundas en un conjunto de lencería de vinilo, en color  rojo o negro la escena ya será perfecta. También te recomendamos los bodies de red, medias y algún disfraz como el de policía que te harán ganar autoridad.

Para las nalgadas, elemento fundamental en el bondage, hay artículos especiales que te pueden ayudar a darlas de una forma mucho más “candente”. Látigos, cinturones, fustas, palas y por supuesto tus manos.

En el bondage es muy importante establecer un sistema de entrenamiento a base de recompensas.  Un buen dominante jamás obligará a su pareja a hacer algo que no quiera y mucho menos llegará a lastimarlo. Se trata de ir llevando el ritmo que a los dos os apetezca pero con autoridad y sensualidad.

Te animas a llevarlo a cabo??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *