Comprar tu primer juguete erótico, dudas?

Los tabúes sobre los juguetes sexuales parecen estar desapareciendo, no solo hacen relaciones sexuales más satisfactorias y placenteras, sino que también tienen efectos favorables sobre la musculatura y los tejidos pélvicos”.

Como en todo, siempre hay una primera vez en lo que a la compra de estos juguetes se refiere y no siempre sabemos por dónde empezar a buscar ni qué deberíamos tener en cuenta. Estas son las preguntas que debe hacer antes de comprar su primer juguete sexual.

¿En qué parte del cuerpo quiero usarlo? 

La oferta es tan amplia que puede resultar confusa e incluso agobiante. Por eso, el primer paso antes de comprar es pararse a pensar en qué parte del cuerpo lo queremos usar. Hay que definir si quieres un producto para zona externa o lo prefieres para penetración. El diseño puede cambiar mucho dependiendo del uso.

Vibrador Punto G

En cambio, “si queremos explorar nuestro punto G, nos decantaríamos por un vibrador cuya punta sea curvada”

¿En qué etapa de la vida estoy? 

No solo se trata de analizar las características del juguete, sino también las de quién lo va a utilizar ya que cada mujer tiene unas necesidades diferentes según sus características personales. Así, por ejemplo, hay que tener en cuenta factores como la edad, si se han tenido relaciones sexuales o si se es madre. “Las mujeres con el himen íntegro pueden adquirir vibradores de un tamaño más pequeño”, aclaran las ginecólogas. Respecto a su uso en mujeres embarazadas, siempre que la gestación esté transcurriendo de forma normal, sin complicaciones obstétricas que lo contraindiquen, también se pueden usar para reforzar la musculatura pélvica. Y para aquellas que se encuentren en periodo perimenopáusico, el uso de vibradores es especialmente aconsejable: Está suficientemente documentado que una sexualidad satisfactoria influye sobre los tejidos de la pelvis disminuyendo el riesgo de atrofia vaginal. También tienen efectos beneficiosos para prevenir y mejorar la incontinencia urinaria.

¿Qué medida debo elegir? 

El tamaño, a la hora de elegir un juguete erótico —o al menos el primero— sí importa!  Si somos principiantes, lo aconsejable sería empezar por un tamaño pequeño que facilite la inserción y no cause dolor. Y no solo importan las medidas del juguete, sino también las de la persona, sobre todo si vamos a optar por un dildo doble —que estimule tanto para la vagina como el clítoris— porque la distancia entre estas partes del cuerpo no es la misma en todas las mujeres y esto, concluye un estudio de la Emory University (EE UU), influye en la probabilidad de que experimente regularmente el orgasmo.

Vibrador Billy The Kid

¿Que estilo de juguete me gusta? 

En el mercado hay infinidad de modelos y marcas pero la principal diferencia es si te gusta más un juguete de estética real, es decir, con forma de pene natural, o por el contrario optas por un modelo más fantasía y de estética moderna. Como en la vida, para gustos colores!

¿Cómo debo mantenerlo? 

Aunque el placer sea la prioridad, no debe olvidar preguntar cómo se cuida el objeto. Principalmente por una cuestión de salud, ya que se  dan casos de infecciones por un uso incorrecto de estos instrumentos. Para evitarlo, hay que lavarlo con agua y jabón neutro después de usarlo y una vez seco guardarlo en alguna funda o estuche que tengamos para protegerlo de polvo y suciedades.

Si el juguete va a ser compartido o introducido por varios orificios, al igual que en las relaciones sexuales, será necesario contar con el uso del preservativo para evitar infecciones de transmisión genital. Y hay que tener especial cuidado con los “juguetes caseros”,  según el material, pueden originar lesiones en el aparato genital y obligarte a pasar un mal rato en las Urgencias de tu hospital más cercano.

 

 

fuente: buena vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *