Consejos y dudas sexuales: ¿Por qué sube y baja la libido?

A veces experimentamos una falta de ganas de mantener sexo que puede tener explicación o no. Otras veces, por el contrario, nuestra sexualidad se multiplica. Para hablar de esta situación se dice que ‘la libido está baja o alta’.

¿QUÉ ES LA LIBIDO?

La ‘libido’ es un término acuñado por Sigmund Freud que significa necesidad o deseo sexual. Esto depende tanto de un factor biológico como de un factor psicológico y uno social. En cuanto a la parte biológica las hormonas sexuales (testosterona y dopamina) moderan el deseo tanto en hombres como mujeres y en cada persona se da un mayor o menor nivel. Otras circunstancias sociales como la familia, la religión, el lugar o el trabajo así como el factor psicológico que puede estar condicionado por el estrés, la depresión o simplemente, la personalidad de cada uno también son clave para el apetito sexual.

¿POR QUÉ SUBE Y POR QUÉ BAJA?

Está demostrado que el deseo de sexo en la mujeres está relacionado en el ciclo menstrual. La mayoría de mujeres aumenta su libido los días anteriores a la ovulación, es decir, en el momento más favorable de su fertilidad. Este comportamiento se vincula con el nivel de testosterona durante el periodo, ya que en estos días es mucho mayor. En los días que siguen a la finalización del periodo la testosterona baja y por lo tanto, las ganas de actividad sexual.

A esto hay que sumarle la naturaleza biológica de los hombres y mujeres. En general, el momento en que la libido alcanza su mayor exponente en hombres es cuando llegan a la pubertad, entre los 15 y 17 años. A partir de ahí, su libido va bajando poco a poco a lo largo de su vida. A diferencia de ellos, las mujeres van ganándola momentáneamente hasta que llegan a la treintena, que será cuando su libido llegue a su momento cumbre.

Otras circunstancias sociales también afectan a la libido. La falta de privacidad puede ser una de ellas, ya que si no nos sentimos cómodos en un lugar será complicado hacer el amor. El estrés, las distracciones del día a día, el cansancio y la depresión son los motivos más frecuentes que bajan la libido, así como problemas psicológicos de experiencias sexuales traumáticas, ataques violentos, la baja autoestima o ansiedad por empezar una nueva relación íntima.

Por otra parte, el estado físico de cada uno también tendrá que ver. Los problemas de hormonas como el hipotiroidismo y algunos medicamentos afectan a la libido. En los hombres también importa la frecuencia de eyaculación, ya que en un estudio se demostró que tras 7 días de abstinencia la libido era mucho mayor.

Por supuesto otros medicamentos, drogas, anti-depresivos y hábitos reducen el apetito sexual. Las píldoras anticonceptivas, al contener la testosterona, también reducen las ganas de hacer el amor. El tabaco y el exceso de alcohol también afectan, y por el contrario, hacer ejercicio y disminuir estos vicios reforzarán una libido sana.

¿PODEMOS CONTROLAR NUESTRA LIBIDO?

Sí que es posible controlar nuestra libido mediante conductas y medicamentos, entre otros factores. Existe una variedad de fármacos afrodisíacos que ayudan a revitalizar el deseo de sexo así como la Viagra para hombres, o vigorizantes sexuales como los que puedes encontrar en nuestra tienda física que produce la erección para el acto sexual.

Gel Estimulante THOR

En el caso de las mujeres anímate a probar las cremas orgásmicas, te ayudarán a estar más estimulada y receptiva.

Pero como es lógico, el deseo sexual también dependerá mucho de la relación de pareja. Si estáis en buenos términos las probabilidades de tener una libido alta son mucho mayores que, si por ejemplo, acabáis de discutir. La comunicación entre vosotros será clave para que vuestra actividad sexual sea óptima.

Si la libido se convierte en un problema para ti y tu pareja puedes considerar buscar el consejo de nuestra sexóloga que te ayudará a buscar la raíz del problema y buscarle solución.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *