Cunnilingus

Cunnilingus 
 
Cunnilingus (del latín: cunnus, “vulva”; y lingō, lingĕre, “lamer”) es la práctica del sexo oral en los genitales femeninos (clítoris, vulva y vagina).
En el cunnilingus puede incluirse una práctica llamada Humming, que consiste en hacer un sonido gutural con la garganta para producir cosquilleo en la sensible mucosa genital femenina. También es posible estimular oralmente la parte superior de los genitales femeninos mientras se introduce el pene en la vagina.

Como forma de masturbación es muy poco frecuente (autocunnilingus), debido a la dificultad física, por lo que en general suele realizarla otra persona.

Puede ser realizada por una o varias personas, del mismo o de distinto sexo.

Cuando los dos miembros de una pareja realizan mutua y simultáneamente sexo oral, se conoce como 69, ya sean dos felaciones, dos cunnilingus, o una felación y un cunnilingus.

 

Un poco de História

Los romanos ligaron el poder al sexo oral, creando roles dominantes y sumisos. Aunque el cunnilingus se consideraba una práctica sucia, gracias a algunas pintadas hechas en los baños públicos y a palabras talladas en las paredes, se sabe que algunos prostitutos masculinos esperaban en las esquinas de estos baños a mujeres que solicitaran sus servicios.

Practicar una felación o un cunnilingus, ya fuera un hombre o una mujer el ejecutor, lo convertía en culpable. Según la jerarquía romana de la degradación sexual, un hombre sospechoso de haber estimulado oralmente a una mujer se rebajaba más que uno que fuera penetrado por otro hombre. Se le imponía el estatus legal de infame, al mismo nivel que prostitutas, gladiadores y actores, lo cual le impedía votar y representarse a sí mismo ante un tribunal.

 

El cunnilingus y la salud

Al haber contacto entre la mucosa bucal y la mucosa vaginal, es posible el contagio de alguna de las infecciones de transmisión sexual (antes “enfermedades de transmisión sexual” o “enfermedades venéreas”), por lo que los especialistas (médicos o sexólogos) recomiendan el uso de algún medio de protección (condón femenino, o barreras de látex por ejemplo), sobre todo si esta práctica se lleva a cabo con una persona desconocida.

 

Complementos 

Para la práctica del cunnilingus puedes utilizar además de barreras de látex para protegerte contra enfermedades de trasmisión sexual otros productos que pueden ayudarte a darle un extra a esta práctica.

 

Los lubricantes de sabores serán tus perfectos aliados a la hora de practicar sexo oral, te ayudarán a darle un toque de sabor divertido y muy estimulante.

Tan solo deberás escoger que sabor te gusta más, los tienes desde la clásica fresa hasta el original chocolate o nube.

 

También existen “piercings” especiales para esta práctica sexual, y si combinas el sexo oral con un mini vibrador de clítoris ya será la bomba!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *