Los cuerpos famélicos ya no se llevan, la moda es tener curvas

Año 2015. Mujeres como Scarlett Johansson, Kim Kardashian o Monica Bellucci exhiben sus maravillosas curvas por las diferentes alfombras rojas. Suelen ir acompañadas de hombres cuyas espaldas y brazos cubrirían el cuerpo de muchas mujeres. ¿Qué ha sido de los cuerpos famélicos que hace unos años desfilaban por las pasarelas más exitosas del mundo? La respuesta es fácil: ya no se llevan.

Las curvas están de moda y son eróticas. En mi opinión, al fin la sociedad comienza a darse cuenta de la sensualidad del cuerpo torneado de una mujer y del vigor de los brazos de un hombre. Es cierto que cada cual tiene sus gustos, pero existe un significado por el que hombres y mujeres prefieren tetas grandes y penes enormes.

Pechos grandes

Grandes o pequeños, la mayoría de chicos desean esta parte tan erótica del cuerpo de la mujer, pero ¿sabías que cuanto menos dinero tiene una persona más le gustan las tetas grandes? Al menos este es el dato que ha publicado la revista cinetífica Plos One. Según el estudio realizado, aquellos hombres que pasan más hambre se decantan por mujeres con más pecho. Algunos biólogos como Larry Young, de la Universidad de Emory, consideran que el pecho es una fuente de oxitocina, la hormona del amor. El deseo de tocar, masajear o besar un pecho provoca la liberación de esta hormona y, por tanto, un aumento del placer.

Por si fuera poco, hay quienes dicen que observar el busto femenino alarga la vida del hombre, por lo que, según un estudio realizado en Alemania por el doctor Katren Weatherby, ver porno es la pócima de la eterna juventud. Ver diez minutos al día de cine X  supone un aumento de la esperanza de vida de cuatro a seis años. Esta investigación resultó ser un bulo, pero viene genial como excusa si tu chica te pilla en mitad de una escenita caliente en la tele u ordenador.

 

De los 90 a la actualidad, las mujeres occidentales han aumentado —entre unos trucos y otros— dos tallas de sujetador. Así que, ¡que no te mientan! Los chicos en lo primero que se fijan es en el tamaño del pecho y ya después en los ojos o la sonrisa. Se estima que, al menos, el 80% de los hombres mira primero y durante más tiempo el pecho de una mujer para más tarde recorrer el resto del cuerpo. Flipa!

 

La virilidad, en centímetros

Sigamos con los hombres. Si los penes grandes no se llevasen, no existirían todas las páginas web con aparatos y métodos varios para aumentar el tamaño del miembro viril. La media del tamaño del pene de un occidental es de 13 a 16 centímetros. Aun así, e incluso superando la media, el 63% de los varones consideran que el tamaño de su ‘pajarito’ es pequeño.

Basta con tener estas medidas para mantener a la pareja satisfecha, ya que el 85% de las mujeres se conforman con estos centímetros. Para algunas, más de 16 supone un calvario a la hora de mantener relaciones sexuales.

Al parecer, podría haber una relación entre el tamaño del pene y la capacidad de fecundación del hombre. Aunque, en mi opinión, la virilidad o la capacidad de fecundar un óvulo no depende de los centímetros de más. A pesar de ello, todavía existen tradiciones (como la japonesa) en la que cada marzo veneran un gran miembro sagrado en su particular ‘festival del pene’. Según la leyenda, ayuda a las mujeres a quedarse embarazadas y da energía a los niños y ancianos.

 

Que os parece??

 

 

 

fuente: gonzoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *