Mitos sobre las enfermedades de transmisión sexual

La educación sexual es una materia que pasa desapercibida para casi todos y nos hace caer en errores o creer en mitos infundados. Es hora de abrir la mente y pensar que es un problema que nos afecta a todos, por lo que debemos ser responsables.

En temas tan controvertidos como el de las enfermedades de  transmisión sexual  todavía existen lagunas que nos hacen hablar con cierto desconocimiento. En algunos casos, incluso, provocan que cometamos errores graves cuando mantenemos una relación sexual. Por ello, hoy os hablo de cinco mitos (o creencias falsas) que todos deberíamos tener en cuenta.

  1. Las ETS se pueden contagiar en un baño público. A pesar de que los baños públicos pueden ser un nido de bacterias, no se dan las condiciones adecuadas para que nos infectemos.
  2. Me puedo contagiar bebiendo del vaso de un infectado. Las formas de contagio de una ETS son a través de contacto directo sangre con sangre, de madre a hijo en el embarazo, contacto de flujos durante la relación sexual y el uso de jeringuillas compartidas.
  3. No hay peligro de contagio si realizo la marcha atrás. Existe el mismo peligro debido a la expulsión del líquido preseminal antes de la eyaculación.
  4. Es imposible que me contagie por el contacto piel con piel. Determinadas ETS como los herpes o la clamidia pueden contagiarse por el contacto cutáneo.
  5. Drogadictos y homosexuales son los grupos de riesgo de contagio. Todos tenemos el mismo riesgo de contraerlas cuando llevamos a cabo conductas de riesgo.

Actualmente considero que los jóvenes reciben una educación sexual bastante pobre. El sexo sigue considerándose un tabú, el preservativo se ve mayoritariamente como forma de prevenir un embarazo y no una ETS, y la pornografía continúa sin dar una imagen correcta de lo que debe ser el sexo responsable.

Es obligación de todos abrir la mente y pensar que es un problema que, aunque se ha solventado con el tiempo, puede afectar a cualquier en determinado momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *