Sexo Anal, ese gran incomprendido

El sexo, por lo general, es motivo  para todo tipo de tabúes y prejuicios. Pero, de entre todas sus expresiones y prácticas hay una que claramente se lleva la palma en lo que a incomprensión se refiere: el sexo anal.

La  verdad es que es una práctica mucho más extendida de lo que muchos piensan, aunque aún tiene que lidiar con demasiadas ideas preconcebidas. Las más comunes son asociarlo al sexo entre homosexuales (como si eso fuera algo malo, por otro lado), temerlo por creer que es doloroso o rechazarlo por considerarlo algo “sucio” o inapropiado.

Los expertos coinciden en que es una zona muy erógena y afirman que, si se hace bien, puede ser una práctica muy satisfactoria para ambas partes.

Gran parte de las chicas admiten que no les gusta, que les provoca dolor y que no les excita en absoluto. Reconocen normalmente  que van desde el primer momento convencidas de que les dolerá  y que no conseguirán relajarse. Chicas no empecéis con negatividad! relajación y poco a poco,

Para iniciarse en el tema del sexo anal nada como un buen lubricante, a ser posible especifico para prácticas anales y un juguete gradual que ayude a dilatar el ano para una posterior penetración.

 

En Reina Pícara encontrarás dildos y plugs anales que te servirán para preparar el terreno.

En el caso de los chicos el tema siempre tiende a llevar al miedo a que se les tome por homosexuales, cuando la verdad es que este tabú les esta llevando a perderse un placer extremo.

No hace falta ir a penetraciones con arneses algo más explicitas y tal vez incomodas para ellos, pero si se puede empezar por los mismos juguetes comentados anteriormente o por las ya famosas bolas tailandesas que hacen el orgasmo mucho más intenso y placentero.

Así que nada, allá cada cual con sus límites, sus gustos, sus pasiones y sus prejuicios. Pero aquellos que se animen a curiosear por terrenos inexplorados, recordad lo que dicen los sabios: higiene, protección y, sobre todo, lubricante. Mucho lubricante y paciencia!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *