Annilingus o Beso Negro

Besos los hay de todas formas, incluso colores, también negros, que son aquellos que se dan en una parte tan reputada del cuerpo humano como es el trasero. Puede parecer una burrada pero aquellos que lo han probado repiten.

Resultado de imagen de annilingus

El ano es una de las partes del cuerpo en donde se concentran una gran cantidad de terminaciones nerviosas, por lo que cualquier estímulo que reciba esta zona llega al cerebro de una forma rápida y placentera. Además, y en el caso de los hombres, el ano se encuentra muy cerca del punto P o punto prostático, por lo que las posibilidades de gozarlo con este beso, si a la vez se manipula la zona con las manos, son prácticamente del 100%.

 

El beso negro ha sido reconocido por el gran libro del arte del sexo, el Kamasutra, en donde se exponen numerosas posturas para poder variar y dejar de lado la monotonía que aporta el misionero, e innovar de manera divertida y alocada las relaciones sexuales con la pareja. Algunas posturas, eso sí, es mejor que contéis para realizarlas con la ayuda de un profesional o al menos de un trabajador del Circo del Sol, pues más que un momento sexual parece un campeonato a dos de gimnasia rítmica.

Del colibrí

Pongámonos bucólicos y pensemos en ardillas y pajaritos. El beso negro también es conocido como ‘El beso del colibrí’. simulando la acción que realiza con la lengua este pequeño ave al coger el néctar de las flores con la de una persona al meter por el ano a su pareja un completo beso de tornillo.

Resultado de imagen de annilingus

Pero vayamos a lo serio. El beso negro no entiende de géneros ni orientaciones sexuales. Esto va dirigido a las personas que opinan que todo aquello relacionado con el sexo anal pertenece al mundo gay. ¡No sabéis lo que os estáis perdiendo! Eso sí, existen una serie de condiciones para que todo salga, y nunca mejor dicho, a pedir de boca.

La condición número uno es que ambas personas estén de acuerdo. A pesar de que puede parecer un juego sexual muy pervertido es más común de lo que os pensáis entre los seres humanos. El respeto debe ser mutuo así como la masturbación. Recordad que para recibir hay que dar.

Buena higiene

La condición número dos es la higiene y el buen estado de salud de las personas. No vale únicamente con tener la zona aseada. También es necesario que esté libre de vello. Cuidado con utilizar ciertos jabones. Lo mejor es hacerlo sólo con agua o bien con un tipo de gel Ph neutro para no dañar la zona si te ayudas de una pera enema la limpieza será mucho más eficaz. Una buena higiene bucal también es necesaria para el que realiza una felación o cunnilingus evitando infecciones en el tracto urinario de su pareja.

Resultado de imagen de beso negro

 

La condición número tres es reconocer el estado físico en que se encuentran ambas personas. La salud, al igual que en el resto de temas relacionados con el sexo, es primordial. A través del beso negro también se pueden transmitir enfermedades sexuales como la hepatitis A, B o C, herpes genitales que pueden llegar a ser visibles en lengua y labios, VPH o lo que es lo mismo, Virus del Papiloma Humano que en un alto grado deriven en cáncer de boca, garganta, gonorrea e incluso lombrices intestinale

Como veis todo muy suculento. ¡Pero tranquilos y que no cunda el pánico! Las revisiones médicas ordinarias y una correcta utilización de los métodos de barrera o contacto preservan al ser humano de algunas, no todas, las enfermedades de este tipo.

Para terminar, y como nos gusta ser universales, recordad que si viajáis a un país anglosajón y alguien os comenta entre fish and chips que os quiere hacer un rimming, id corriendo al lavabo y asead vuestra parte más noble, nunca se sabe hasta qué punto la lengua inglesa puede resultar tan atractiva.

 

fuente: gonzoo

Sexo Anal, ese gran incomprendido

El sexo, por lo general, es motivo  para todo tipo de tabúes y prejuicios. Pero, de entre todas sus expresiones y prácticas hay una que claramente se lleva la palma en lo que a incomprensión se refiere: el sexo anal.

La  verdad es que es una práctica mucho más extendida de lo que muchos piensan, aunque aún tiene que lidiar con demasiadas ideas preconcebidas. Las más comunes son asociarlo al sexo entre homosexuales (como si eso fuera algo malo, por otro lado), temerlo por creer que es doloroso o rechazarlo por considerarlo algo “sucio” o inapropiado.

Los expertos coinciden en que es una zona muy erógena y afirman que, si se hace bien, puede ser una práctica muy satisfactoria para ambas partes.

Gran parte de las chicas admiten que no les gusta, que les provoca dolor y que no les excita en absoluto. Reconocen normalmente  que van desde el primer momento convencidas de que les dolerá  y que no conseguirán relajarse. Chicas no empecéis con negatividad! relajación y poco a poco,

Para iniciarse en el tema del sexo anal nada como un buen lubricante, a ser posible especifico para prácticas anales y un juguete gradual que ayude a dilatar el ano para una posterior penetración.

 

En Reina Pícara encontrarás dildos y plugs anales que te servirán para preparar el terreno.

En el caso de los chicos el tema siempre tiende a llevar al miedo a que se les tome por homosexuales, cuando la verdad es que este tabú les esta llevando a perderse un placer extremo.

No hace falta ir a penetraciones con arneses algo más explicitas y tal vez incomodas para ellos, pero si se puede empezar por los mismos juguetes comentados anteriormente o por las ya famosas bolas tailandesas que hacen el orgasmo mucho más intenso y placentero.

Así que nada, allá cada cual con sus límites, sus gustos, sus pasiones y sus prejuicios. Pero aquellos que se animen a curiosear por terrenos inexplorados, recordad lo que dicen los sabios: higiene, protección y, sobre todo, lubricante. Mucho lubricante y paciencia!