5 razones para perdonar una infidelidad

A continuación, queremos darte algunas razones por las que quizá, perdonar una infidelidad pueda ser el mejor camino para reforzar la relación y que os deis de nuevo una oportunidad, sin echar por tierra todo lo que habíais construido juntos.

1. CONSTRUIRÉIS UNA NUEVA RELACIÓN

Aunque una infidelidad no está justificado en ninguno de los casos porque es un engaño, podréis aprender de este error para buscar las soluciones que realmente vuestra relación necesita para mejorar. Quizá vuestra antigua relación está dañada e incluso muerta, y esto que ha ocurrido es una clara señal de que tenéis que construir una relación nueva desde cero.

Para construir una relación nueva desde cero necesitáis inocencia y también confianza en el uno y el otro. Dejar atrás las heridas y daros la oportunidad de amaros de nuevo, como el primer día. El objetivo es reemplazar el dolor por un nuevo amor más fuerte que os una como nunca.

2. SUPERARÁS LOS SENTIMIENTOS NEGATIVOS QUE TE ATABAN AL DOLOR

Cuando te enteraste que tu pareja te fue infiel lo más probable es que no pudieras quitarte de la cabeza a tu pareja manteniendo sexo con otra persona o quizá compartimiento sentimientos. Pero quizá sólo fue un error por motivos que le hicieron confundir y la realidad es que sólo te quiere a ti y quiere estar a tu lado.

Es posible que durante un tiempo te sientas inseguro/a y enfadado/a, pero esto es normal, son sentimientos que ocurren después de cualquier mentira. Pero tendrás la capacidad de darte cuenta de que puedes superarlo, de que aunque el dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional y te puede reconquistar  si así lo deseas. Si realmente quieres a tu pareja y te sientes amado/a como debe ser, entonces estarás de acuerdo conmigo cuando dar una segunda oportunidad no tiene que ser algo malo.

3. PODRÉIS FIJAR NUEVAS NORMAS

Cuando se empieza una relación de pareja existen normas implícitas de comportamiento para que todo marche bien como por ejemplo: preocuparte por la otra persona, pasar tiempo juntos, compartir sentimientos, mantener relaciones sexuales, nutrir la confianza y el bienestar del uno y del otro, etc.

Pero cuando hay un engaño a causa de una infidelidad se puede sentir cómo esas normas implícitas empiezan a tambalear y es necesario hablarlas para ponerlas sobre la mesa y que exista un compromiso real por parte de ambos.

En este sentido, será necesario establecer algunas reglas para que la nueva relación que queréis construir pueda funcionar realmente. Serán normas específicas para vosotros dos, pero es posible que quieras pensar en cosas como decirle al otro dónde se está y con quién a cada momento, hablar por mensajes de texto a menudo… después de un engaño hay que trabajar sobre la confianza y aunque al principio pueda parecer demasiado, es necesario para poder recuperar la confianza y que todo pueda funcionar. El comportamiento de la persona que engañó tendrá que ser totalmente transparente, pero tú también debes poner de tu parte y confiar para que vea que realmente le has perdonado.

4. EL PERDÓN LIBERA TU ALMA

El perdón no es fácil y menos cuando sentimos que nos han traicionado o que nos han faltado al respeto, pero es necesario para encontrar la paz. El perdón no justifica los hechos, tampoco se perdona por liberar al otro de su carga. Quien ha hecho algo negativo lo llevará consigo mismo para siempre, pero perdonar se hace por uno mismo, para poder sentir el alma libre y sin cargas que nos hagan daño innecesariamente. No podemos controlar los actos de las demás personas, pero sí podemos aprender de ellas. Si perdonas la infidelidad de tu pareja, estarás aprendiendo sobre cómo perdonar y además, estarás mostrándole el acto más grande de amor.

5. PODRÉIS CAMBIAR PARA MEJOR

Si tu pareja realmente se siente arrepentida de haberte sido infiel y tú sientes la necesidad de perdonarle y volver a construir una nueva relación juntos desde cero, entonces podréis tener la oportunidad de poder cambiar a mejor juntos.

Los dos podréis aprender sobre esto, ¿por qué te ha engañado? ¿Quién era esa persona? Aunque creas que es difícil reinventarse y ser alguien ‘nuevo’ para tu pareja, se puede y tu pareja también lo puede conseguir, sobre todo si realmente quiere salvar lo vuestro.

Podréis explorar formas de ayudaros mutuamente a que la relación funcione, podéis pensar en cómo cambiar para convertiros en esas personas que realmente queréis ser y disfrutar cada día. Podéis conseguir sentiros bien y que el dolor desaparezca. El tiempo cura las heridas si creéis que realmente pueden ser curadas.

En seis meses deberéis haber mejorado mucho en todos los aspectos, un año después la confianza debe haberse desarrollado de nuevo en ambas partes. Aunque si esto no es así, si ambos seguís sufriendo o no podéis ser felices aunque lo habéis intentado todo, entonces lo mejor es seguir hacia adelante, en solitario.

 

fuente: bekia

Ser infiel pero no dejar a tu pareja por comodidad

Un estudio llevado a cabo por el portal de citas extra-matrimoniales Victoria Milán asegura que el hecho de tener un o una amante no es motivo para dejar una relación. La web, tomando una muestra de 4.658 hombres y mujeres, arroja un dato: el 76% de los encuestados que reconocieron ser infieles preferían echar un polvo con sus amantes pero no dejarían a sus cónyuges por una simple razón: la comodidad.

La estabilidad une a las parejas, mientras que la monotonía les lleva a conocer a otras personas con las que avivar la llama de la pasión en el sexo. Hay quienes afirman que “echar una canita al aire” fortalece las relaciones y hacen que valoremos aún más a la persona con la que estamos. Lo que para algunos es un argumento que justifica la infidelidad, para otros no deja de ser una burda excusa con la que cubrirse las espaldas en el caso de ser pillados.

Este mismo estudio constata que el 85% de los infieles tampoco dejarían la relación para vivir un nuevo romance con el amante. Esto se podría resumir en que la infidelidad que predomina es aquella en la que solo se busca placer y sexo y no una relación paralela.

¿Es la infidelidad el fin de una pareja?

Hay quienes afirman que si la aventura ha sido simplemente sexual sí perdonarían a sus parejas. Otros consideran que tener un amante y prolongarlo en el tiempo es algo imperdonable que acaba con la relación.

Al final, más que perdonar una infidelidad hay que olvidar una traición. Los que admiten que perdonan pero no olvidan viven pensando que cualquier tiempo pasado fue mejor. Así, jamás conseguirán ser felices del todo con sus parejas, aunque estas no vuelvan a ser infieles nunca. En mi opinión,poner los cuernos no tiene por qué ser el final de una pareja, pero sí el comienzo de una nueva forma de ver la relación.

Perdonar de verdad

Cuando perdonamos una infidelidad no podemos caer en el terrible error de convertirnos en celópatas, de mirar el móvil del otro constantemente, de revisar sus redes sociales, sus correos… En definitiva, cuando perdonamos una infidelidad no lo hacemos con una pistola en la cabeza. La persona a la que le han sido infiel y decide perdonar el acto es consciente de que el daño causado puede llegar a ser incluso menor que el de perder a la persona amada.

Pero ante  todo ello existe la terapia, la comunicación y, si no tiene arreglo, ser valiente y dejarlo con tu pareja cuando deseas a otras personas.

 

Vosotros que pensáis?

 

 

fuente: gonzoo