12 detalles románticos para tener con tu pareja

El amor es como una flor que cuidar a diario.  Por ello, y porque mantener vivo el amor es algo que hacemos porque nos sale del corazón y no por obligación, dedicarle a nuestra pareja pequeños detalles románticos de vez en cuando es nuestra manera de recordarle que estamos enamorados y enamoradas.

Ya sea por una fecha señalada o simplemente, un día cualquiera del año, estos detalles servirán para recordar por qué os enamorasteis y por qué queréis seguir juntos a poder ser toda la vida.
Algunos basados en clásicas muestras de amor, y otros buscando la originalidad, os proponemos estos 12 detalles románticos low cost  para decirle a vuestra pareja con acciones que la queréis.

1. UN CAMINO DE POST-ITS CON MENSAJES

Nada como un divertido juego para que tu pareja se lo pase bien a la vez que se derrite de amor. Coge un montón de post-its y escribe en cada uno un mensaje que quieras trasmitir a tu pareja. Por ejemplo, puedes ponerle en cada uno algo que te gusta de él o ella, o recordando momentos especiales que vivisteis juntos, ¡o ambas cosas! Todo lo que se te ocurra, porque con ellos deberás trazar un camino por toda la casa que tu pareja deberá ir recorriendo despegando y leyendo cada post-it.

 

2. RECOPILA VUESTROS RECUERDOS EN UNA CAJA

Coge todos los detalles que guardas de los recuerdos que habéis vivido juntos: un posavasos de la primera vez que tomasteis algo juntos, las entradas de cuando fuisteis por primera vez juntos al cine, un envoltorio, una servilleta con un mensaje de amor, una fotografía, una carta… cualquier cosa. Todo lo que guardes, mételo en una caja e invita a tu pareja a repasar esos recuerdos. Verá lo importante que es para ti cuando aún guardas “toda esa chatarra”.

3. SORPRÉNDELE CON UN BESO INESPERADO

Los besos son muy importantes, y debemos salir de la rutina de que sea un gesto de despedida o saludo. Cuanto hace que no os dáis un beso realmente apasionado??

4. LAS VELAS SIEMPRE FUNCIONAN

Hasta una pizza o un sándwich vegetal se volverán menús de primera categoría si los acompañáis de la luz de unas velas. Para que sea más bonito, opta por coger velas de colores y llena la habitación con ellas. Verás que cena low cost más especial!

5. MANTA Y SOFÁ

Cuando llegue a casa, déjale preparado encima de la cama una manta, unas zapatillas, un paquete de palomitas y, encima de todo ello, esa película que llevaba tanto tiempo con ganas de ver y siempre le dabas largas.

6. UN PICNIC AL ATARDECER

Se trata del momento más bonito del día, así que aprovéchalo. Además ahora en otoño los días son más cortos y puedes ir a recoger a tu pareja al trabajo y enlazar el paseo o merienda. Podéis escoger un parque , playa, mirador o terraza urbana. Para darle más romanticismo, haz que sea una sorpresa, y dirigíos allí sin que él o ella sepa nada.

7. REGÁLALE EL DISCO DE VUESTRO ARTISTA O CANCIÓN ESPECIAL

Déjaselo en el buzón, que lo encuentre por sorpresa, empaquetado. Entre facturas y publicidad, una sorpresa en el buzón siempre nos alegra la mañana. Y si encima nos está recordando momentos felices, nos hará emitir una sonrisa que tardará en quitarse. El buzón es un buen lugar para hacerle llegar cualquier otro tipo de detalles románticos, pero no abuses de este recurso o perderá la magia.

 

8. ENVÍALE CARTAS Y CONVIÉRTELO EN UN JUEGO

Esto es parecido a la idea de los post-its, pero más elaborado. Las cartas son mucho más personales y románticas que los emails o los whatsapps, así que debemos aprovechar el efecto doble que tienen ahora que escasean tanto.

Envíale cartas retándole a hacer cosas que llevaba tiempo posponiendo, o que le hagan sentirse bien (comprarse eso que lleva tiempo deseando pero en lo que no quería gastar dinero, quedar un día con sus amigos o amigas, ir a darse un masaje, etc). Es romántico y a la vez, como se trata de un juego, tu pareja se verá obligada a cumplir las reglas. Es también una gran opción si tenéis que pasar un tiempo separados.

9. DÉJALE UN MENSAJE BONITO ENTRE SUS PAPELES

En su mesa de trabajo o estudio, seguro que tiene una agenda o algunos papeles que siempre usa para apuntar y mirar sus notas. Déjale escrito un mensaje bonito, le sorprenderá en medio de su rutina.

10. USA LAS REDES SOCIALES

No es necesario que pongas una foto de ambos y expliques lo maravilloso o maravillosa que es, o contar vuestra historia de amor, puede resultarle incómodo. Pero puedes dejarle mensajes sutiles, por ejemplo, un tuit donde le pongas una broma que vosotros conocéis. O una foto relativa a algún recuerdo especial que tenéis, o la letra de vuestra canción, o un mensaje romántico lanzado al aire.

 

 

11. GRÁBALE UN VÍDEO

Si antes hablábamos de que las clásicas cartas tienen un sentido especial, aprovechar las nuevas tecnologías también nos da mucho juego para ser originales y creativos. Grábate mandándole un mensaje de amor, haz un montaje con vuestras fotos o vídeos de recuerdos, pon de fondo una canción que le guste… Las posibilidades son infinitas, sólo tú sabrás qué le gusta más..

12. REGALAOS UNAS TAZAS EMPAREJADAS

Hoy en día todos tenemos nuestra taza especial. Las hay de todos los estilos y motivos, así que diseñad las vuestras propias. Podéis escoger una foto o diseño propio y en una tienda de fotografía os lo imprimirán en una taza, pero recuerda que deben de tener algún elemento en común para que formen una pareja, y así cada uno tendréis la vuestra. Podéis poner vuestros nombres, una frase de amor que empiece en una taza y termine en la otra, un motivo de alguna película que os guste, o lo que elijáis.

 

Has tomado nota??

 

 

fuente: bekia

Los nueve ‘pecados’ del primer mes de relación

Un chispazo desencadena todo lo demás. Las relaciones deben superar la frontera de las primeras semanas para consolidarse y dar un paso hacia el compromiso, pero a veces esa frontera es una diabólica carrera de obstáculos. El ansia por sentirnos queridas o la inseguridad pueden hacer que nos comportemos como auténticas psicópatas y echemos a perder justo aquello que andábamos persiguiendo.

 Para evitar los errores en los albores de una relación, el portal de citas EHarmony ha elaborado una lista con los nueve pecados más frecuentes durante la primera toma de contacto con una posible media naranja.

  1. Llegar tarde

    Puede parecer una tontería, pero no lo es en absoluto. Hacer esperar a la otra persona no es solo una falta de educación, sino también una falta total de respeto. A nadie le gusta sentirse despreciado, y menos durante el comienzo de la relación. De modo que, si eres de las que deja todo para el último momento, ponte las pilas y organízate para llegar con 20 minutos de antelación.

  2. Pasarte con las copas

    Un par de vinos pueden ayudarte a sentirte más a gusto y hacer que la cita fluya mejor. Sin embargo, parecer una ebrio durante la cena no hará que él o ella te mire con buenos ojos. Si piensa que no eres capaz de moderarte, podría entender que también eres irresponsable en otras áreas de tu vida. La emoción está bien, pero vivir junto a un torbellino incontrolable no es divertido. Por tanto, un persona que valga la pena preferirá una pareja tímida y sobria -al menos en la primera fase- que alguien que se líe la manta a la cabeza mientras agita el quinto cubata.

  3. Hacer ‘la búsqueda’ en internet

    Es un clásico: conoces a alguien y te lanzas a investigarle en las redes sociales. Te sientes Sherlock por unos minutos (o incluso unas horas). Al final del día sabes dónde estudió, quiénes son sus padres y cuáles son sus cinco grupos de música favoritos. Lo de ‘La Búsqueda’ es una auténtica droga, sí, pero debes dejarla. De modo que bloquea tus instintos y espera para conocer a tu cita por los cauces normales: cena y conversación, de esa forma resultará mucha más natural y divertido para ambos.

  4. Hablarle de tu ex

    Probablemente te marcó para siempre, pero no es el momento de hablar de él o de ella. Cuando comienzas una relación tienes que centrarte en el futuro, no en el pasado. En caso de que sigas siendo amigo/a de tu ex pareja, tampoco deberías compartir los detalles de esa amistad con tu nueva conquista, porque podría crear inseguridad y hacerle creer que tiene un competidor demasiado cerca. El tema de los amoríos pasados debe quedarse en el cajón, por lo menos hasta que tu nueva relación sea un poco más sólida.

  5. Decirle que te estás enamorando

    Hablar de esa clase de sentimientos demasiado pronto puede estropear la relación. Durante las primeras semanas, la pareja aún no es lo suficientemente fuerte como para decir ‘te quiero’. Al principio, los sentimientos de cada uno evolucionan a ritmos diferentes, de manera que siempre habrá una parte más ‘colgada’ que la otra. Dar a entender que estás enamorado hará sentir incómoda a tu pareja y podría arruinar lo vuestro. Es mejor esperar y disfrutar de su compañía, ver cómo se van desarrollando los acontecimientos y dejar el ‘te quiero’ para cuando sea una expresión real y correspondida.

  6. Soltar la ‘bomba’ del matrimonio

    Puede que comiences a quedar con alguien con la idea de terminar teniendo una relación seria. Quizá planeas, en un futuro no muy lejano, casarte y tener hijos. Sin embargo, las primeras semanas de una relación no son el mejor momento para poner ese tipo de cartas sobre la mesa, ya que una declaración así podría asustar a tu pretendiente. Interrogarle sobre su opinión acerca del matrimonio no es buena opción tampoco. La mejor estrategia es esperar, porque entre conversación y conversación, sus perspectivas respecto al compromiso quedarán claras sin necesidad de ponerle contra la espada y la pared.

  7. Criticar

    La línea entre preocuparse y criticar a alguien es peligrosamente fina. Si no te gusta cómo le queda la barba o el vestido que se ha puesto, no es buena idea dejárselo caer en la tercera cita. De la misma manera, debes tener mucho cuidado con las personas que vierten críticas sobre ti demasiado pronto, puesto que es una actitud que seguramente empeorará con el tiempo. Si te dice que debes perder un par de kilos o que no le gusta cómo vistes, posiblemente no sea para ti.

  8. Poner verde a alguien

    Todos tenemos nuestra opinión sobre los demás. Hay personas que nos hacen hervir por dentro y rasgos que no soportamos. Sin embargo, con un puñado de citas con alguien en nuestro haber, no sabemos lo suficiente como para ensañarnos con alguien. Podemos detestar ciertas ideas políticas o algún tipo de acento, pero cuidado, no sabemos si su hermano, por ejemplo, cumple con nuestro objeto de rechazo. Ser moderado puede evitar un comentario muy desafortunado para el que no estáis preparados.

  9. El sexo

    Ese arma de doble filo. Cuando conocemos a alguien que nos gusta, a las pocas citas sentimos la tentación de intimar en todos los sentidos. El deseo aparece enseguida y es difícil decir que no a los instintos naturales. El problema es que ir a la cama sin estar preparados puede abrir una brecha grande en la pareja. Estar seguros de los sentimientos y que fluya cierta confianza es importante para que los juegos sexuales actúen como un vínculo y no un motivo de distanciamiento.

fuente: yo dona