¿Qué métodos anticonceptivos existen?

La ciencia  ha avanzado muchísimo y, a día de hoy, nos ofrece múltiples métodos anticonceptivos para la contracepción, así como para evitar enfermedades como clamidiagonorrea, verrugas, VIH… Porque el preservativo y la píldora no son los únicos que existen.

Así, nos encontramos con diferentes métodos: anticonceptivos de barrera que evitan las ETS, algunos que actúan únicamente como barrera, pero no protegen contra enfermedades, otros que incluyen hormonas… Todos los que trataremos aquí son los actuales, más comunes y reversibles (es decir, que aunque los utilicemos en el día a día, si en el futuro queremos quedarnos embarazadas, es posible). Para más información, puedes poner tus dudas personales en común con tu ginecólogo o ginecóloga, que son los que mejor te asesorarán si estás planteándote comenzar con alguno en concreto.

Métodos que previenen las ETS

Métodos barrera

Son aquellos que, aparte de evitar ser contagiada por una enfermedad de transmisión sexual, impiden que el esperma llegue al óvulo.

Blog Reina Pícara

  1. Condón masculino. Es el más común, el que probablemente uses con más frecuencia y el que se puede (y se debería, si son relaciones sexuales esporádicas) usar a la vez que otros anticonceptivos (barrera u hormonales) con el objetivo adicional de protegernos de las ETS.
  2. Condón femenino. Es muy poco común, pero existe en Reina Pícara te ofrecemos dos modelos distintos, déjate asesorar por nuestro personal de tienda.

Métodos que no previenen las ETS

Métodos barrera

Diafragma, capuchón cervical y esponja cervical

Los tres se colocan en el interior de la vagina antes de la relación sexual y se retiran después. Funcionan mejor si se les aplica espermicida previamente. Actualmente, no son los más populares: introducirlos y retirarlos es un proceso que –según algunas usuarias– resulta un tanto engorroso, el espermicida puede causar irritación y no son tan efectivos como otras opciones anticonceptivas.

Diafragma y capuchón cervical - Onmeda.es

Métodos hormonales

Son los que previenen el embarazo gracias al estrógeno y la progestina, hormonas que detienen la liberación de óvulos por parte de los ovarios y/o aumentan la densidad de la mucosidad en el cuello uterino. De esta manera los espermatozoides no pueden entrar en el útero para fecundar el óvulo (en caso de que este se haya liberado).

  • Píldora. Es la más extendida, pero la que nos ata a una responsabilidad (se usa tomando un comprimido diario) que genera mucho debate: ¿supone la liberación sexual de la mujer o una condena? Puede tener efectos secundarios, entre otros, retención de líquidos, hipertensión arterial, dolor en las mamas y migrañas. En cualquier caso, la píldora también ayuda a muchas mujeres a regular su ciclo menstrual y otras disfunciones.
  • DIU hormonal. Es ese artilugio en forma de T que el ginecólogo introduce en el útero para impedir el embarazo. Es muy eficaz y tiene una duración de hasta cinco años. Puede disminuir el riesgo de tener cáncer de útero y reduce o elimina la menstruación, pero también puede provocar espinillas, dolor de cabeza, dolor y tensión en los senos, retención de líquidos, quistes en los ovarios y aumento de peso.
  • Anillo. Es uno de los métodos más populares entre las más jóvenes, junto con la píldora, según nos cuenta el ginecólogo y subespecialista en reproducción asistida, Javier Cordero. Es una banda elástica cilíndrica, parecida a una pulsera. Se usa dejándolo insertado en la vagina durante tres semanas y luego se retira durante siete días, que coinciden con el sangrado “menstrual”. Después se inserta otro nuevo. Es cómodo y eficaz, pero en algunas mujeres causa disminución de la libido, períodos menstruales dolorosos y aumenta el riesgo de infecciones vaginales.
    • Implante o chip. Es el más desconocido entre las jóvenes, un “palito” que se inserta en la parte interna del brazo, por debajo de la piel, y que libera hormonas que impiden el embarazo.
    • Inyecciones. Suponen un pinchazo, por parte de un profesional médico, que inocula hormonas una vez al mes o una vez cada tres meses. Tiene una eficacia y efectos secundarios similares a la píldora y el anillo.
    • Parche. Es una especie de pegatina que se adhiere a la piel y libera hormonas. Funciona de manera similar al anillo: se utiliza un parche a la semana, durante tres semanas, dejando una de descanso. La desventaja adicional es que la piel de debajo y alrededor del parche puede irritarse.

      Globalmente, estos son los métodos anticonceptivos más comunes y los que puedes llevar a cabo si te apetece, siempre contando con el consejo de tu ginecólogo o ginecóloga.

      También existe la ligadura de trompas, pero es un métod

    • DIU, todo lo que necesitas saber sobre este método anticonceptivoo más intrusivo y no siempre puede ser reversible, por lo que tendrás que contar con un profesional para que evalúe tu caso en concreto (sobre todo si quieres que en el futuro esta intervención pueda revertirse).

      En la página web de la Organización Mundial de la Salud puedes consultar todos los métodos anticonceptivos modernos.

      Y ten en cuenta siempre: en el sexo sí, mucho si te apetece. Pero, ante todo, protección

 

 

fuente: Womens Health

Ojo! ETS Silenciosas!

En las últimas décadas, el número de personas diagnosticadas con ETS ha crecido exponencialmente y la tendencia no parece parar.

La mayoría de ETS tienen un periodo de incubación y, por tanto, no suelen aparecer síntomas hasta pasados unos días o incluso tres semanas”. A continuación enumeramos, con ayuda de los expertos, las ETS de las que nos podemos contagiar sin enterarnos y sus consecuencias.

GONORREA

Resultado de imagen de GONORREA

La causa la bacteria neisseria gonorrhoeae y, aunque era una enfermedad casi olvidada, está en aumento. Las tasas de incidencia en hombres son superiores a las de mujeres en todos los grupos de edad.

Síntomas en las mujeres: aunque los primeros síntomas pueden ser leves, con el tiempo pueden sufrir hemorragias entre reglas, secreciones vaginales e incluso desarrollar la enfermedad inflamatoria pélvica que cause problemas de fertilidad.

Síntomas en los hombres: puede ser asintomática, aunque también puede causar dolor al orinar y secreción en el pene.

Tratamiento: antibióticos para ambos.

 

TRICOMONIASIS

Resultado de imagen de TRICOMONIASIS

La provoca el parásito trichomonas vaginalis que se propaga a través de las secreciones sexuales. Cerca del 70% de las personas infectadas no presentan síntomas y se desconoce qué es lo que hace que el 30% restante si los presente.

Síntomas en las mujeres: secreción vaginal anormal, así como picazón y ardor. Además, en las mujeres embarazadas, puede provocar partos prematuros y, según la Clínica Mayo, “podría facilitar que la mujer contraiga VIH, el virus que causa sida”.

Síntomas en los hombres: picor o ardor al orinar y al eyacular.

Tratamiento: antibióticos para ambos.

 

CLAMIDIA

Se trata de una infección silenciosa ya que no presenta síntomas en la mayoría de casos y la única manera de descubrirlo es a través de un test. Que sea asintomática no significa que no pueda conllevar problemas más complicados.

Resultado de imagen de CLAMIDIA

Síntomas en las mujeres: aumento de las secreciones vaginales, dolor durante la micción y la enfermedad inflamatoria pélvica que puede derivar en problemas de fertilidad.

Síntomas en los hombres: secreción inusual por pene, dolor durante la micción o edema testicular. En la mayor parte de casos, explican los expertos, no conlleva más problemas de salud.

Tratamiento: antibióticos para ambos.

 

HERPES GENITAL 

Enfermedad causada por el virus del herpes simple, que cuando contagia permanece en el cuerpo para siempre, es decir, no tiene cura. En general se manifiesta con brotes de llagas o ampollas en el área genital pero con el tiempo estos brotes se van espaciando y pasan largas fases latentes (de años). Pero ojo, su contagio también se puede producir en una fase latente. Al igual que las demás ETS, es necesario avisar a las parejas sexuales para que puedan tratarse y prevenir su propagación.

Síntomas (ambos sexos): se manifiesta con brotes de llagas o ampollas en el área genital que con el tiempo se van espaciando y pasa a largas fases latentes (de años) en las que también se puede contagiar.

Lo que puede ser una temporada de apuro con una llaga incómoda en un hombre, en una mujer puede tener consecuencias más complicadas. Si está embarazada durante el contagio se puede producir un aborto espontáneo o un parto prematuro. Además, el virus podría transmitirse al bebé durante el parto provocándole daños de diversa consideración.

Tratamiento: no existe un tratamiento específico, se tratan los síntomas.

 

SÍFILIS 

Síntomas (ambos sexos): la causa una bacteria llamada treponema pallidum y los síntomas que provoca son chanco sifilítico (úlcera), diseminación exantema cutáneo (erupción), así como en fases tardías, alteraciones neurológicas y cardiovasculares.

Tratamiento: antibióticos para ambos.

Tanto para los casos de sífilis como del resto de enfermedades de transmisión sexual los expertos recomiendan abstenerse de mantener relaciones sexuales mientras se esté tomando el tratamiento y haya lesiones

 

VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO 

Resultado de imagen de VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO 

Aunque afecta tanto a hombres como a mujeres la responsabilidad de su prevención a través de la vacunación recae principalmente en las mujeres, que son las que se vacunan. Sin embargo, expertos como virólogo alemán, premio Nobel de Medicina, Harald zur Hausen, aseguró para El País que se debería vacunar al 100% de la población: “Los chicos tienen la responsabilidad de no infectar a sus parejas. Para mí, ese motivo ya sería suficiente como para vacunar”. Cabe recordar que el VPH es el causante del 99,9% de los casos de cáncer de cuello de útero y también de muchos casos de tumores en el ano, en el pene y en las cavidades faríngea y bucal.

Síntomas (ambos sexos): puede ser asintomático, pero también pueden aparecer verrugas y condilomas y derivar en cáncer si no hay un control ginecológico.

Tratamiento: una vez contraído, no existe un tratamiento para acabar con el virus, aunque las lesiones se pueden extirpar y tratar.

 

fuente: el pais