Olvídate de dar dos besos, así se saluda en el extranjero

En España solemos dar dos besos para saludarnos cuando nos vemos, aunque a veces tendemos a ofrecer la mano en señal de respeto. Nuestras muestras de cariño no son universales y deberemos asimilar las normas básicas de educación si planeamos vivir en otro país. ¿Quieres saber cómo se saluda en el extranjero? Toma nota  por si te marchas fuera estas vacaciones!

En Latinoamérica es muy común que besemos en las mejillas a nuestros amigos cuando nos los encontramos. Normalmente, este gesto es habitual entre dos personas de distinto sexo, salvo en Chile, Argentina y Uruguay donde también es costumbre este tipo de saludo entre gente del mismo sexo. En el resto del continente los hombres suelen saludarse con un buen apretón de manos.

En Rusia, el beso entre camaradas es algo completamente aceptado, y no se quedan cortos en esto de mostrar afecto: si a ti te daban dos (besos), a ellos les dan tres. También es habitual besarse tres veces en las mejillas en Bélgica, Alemania, Suiza y Holanda, empezando por la derecha y siempre y cuando haya confianza. En caso contrario, lo habitual es darse la mano. Así que no vayas por ahí regalando besos a personas con las que no tienes trato o te mirarán como a un bicho raro.

Reino Unido es un poquito más frío que el resto de Europa. Ellos siempre ponen la nota discordante en el marco europeo: conducen por la izquierda, no utilizan el sistema métrico decimal y no se saludan con dos besos (ni con tres) a no ser que los saludados sean familiares o amigos de confianza. Para todo lo demás, apretón de manos.

Sin contacto físico

Si estás pensando mudarte o ir de vacaciones a algún país asiático deberás saber que allí son muy suyos con esto de la cortesía. Mientras para nosotros saludar con dos besos es algo más que normal, en Japón y China, por ejemplo, la fórmula correcta es una leve inclinación de cabeza hacia la otra persona en señal de respeto. Y, en función de la autoridad que tenga tu saludado tendrás que inclinar la cabeza más o menos. Nunca hay contacto físico.

Si estás en busca de otros paisajes quizá te interese India como nuevo hogar. Aquí está permitido darse la mano para saludarse siempre y cuando tengas trato o negocios con la otra persona. Normalmente, aquí se colocan las palmas de las manos juntas, pegadas las unas con las otras y se colocan debajo de las barbillas para luego inclinar ligeramente la cabeza. Es el namaste.

En el mundo árabe, por otro lado, es habitual ofrecer la mano (derecha) y aliñar el encuentro con dos o tres besos en la mejilla. Además, deberás decir “que la paz sea con vosotros y las bendiciones de Dios estén con ustedes”. Facilito, ¿eh? Eso sí, y esto es importante, en la cultura árabe no hay contacto físico entre hombres y mujeres, así que no vayas por ahí ofreciendo tu mano o tu mejilla a una persona del sexo opuesto.

 

 

fuente:gonzoo