Me ha sido infiel… ¿Ahora qué?

Una vez aparece una infidelidad, ¿qué podemos o qué puedes hacer?

En primer lugar tendrás que decidir qué quieres hacer, ¿quieres continuar con esa persona, o no? Según profesionales de la psicología especializados en terapia de pareja, lo que podréis hacer es:

Responsabilidad compartida. A menudo buscamos culpables, tenemos que olvidar la culpa y centrarnos en la responsabilidad. Si nos centramos en la responsabilidad, entenderemos que los dos miembros de la pareja tendrán que pedirse disculpas, uno tendrá que ser lo suficientemente maduro y adulto como para pedir disculpas por traicionar un pacto entre ellos, y el otro, aunque cueste, tendrá que revisar que pequeña cosa ha podido hacer que haya podido fomentar esa ruptura de pacto (por ejemplo, no buscar momentos de pareja, centrarse en la carrera profesional sin buscar momentos de intimidad, no valorar a la otra persona, etc). A la persona a quien le han sido infiel le costará mucho poder dar este paso pero sin el, no se puede pasar a los siguientes.

Resultado de imagen de parejas infieles

Redefinir pactos del contrato. En segundo lugar, la pareja tendrá que redefinir los pactos de pareja, si la pareja decide que tener sexo con otras personas vulnera el contrato pero solo tontear no vulnera nada, eso será lo que valdrá a partir de ese momento. Hay que tener presente que estos contratos de pareja pueden modificarse las veces que sea necesario siempre que los dos miembros estén de acuerdo, si no es así habrá que pactar hasta que lo estén.

Revisar el modelo de pareja. Los miembros de la pareja tendrán que revisar el modelo de relación de pareja que tienen y reestructurarlo, sin dependencias emocionales nocivas, basado en la confianza, el respeto y la parcela individual que cada uno.

Resultado de imagen de parejas infieles

Restablecer la confianza. Durante todo el proceso es básico e importantísimo que se restablezca la confianza, que los dos miembros estén activos buscando momentos de pareja, lo que a mi me gusta llamar “buscar momentos para hacer de novios”, y poco a poco ir reconstruyendo la confianza entre ambos.

No podemos olvidar que la infidelidad provoca mucho dolor y sufrimiento, y se puede considerar un momento de crisis en la pareja. Por ello se necesita mucho tiempo para curar esas heridas e incluso algún profesional que nos ayude a trabajar a nivel más profundo.

En definitiva, la infidelidad no solamente es tener relaciones sexuales con otras personas, cada pareja es un mundo y cada pareja se construye su mundo. Cada pareja tiene su contrato y sus pactos, y estos han de ser específicos y explícitos (no podéis dar nada por entendido si no lo habéis hablado).

 

fuente: womenshealth

5 razones para perdonar una infidelidad

A continuación, queremos darte algunas razones por las que quizá, perdonar una infidelidad pueda ser el mejor camino para reforzar la relación y que os deis de nuevo una oportunidad, sin echar por tierra todo lo que habíais construido juntos.

1. CONSTRUIRÉIS UNA NUEVA RELACIÓN

Aunque una infidelidad no está justificado en ninguno de los casos porque es un engaño, podréis aprender de este error para buscar las soluciones que realmente vuestra relación necesita para mejorar. Quizá vuestra antigua relación está dañada e incluso muerta, y esto que ha ocurrido es una clara señal de que tenéis que construir una relación nueva desde cero.

Para construir una relación nueva desde cero necesitáis inocencia y también confianza en el uno y el otro. Dejar atrás las heridas y daros la oportunidad de amaros de nuevo, como el primer día. El objetivo es reemplazar el dolor por un nuevo amor más fuerte que os una como nunca.

2. SUPERARÁS LOS SENTIMIENTOS NEGATIVOS QUE TE ATABAN AL DOLOR

Cuando te enteraste que tu pareja te fue infiel lo más probable es que no pudieras quitarte de la cabeza a tu pareja manteniendo sexo con otra persona o quizá compartimiento sentimientos. Pero quizá sólo fue un error por motivos que le hicieron confundir y la realidad es que sólo te quiere a ti y quiere estar a tu lado.

Es posible que durante un tiempo te sientas inseguro/a y enfadado/a, pero esto es normal, son sentimientos que ocurren después de cualquier mentira. Pero tendrás la capacidad de darte cuenta de que puedes superarlo, de que aunque el dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional y te puede reconquistar  si así lo deseas. Si realmente quieres a tu pareja y te sientes amado/a como debe ser, entonces estarás de acuerdo conmigo cuando dar una segunda oportunidad no tiene que ser algo malo.

3. PODRÉIS FIJAR NUEVAS NORMAS

Cuando se empieza una relación de pareja existen normas implícitas de comportamiento para que todo marche bien como por ejemplo: preocuparte por la otra persona, pasar tiempo juntos, compartir sentimientos, mantener relaciones sexuales, nutrir la confianza y el bienestar del uno y del otro, etc.

Pero cuando hay un engaño a causa de una infidelidad se puede sentir cómo esas normas implícitas empiezan a tambalear y es necesario hablarlas para ponerlas sobre la mesa y que exista un compromiso real por parte de ambos.

En este sentido, será necesario establecer algunas reglas para que la nueva relación que queréis construir pueda funcionar realmente. Serán normas específicas para vosotros dos, pero es posible que quieras pensar en cosas como decirle al otro dónde se está y con quién a cada momento, hablar por mensajes de texto a menudo… después de un engaño hay que trabajar sobre la confianza y aunque al principio pueda parecer demasiado, es necesario para poder recuperar la confianza y que todo pueda funcionar. El comportamiento de la persona que engañó tendrá que ser totalmente transparente, pero tú también debes poner de tu parte y confiar para que vea que realmente le has perdonado.

4. EL PERDÓN LIBERA TU ALMA

El perdón no es fácil y menos cuando sentimos que nos han traicionado o que nos han faltado al respeto, pero es necesario para encontrar la paz. El perdón no justifica los hechos, tampoco se perdona por liberar al otro de su carga. Quien ha hecho algo negativo lo llevará consigo mismo para siempre, pero perdonar se hace por uno mismo, para poder sentir el alma libre y sin cargas que nos hagan daño innecesariamente. No podemos controlar los actos de las demás personas, pero sí podemos aprender de ellas. Si perdonas la infidelidad de tu pareja, estarás aprendiendo sobre cómo perdonar y además, estarás mostrándole el acto más grande de amor.

5. PODRÉIS CAMBIAR PARA MEJOR

Si tu pareja realmente se siente arrepentida de haberte sido infiel y tú sientes la necesidad de perdonarle y volver a construir una nueva relación juntos desde cero, entonces podréis tener la oportunidad de poder cambiar a mejor juntos.

Los dos podréis aprender sobre esto, ¿por qué te ha engañado? ¿Quién era esa persona? Aunque creas que es difícil reinventarse y ser alguien ‘nuevo’ para tu pareja, se puede y tu pareja también lo puede conseguir, sobre todo si realmente quiere salvar lo vuestro.

Podréis explorar formas de ayudaros mutuamente a que la relación funcione, podéis pensar en cómo cambiar para convertiros en esas personas que realmente queréis ser y disfrutar cada día. Podéis conseguir sentiros bien y que el dolor desaparezca. El tiempo cura las heridas si creéis que realmente pueden ser curadas.

En seis meses deberéis haber mejorado mucho en todos los aspectos, un año después la confianza debe haberse desarrollado de nuevo en ambas partes. Aunque si esto no es así, si ambos seguís sufriendo o no podéis ser felices aunque lo habéis intentado todo, entonces lo mejor es seguir hacia adelante, en solitario.

 

fuente: bekia

Si no te gusta San Valentín, ¡celebra el día del infiel!

Según la web de contactos Asley Madison, el 13 de febrero es el día más romántico del año para los infieles. Según un estudio realizado por esta página, aquellos que le son infieles a sus parejas se curran mucho más el 13 de febrero que el propio San Valentín, con detalles morbosos y regalos más caros hacia sus amantes.

Después de nuestro último post dónde nuestra Reinas os ofrecía ideas para regalar a vuestros enamorad@s. Vemos que los infieles también regalan a sus amantes cosas siempre mucho más atrevidas..

La encuesta, realizada a 17.392 usuarios de Ashley Madison, arroja algunos datos impactantes, como que el 71% planea con premeditación escaparse junto al “otro” o “la otra” un día antes de celebrar la jornada del amor. El 55% de los hombres de la muestra planean decir a sus parejas que ese día saldrán tarde del trabajo, mientras que la coartada de las mujeres será la de una tarde de compra junto a las amigas.

Mentira y traición

Infidelidad implica mentira y traición. ¿Qué necesidad hay de vivir una vida paralela con un amante mientras actúas con tu pareja como si la relación fuera viento en popa? Hay quienes utilizan el 14 de febrero como excusa para poner los cuernos, al no sentirse lo suficientemente valorados por su pareja.

Este es el motivo por el que acaban engañándola un día de San Valentín. Ser detallista no equivale a querer más o menos a la otra persona, pero hay quienes se desmotivan ante la falta de regalos o cenas a la luz de las velas.

 

Día del infiel

En nuestra opinión, el amor entre dos personas debe ir más allá de lo meramente materialista. Los detalles no deben tener valor monetario, sino sentimental. Esto no quiere decir que la falta de ellos suponga una infidelidad, pero sí produce desmotivación en la pareja.

Puestos a poner fechas en el calendario, y como si de un chiste se tratase, el día del infiel existe y se celebra nada más y nada menos que un día antes que San Valentín. La verdad es que nos escandaliza la manera que tiene el ser humano de mentir, pero hay quienes piensan que una infidelidad de vez en cuando ayuda a revivir la llama del amor.

 

Estáis de acuerdo?

 

 

 

fuente: gonzoo