Métodos anticonceptivos peligrosos

Tenemos la suerte de vivir en un país donde la salud reproductiva de las mujeres es libre y segura. Tenemos a nuestra disposición diferentes métodos anticonceptivos que van desde el anillo, al DIU, pasando por la píldora. Y, por supuesto, los preservativos.

Resultado de imagen de preservativos

Sin embargo, hay países en los que el conjunto de desinformación, tabúes y pobreza resultan ser un peligroso combo a la hora de cuidar la salud sexual. Así lo ha demostrado el último informe del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), que recoge algunas de las peligrosas prácticas anticonceptivas que algunas mujeres alrededor del mundo utilizan. Desde lavarse los genitales con desinfectante, introducirse vinagre de manzana e incluso alumbre.

Vinagre de Manzana

En Occidente hemos visto cómo ha surgido la moda de tomar vinagre de manzana para reducir la hinchazón. Pero en Moldavia, algunas mujeres lo utilizan después de tener relaciones para evitar el embarazo. Lo introducen en la vagina con la idea de que el vinagre matará a los espermatozoides.

Resultado de imagen de vinagre de manzana

Una práctica que no tienen ningún fundamento científico y que además resulta dañina, ya que puede deteriorar la flora vaginal y causar infecciones.

Tomar Coca Cola con aspirinas

Hay países en los que se cree que este refresco tiene propiedades contraceptivas. Es el caso de Angola, donde muchas jóvenes la toman junto a dos o más aspirinas después de las relaciones sexuales. “Probé este método hace muchos años, cuando era adolescente”, cuenta una mujer a UNFPA. “Lo pasé muy mal”.

En otros países de Europa del Este o Asia Central, este refresco también se ha utilizado para darse duchas vaginales con el, algo que ha provocado daños e infecciones.

Piedra de Alumbre

En algunas áreas rurales de ciertos países, el alumbre se ha usado como supositorio vaginal para prevenir el embarazo. Algo que puede resultar nocivo. “Incluso se ha inculcado esta idea en el ámbito educativo”, explica una activista de salud reproductiva argelina al UNFPA.

Resultado de imagen de piedra de alumbre

Rodajas de Limón sobre la Vagina 

Algo que hacían algunas mujeres de Moldavia después del coito, pensando que la acidez del limón puede acabar con los espermatozoides. Sin embargo, esta misma acidez es la que provoca irritación e infecciones en una zona tan sensible como son los genitales femeninos.

Globos o Bolsas de Plástico 

Cuesta creerlo, pero el informe advierte de que en Sri Lanka, algunas personas utilizan globos como sustituto de los preservativos, con el peligro de conlleva. Para empezar, los globos no están fabricados con material hipoalergénico y además pueden causar quemaduras e infecciones. Y por supuesto, son susceptibles de romperse.

Y en muchos otros países alrededor del mundo, como en Estados Unidos, como apunta el informe, también hay personas que han utilizado bolsas de plástico. “No proporcionan ninguna seguridad y además tienen alto riesgo de rotura”, advierten.

 

Sin duda todas esta prácticas nos parecen algo lejanas e incluso alarmantes, pero es bueno conocerlas y tenerlas presentes a la hora de valorar la salud sexual y métodos anticonceptivos que tenemos a nuestro alcance.

 

fuente: Womens health

Cuatro usos de un preservativo para hacer mejor… otras cosas

Nunca es tarde para aprender algo nuevo y lo cierto es que el mundo de la medicina nos puede sorprender casi tanto como la creatividad humana. Si creías que ya estás del todo informado sobre educación sexual y los usos anticonceptivos, quizás las siguientes historias te hagan dudar.

Se pesca mejor con un preservativo

Sí, lo has leído bien. Los pescadores cubanos han inventado una técnica que les permite tirar la carnada más lejos, estimar el momento perfecto para echarla entre la corriente del mar y el viento y hacer que los peces grandes no se escapen cuando piquen. Cuba es un país donde hay restricciones legales sobre la posesión y venta de embarcaciones y puede haber multas para los que se arriesgan a adentrarse a las profundidades del mar.

Resultado de imagen de Se pesca mejor con un preservativo

Por su parte, si hay una cosa sin peligro de escasez son los anticonceptivos masculinos. Actualmente están en un precio mucho más barato que cualquier equipaje de pesca. Además, a diferencia de los cebos, los condones valen para todo tipo de peces con lo cual solo hace falta inflar tres o cuatro para pasar el día.

Se cocina mejor con un preservativo

Muchos son los fans de la cocina asiática y entre ella, la japonesa. Y si eres de los que han intentado hacer una versión casera de tus platos favoritos japoneses te habrás preguntado cuál es su secreto para que sepan tan bien.

Resultado de imagen de ‘Condom Meals I Want to Make for You’ de Kyosuke Kagami

El libro ‘Condom Meals I Want to Make for You’ de Kyosuke Kagami nos asegura que un truco para que prepares platos deliciosos es añadir un poco de condón. El libro se puede pedir en Amazon por unos 2,5 euros y te enseña 11 recetas japonesas que puedes realizar con un preservativo. Piensa en que son resistentes al agua, elásticos y poseen gran durabilidad. Eso sí, asegúrate de comprar unos sin lubricante y que tus invitados no tengan alergia al látex. ¡Qué aproveche!

Se bucea más seguro con un preservativo

Depende de la misión encargada, a veces es necesario contar con un hidrófono en tu equipaje submarino para bucear. Los buzos los utilizan para grabar sonidos o sus conversaciones, y así logran una mejor comunicación. En los contras de este aparato está su precio. Adivina qué material puede resultar resistente al agua aún en las profundidades del mar. Los expertos ya lo han probado y funciona. Puedes captar cualquier sonido bajo mar cubriendo un micrófono convencional con un condón.

Se gana una guerra con un preservativo

Resultado de imagen de Se gana una guerra con un preservativo

Durante la Guerra de Golfo el Ministerio de Defensa de Reino Unido envió 500.000 unidades de preservativos a sus soldados en Arabia Saudí. Y eso fue así porque está demostrado que las armas se conservan mejor con un preservativo puesto. Lo que aportan es limpieza y sequedad para que sigan impecables y de hecho más eficientes durante mucho tiempo. Este descubrimiento se hizo en la Segunda Guerra Mundial.

 

fuente: gonzoo