Recuperar las relaciones sexuales tras la maternidad

No es fácil volver a la rutina después de haber dado a luz, principalmente porque tu vida acaba de cambiar por completo. Y sí, aunque es muy bonito ser madre, no podemos negar la parte realista que también implica: el cuerpo ha sufrido una transformación y no solo ha cambiado físicamente, también las hormonas han hecho de las suyas. Y eso es algo que se puede apreciar cuando hablamos de las relaciones sexuales. Tras el parto, los expertos explican que es normal experimentar sequedad vaginal.

Resultado de imagen de Recuperar las relaciones sexuales tras la maternidad

“A nivel físico, el parto produce trauma en los tejidos, inflamación de los órganos sexuales internos y heridas en el canal de parto, por lo que el dolor puede acentuarse con la penetración“, explican los expertos de Procare Health, laboratorio farmacéutico especializado en salud femenina. “Además, los órganos sexuales externos también se encuentran resentidos e irritados en muchos casos”.

Esto es lo que explicaría las molestias físicas que se pueden experimentar al retomar el sexo. Pero también hay que tener en cuenta el nivel emocional. “La llegada del bebé supone mayor estrés y puede generar una sensación de extrañeza hacia la pareja, al tener que volver a situarla en el plano familiar y verse como padres, desplazando el rol de amantes a un segundo plano”, explican los expertos. “También es habitual que mujeres que han sido madres recientemente experimenten una pérdida del deseo sexual como consecuencia de los cambios hormonales”.

¿Cuándo es recomendable retomar las relaciones sexuales?

Nos explican que los ginecólogos recomiendan reiniciar las relaciones cuando haya pasado la cuarentena (es decir, un mes y medio tras el parto) y el aparato genital femenino haya sanado y vuelva a estar asentado. “Las mujeres a las que se les haya practicado la episiotomía (incisión que se realiza para agrandar el canal vaginal durante el nacimiento) deben esperar a que cicatrice y hayan cesado los sangrados y la pelvis se haya recuperado”, apuntan desde Procare Health. En este caso, probablemente, habría que esperar más tiempo.

Resultado de imagen de Recuperar las relaciones sexuales tras la maternidad

 

Cómo combatir la sequedad vaginal, la principal molestia

Si no ha habido otras complicaciones o una vez sanada cualquier herida, los expertos coinciden en que la sequedad vaginal es la principal causa de las molestias al retomar el sexo tras el parto. “Además, durante la lactancia es normal que la zona vaginal sufra periodos de irritación y sequedad añadida”, apuntan. “Pero mantener la salud sexual tras el parto es posible si se mantiene una correcta hidratación y se evita la inflamación con la ayuda de productos específicos”.

Recomiendan aquellos elaborados a partir de ingredientes naturales, indicados para reparar la mucosa vaginal o que contengan una elevada concentración de ácido hialurónico. También hay productos pensados para hidratar y cicatrizar posibles heridas posparto, así como otros que pueden ayudar a recuperar el deseo sexual con tratamientos no hormonales. Estos son algunos de los que te recomienda nuestra Reina:

Lubricantes de base agua Nuei, están realizados a base de producto natural y sin parebenes , si además quieres darle un toque distinto tienes la opción natural o con sabor.

Lubricantes de base silicona, te ofrecen un tacto muy sedoso y una sensación deslizante muy agradable, la única pega es que no sirven para usar con juguetes de silicona. También lo tienes de la marca Nuei o de la marca Eros conocida por su larga trayectoria dentro el mundo de la cosmética erótica.

Geles Estimulantes, te ayudarán a potenciar tu deseo sexual, realizan un efecto frío calor que ayudan a aumentar el riego sanguíneo de la zona, con ello se consigue mayor sensibilidad y un orgasmo más rápido e intenso.

De todos modos recuerda que cada mujer y cada parto en un mundo por lo que no dejes de preguntar al  equipo de Reina Pícara sobre que producto se adapta mejor a tus necesidades.

fuente: womens health

Usa lubricantes sexuales!

Hay mujeres que presentan un descontrol de su pH que se traduce en una sequedad vaginal. Esto les impide disfrutar de las relaciones sexuales al cien por cien dado que la penetración se vuelve más difícil. Precisamente para evitar este problema existen muchos tipos de lubricantes que se convierten en un aliado para el placer de ambos miembros de una pareja.

Los lubricantes íntimos se elaboran con componentes que disminuyen la fricción no solo en los genitales, sino también en el ano, durante las relaciones sexuales. De esta forma, están pensados para el sexo vaginal y anal así como para parejas homosexuales. Y es que, según un estudio de la Universidad de Indiana, en Estados Unidos, mientras que el 65% de las mujeres lo utilizan para una mayor comodidad en el sexo, el lubricante es el mejor aliado del 85% de las parejas homosexuales.

Existen lubricantes para todos los gustos y necesidades. Los hay con efecto calor o frío, de sabores, retardantes de la eyaculación, potenciadores del orgasmo… pero en cualquier caso, su uso es muy recomendable dado que el exceso de sequedad durante la penetración aumenta el riesgo de irritación y de infecciones.

La mayor parte de los lubricantes no dejan manchas y se limpian con gran facilidad. Además no huelen ni saben a nada, a excepción de los de sabores, que están pensados precisamente para disfrutar de un buen sexo oral. A pesar de existir lubricantes íntimos de muchos tipos, principalmente se pueden distinguir dos: a base de agua y a base de silicona.

LUBRICANTES A BASE DE AGUA

Son aquellos compuestos principalmente por agua y, por lo tanto, su consistencia es más líquida. Son los más recomendados para disminuir la sequedad vaginal y, por lo tanto, para el sexo vaginal, ya sea con o sin preservativo. También son ideales para usarlos con juguetes sexuales de silicona.

Entre sus ventajas destaca su fácil limpieza, que no dejan ningún tipo de mancha y que son ideales para utilizarlos con preservativos de látex, ya que no lo deterioran. En el otro lado de la balanza, los lubricantes con base acuosa son absorbidos muy rápidamente por la piel, esto hace que debas aplicarlos en varias ocasiones durante las relaciones sexuales . Además, no puedes utilizarlos para relaciones en contacto con el agua, ya que desaparecen con facilidad.

  • LUBRICANTES A BASE DE SILICONA

    La característica principal de los lubricantes compuestos por silicona es que son de mayor duración. Tienen más espesor que los de base acuosa y, por lo tanto, no necesitan tantas aplicaciones durante el acto sexual. Son perfectos para practicar sexo anal, para las relaciones sexuales en contacto con el agua y sobre todo para la masturbación tanto femenina como masculina.

 

  •  

    Son compatibles con los preservativos, pero debes tener en cuenta que la colocación de estos debe ser en seco. Las desventajas que presenta este tipo de lubricante íntimo es que no son recomendados para el sexo oral, su espesor hace que sean mucho más difíciles de limpiar y no se deben utilizar con juguetes sexuales.

    OTROS LUBRICANTES ÍNTIMOS

    Además de los mencionados, existen otros lubricantes con componentes y usos de lo más variado:

    1. Estimulantes: Se tratan de geles que entre sus ingredientes contienen sustancias como el mentor o la arginina, que facilitan la estimulación del clítoris.
    2. Con efecto frío o calor: se utilizan para provocar sensaciones de frío o calor en todo el cuerpo, pero no son recomendables como lubricantes vaginales.
    3. Con feromonas: contienen sustancias que potencian el deseo sexual en hombre y mujeres.
    4. Untables: existen tanto en gel como sólidos y los puedes encontrar con sabores y comestibles.
    5. Ecológicos: presentan componentes hipoalergénicos para posibles alergias.
    6. En supositorio: diseñados para hombres que quieren explorar su punto “P”.
    7. Retardantes: retrasan la eyaculación en los hombres.

Los lubricantes íntimos junto a otros productos de cosmética erótica los puedes encontrar en Reina Pícara. Los encontrarás distinguidos tanto por su función como por su sabor, encontrando desde sabores clásicos como la fresa hasta sabores más originales como nube o cupcake.

En cuanto a su aplicación, basta con tomar una o dos gotas de lubricante y aplicarlo en el momento del acto sexual en la vagina, pene o ano. Puedes juguetear con los dedos durante su aplicación para empezar con la estimulación.

No dudes en probarlos, te garantizamos momentos de intimidad más placenteros!

fuente: bekia

Los 3 problemas íntimos que más preocupan a las españolas

Pese a lo que podríamos llegar a imaginar, a día de hoy, en pleno siglo XXI, hay temas tan cotidianos como la higiene íntima femenina que todavía siguen siendo tabú en numerosas familias. Pese a que sí se puede observar un gran cambio en cuanto a naturalidad a la hora de tratar estas inquietudes por parte de la conocida como generación millennial, todavía queda mucho por hacer.

Resultado de imagen de Los 3 problemas íntimos que más preocupan a las españolas

La falta de comunicación provoca no solo mayores dudas por parte de las mujeres más jóvenes sino también un bajo consumo de productos específicos para la higiene íntima, según el estudio Nielsen de julio de 2018 solo un 18,9% de hogares en España los tienen en cuenta diariamente.

A pesar de ello, según la ginecóloga Belén Gómez, que a diario atiende en sus consultas a mujeres con preocupaciones sobre su cuidado íntimo, puede afirmarse que, pese a que son multitud los que despiertan interés en relación a este tipo de higiene personal, hay tres temas que están por encima del resto. Tres alteraciones que se han convertido en el temor principal de las mujeres españolas.

Resultado de imagen de Los 3 problemas íntimos que más preocupan a las españolas

La sequedad: habitualmente es debido a los cambios en la mucosa vaginal producidos, por lo general, por la menopausia o por empleo de fármacos, como anticonceptivos u otros tratamientos.

El picor: puede generarlo la misma sequedad o estar producido por infecciones vaginales no deseadas de hongos o bacterias.

El flujo vaginal: el cambio de la morfología o del olor, en algunas ocasiones es una situación fisiológica, aunque hay que descartar una infección vaginal y tratarla si se confirma.

Además de la consulta médica, que muchas veces consideramos erróneamente innecesaria, este tipo de inquietudes pueden verse aliviadas con el uso diario de productos dirigidos a la higiene íntima. No se trata de una solución sino de un cuidado necesario, una protección ante agentes externos. Algunos productos no solo ayudan a prevenir, sino que podrás mantener una limpieza siempre fundamental y sentirte segura, algo realmente importante para una mujer. En el campo de la cosmética erótica encontramos productos tan necesarios  para combatir la sequedad como un buen lubricante de base agua o silicona o algunos curiosos como los desodorantes íntimos, tampones anti regla e incluso cremas de estrechamiento o blanqueamiento vaginal. Como ves todo un mundo de posibilidades!

fuente: Womens Health