Buscando el punto P de los hombres

¿Creías que estimular el pene era la única forma que tenía un hombre para alcanzar el orgasmo? Nada más lejos de la realidad. Cualquier hombre, sea de la orientación sexual que sea, puede conseguir orgasmos únicos estimulando otra zona concreta.

7 datos del punto G masculino que debes conocer

La próstata, una glándula sexual masculina, es la encargada de generar el líquido seminal que facilita la movilidad de los espermatozoides y su vida durante la eyaculación masculina. Y aunque es vital para la reproducción, es también una zona muy sensible que puede proporcionar orgasmos de infarto.

La próstata es el punto clave para conseguir un orgasmo potente. Está situada debajo de la vejiga, justo delante del recto, y tiene forma de castaña. Y la magia ocurre cuando estimulamos a 5-7 centímetros de la entrada del ano, tocando esa zona.

 

Cómo estimular el punto P para conseguir mayores orgasmos

Al tratarse de una zona altamente enervada es extremadamente sensible así que la mejor forma de estimular ese punto P es haciendo un masaje sobre la zona, algo que puede hacerse de nuevo en pareja (o en solitario), como con el punto G femenino.

Como con cualquier otra práctica nueva, es importante ir despacio y solo avanzar si ambos miembros de la pareja estáis de acuerdo y os sentís cómodos. La comunicación es vital y tenemos que hablarnos para saber si este juego funciona con nosotros como pareja o no.

Antes de empezar hazte con un lubricante anal a mano para evitar incomodidades o que podamos hacerles daño. Es mejor que sea específicamente para esta zona porque suelen ser más densos que los lubricantes normales. Incluso los hay que ayudan a la relajación de la zona.

LUBRIFIST - Lubricante Anal - Reina Pícara

El ano es una zona muy sensible, así que lo mejor es empezar poco a poco y solo ir avanzando cuando la otra persona se sienta cómoda y aumente su excitación. Y ojo, algo que a veces se nos olvida: si vas a usar tus manos es importante tener cuidado con las uñas. Mejor cortitas. Un juguete anal gradual y suave puede resultar un gran aliado.

Hay quien antes de realizar cualquier práctica sexual “por la retaguardia”, prefiere hacerse un lavado anal o ponerse un enema para evitar consecuencias desagradables, pero no es estrictamente necesario.

Comenzaremos estimulando el perineo, la zona exterior que se encuentra entre los testículos y el ano, con caricias que vayan acercándose poco a poco al ano de nuestra pareja. No tengáis prisa, podéis ir tan despacio como necesitéis. Y como con todo en el sexo: cuando a uno de los dos le resulte incómodo, parad.

Una vez estimulado el exterior y con los dedos ya lubricados, podemos comenzar poco a poco a introducir los dedos y masajear la zona por dentro, siempre en dirección hacia el abdomen de nuestra pareja. Una vez dentro, busca un punto en forma de bolita. Esa es la magic zone, la próstata. Estimúlala con el mismo movimiento que al punto G, con el “ven aquí” flexionando los dedos.

Te animas?

 

fuente: trendencias

 

10 Cosas para empezar con el Sexo Anal

 Si nunca lo has hecho antes, el sexo anal puede ser algo que intimida un poco, aunque no debería ser así si te has preparado correctamente.

1. Que no falte el lubricante

“Despacio y que resbale” es el modus operandi que defiende Alicia Sinclair, coach sexual.

LUBRIFIST - Lubricante Anal - Reina Pícara

El ano, al contrario que la vagina, no se lubrica de forma natural, así que confía en los lubricantes cuando intentes cualquier juego anal, incluyendo los que involucren juguetes sexuales, plugs y dildos.

“La apertura anal es más estrecha que la vaginal y necesita de mucha lubricación”, explica el médico Zvi Zuckerman, terapeuta sexual certificado en Between Us Clinic. “Hay que lubricar tanto el pene como el ano”.

2. Tómatelo con calma

Si eres nueva o nuevo practicando sexo anal, te recomendamos empezar poco a poco para que te sientas cómoda al llegar al momento de hacerlo. Un plug anal, por ejemplo, te puede servir para practicar antes de intentarlo con un pene y hará que la probabilidad de desgarro disminuyan porque, sí, puede pasar. “Si la penetración es demasiado agresiva, puedes desgarrar el músculo del esfínter anal de tu pareja”, advierte Zuckerman.

Utilizar los dedos (con guantes de látex) y las cuentas anales son dos buenas formas de introducirse en el sexo anal. El médico osteópata Evan Goldstein, fundador y CEO de Bespoke Surgical, dice que su recomendación es probar con un kit de entrenamiento anal. “Empieza con el juguete más pequeño y vete subiendo de tamaño cuando al utilizar cada uno de ellos, puedas hacerlo sin notar ningún problema”.

3. Al dolor, hay que decir que no

Si te duele al practicar sexo anal, hay que parar, sin hacer preguntas, dice la doctora Stacy Tessler Lindau, profesora en la facultad de medicina de la Universidad de Chicago y la directora de la página web WomanLab.org.

4. No te olvides de utilizar protección

Las heces contienen bacterias y eso conlleva el riesgo de contraer vaginosis bacteriana tras practicar sexo anal en caso de que la materia fecal entre en contacto con la vagina. Para que este riesgo sea menor, asegúrate de que tu pareja utiliza un condón (si eres la que recibe) y haz que se lo quite y se ponga uno nuevo si luego pasáis a practicar sexo vaginal, dice Lindau. “Así podrás reducir la transmisión de bacterias”, comenta.

Preservativo Extrafino RFSU

Zuckerman también señala que utilizar un condón es esencial a la hora de impedir la propagación de infecciones por ETS, además de para prevenir una infección del tracto urinario en el caso de la parte masculina.

5. Calentar utilizando uno o dos dedos

Es buena idea que te plantees introducirte a ti misma en el sexo anal utilizando tu propio dedo mientras te relajas en la ducha o en la bañera, dice la doctora Laurie Mintz, autora del libro Becoming Cliterate: Why Orgasm Equality Matters-And How to Get It. “Tras introducir tus dedos, mételos un poco más arriba hacia el coxis que es la curva que hace el ano”, nos cuenta Mintz. “Avanza despacio y para en cuanto encuentres la más mínima resistencia. Tu objetivo debe ser el de preparar y dilatar el ano, no el de forzarte.” Una vez que hayas practicado tu sola, habrá llegado el momento de involucrar a tu pareja en la acción. Consejo: Mintz dice que cuando tu pareja meta sus dedos, deberías empujar un poco hacia abajo como si estuvieras haciendo el movimiento que se hace al defecar para relajar los músculos del esfínter.

 

fuente: womens health

Doble penetración: entre el riesgo y el placer

Si alguna vez has visto una película porno es más que probable que te hayas fijado en escenas bastante habituales de doble penetración.

En la vida real, fuera de las películas porno la doble penetración también puede ser una realidad. Una realidad en parejas donde la mujer permite que se le penetre al mismo tiempo tanto por la vagina como por el ano. Si no hay dos hombres para realizar esta acción se puede usar también un juguete sexual para conseguir la doble penetración al mismo tiempo. Una práctica dolorosa para algunas personas y totalmente placentera y excitante para otras.

LA DOBLE PENETRACIÓN EN GENERAL

Existen múltiples significados de la doble penetración aunque se puede definir de diferentes formas dependiendo de la persona a la que le preguntes. Normalmente, el término de ‘doble penetración’ se aplica a la penetración simultánea de la vagina, el ano o la boca por dos o más objetos ?es decir, pene, dedos o juguetes sexuales-. Las posibilidades pueden ser infinitas.

Resultado de imagen de double penetration

 

Al igual que con cualquier actividad sexual, para mantener el ambiente seguro y agradable para todos los involucrados, es mejor practicar la doble penetración con un preservativo independientemente del objeto penetrante-. De esta manera se puede prevenir el embarazo y las enfermedades o infecciones de transmisión sexual.

Hay muchas maneras de disfrutar de la doble penetración para que sea seguro. Se puede penetrar con dos elementos en un mismo orificio y emparejar la penetración vaginal o anal  o quizá por vía oral. Son muchas las combinaciones que no requieren preservativo para la doble penetración como el uso de los dedos ?con las manos bien limpias- y los juguetes sexuales (existen modelos dobles que pueden ayudarte con la doble penetración)

Vibrador Doble Penetración

Además, es necesario que la persona que recibirá la doble penetración tenga que estar totalmente relajado/a y cómodo/a.  Además, el tener un orgasmo antes de la penetración puede facilitar la relajación muscular. Es necesario tener a mano bastante lubricante (los hay específicos anales) para reducir la fricción durante la penetración. Pero por supuesto, es necesario que hables con tu pareja o parejas.

PENETRACIÓN DOBLE: ¿DOBLE DIVERSIÓN?

Hay muchas personas que dicen que con la doble penetración se disfruta el doble porque es muy morboso, sobre todo cuando se tienen relaciones sexuales con dos personas o más. Pero hay riesgos que se debe tener en cuenta.

El primero y más importante es utilizar preservativo para garantizar una relación de sexo seguro. Además, para poder realizar la doble penetración se debe lubricar bien el ano y tener mucha paciencia, porque de lo contrario las consecuencias podrían ser muy dolorosas y nada placenteras. El hecho de practicar la doble penetración es para disfrutar del placer y del morbo… entonces, ¿por qué fastidiarlo solo por no tener paciencia? Los juegos previos son importantes y necesarios en todos los casos.

Te animas?

 

fuente: bekia

 

Bolas Tailandesas, un placer por descubrir

Bolas Tailandesas: también llamadas bolas chinas o tiras anales. Tradicionalmente son una serie de bolas unidas por un cordón textil o más actualmente de silicona , con un anillo en uno de sus extremos, para evitar que se introduzcan totalmente en el recto.

Las bolas tailandesas puede comenzar con bolas pequeñas que van aumentando de tamaño progresivamente o en algunos casos mantienen un tamaño uniforme a través de la cuerda o tira. Nuestra Reina te ofrece bolas tailandesas de todos los tamaños y materiales, seguro que encuentras las tuya.

Dejamos claro que se trata de un juguete unisex y por lo tanto el placer puede ser compartido.

La recomendación más común, es insertar las bolas chinas durante el juego sexual, para luego retirarlas en el momento del orgasmo.

TIRA ANAL - TRIBALL

Se insertan muy lentamente en el ano con una gran cantidad de lubricante, para posteriormente tirar del cordón/tira  e ir sacándolas de manera lenta. Cuando las bolas tailandesas comienzan a salir, estimulan los músculos del esfínter, y muchas personas encuentran en este movimiento una sensación muy agradable y placentera.

Cuando las bolas tailandesas se encuentran dentro del ano, se puede optar por continuar con el juego sexual estimulando otras partes del cuerpo, hacer penetración vaginal, o sexo oral, todo depende de la manera en que se vaya desarrollando el juego.

Cuando notes que estáis listos se puede comenzar a tirar de la cuerda para ir sacando las bolas anales, si es la primera vez hazlo  lentamente, y espera entre bola y bola para acomodarse y sentir plenamente la sensación sobre el esfínter, con el tiempo, es posible que quieras cambiar la velocidad con la que las bolas salen del ano, ya sea de manera mucho más lenta o rápida.

Lo más recomendable, es utilizar bolas anales unidas mediante cordones fuertes hechos de caucho de silicona, ya que las cuerdas comunes tienden a deteriorarse ,romperse y http://reinapicara.com/es/59-bolas-chinas-analesson poco higiénicas.

Como prevenir accidentes con las bolas anales:

Si piensas utilizar bolas tailandesas de plástico duro, asegúrate de revisar cada una de ellas con el fin de detectar alguna aspereza o borde cortante.

Asegúrate de  que las bolas anales posean un sujetador en forma de anilla, que sea lo suficientemente grande para evitar que se deslicen totalmente en el recto.

Recuerda utilizar abundante lubricante de buena calidad durante cualquier tipo de penetración anal. El ano no es como la vagina y no dispone de lubricante natural.

Si utilizas uno específico anal mejor, ya que son más densos y ayudan a penetrar y deslizar mejor.

El uso de las bolas anales o tailandesas puede ser un experiencia emocionante si se hace en pareja, ya que ofrece la oportunidad de agregar otros ingredientes muy divertidos y excitantes durante el juego sexual . Si hay suficiente confianza el humor puedes ser uno de ellos, así como la adición de un elemento prohibido de poder y control.

Te animas a probarlas?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Joya Anal, un juguete de lo más especial

Una bloguera muy picarona nos manda un vídeo de unos de nuestros productos estrella! dale un vistazo y aprende cositas de uno de los productos actualmente más de moda.

 

 

El Mini plug anal de metal tiene su base decorada con un bonito brillante que hace todavía más fácil su extracción.Por su tamaño reducido es ideal para principiantes.

* Medidas insertables: 6cm x 3cm

* Color dorado con brillante en la base

Material liso, no poroso, fabricado en material de aluminio que respeta tu cuerpo. Ideal para el juego de contrastes de temperaturas. Recomendamos la utilización de lubricante y mantenerlo limpio antes y después de cada uso con un jabón neutro, agua tibia o limpiador especial.

Si eres amante de las grandes dimensiones en www.reinapicara.com encontraras joyas de distintos tamaños, escoge la que más te guste y sorprende a tu pareja de una forma muy glamourosa!

 

 

 

 

 

 

De la cama a la camilla: Pasión e Incidentes

El sexo podría ser considerado como un deporte de riesgo. Según un estudio realizado en EEUU por Medical Insurance, las personas tienen una media 112 relaciones sexuales anuales, de las cuales un tercio de ellas acaban en la sala de espera de urgencias de un hospital.

El mobiliario del hogar supone uno de los mayores peligros para el ser humano a la hora de practicar sexo y un daño colateral, ya que puede acabar roto o inservible. Cabeceros de camas golpeados, sillones y sillas destrozados o vajillas hechas pedazos (por montártelo en la cocina) son algunos de los efectos de una noche de pasión y locura.

A continuación te relatamos los “incidentes” más comunes:

Pedos vaginales

Tanto las flatulencias vaginales como los pedos de toda la vida son algunos de los accidentes más comunes que ocurren en una cama. En este caso es perjudicial para los dos: para el que se lo tira (por la vergüenza de los acontecimientos) y para el que lo sufre. Otros escapes incontrolables pueden ser el de la orina o las heces, sobre todo al practicar sexo anal.

Lubricantes que dan alergia

Existen lubricantes en el mercado que no son hipoalergénicos y que pueden entrañar una grave peligro para la salud de los genitales. Escozor, ardor y pinchazos son algunos de los principales síntomas de verse afectado por un lubricante con el que tu cuerpo reacciona de forma adversa. Otros prefieren el lubricante casero: mantequillas, aceite, vaselinas… desde Reina Pícara os recomendamos siempre usar un lubricante homologado, y específico para zona íntima.

Rotura de pene

A pesar de que el pene no tiene hueso se puede fracturar. Su interior está formado por un cartílago que un movimiento brusco es capaz de dañar. Normalmente sucede cuando la mujer monta al hombre y al bajar estruja el pene contra su cuerpo, escapa y se produce una lesión que debe ser tratada en un hospital y por urgencias.

 

“¡Se me ha quedado el juguete dentro!”

Los juguetes sexuales son una de las mejores opciones para calentar el ambiente y pasarlo bien durante los preliminares pero como hay que leer las instrucciones. El accidente más común es cuando confundimos un vibrador vaginal con uno anal. Estos últimos contienen una especie de asa en uno de sus extremos para extraerlo. El ano es un ‘chupóptero’. Por eso, meter por este agujero un juguete no específico para la zona conlleva el riesgo de que el cuerpo se lo quiera quedar dentro.

Vibrador Billy The Kid

Desde Reina Pícara siempre recomendamos respetar el diseño de cada juguete, es decir,para uso anal utiliza siempre un Plug con base ancha que evitará ser succionado o juguetes que tengan una anilla de seguridad para poder extraer sin problemas.

 

Tirones musculares

Ocurre cuando no se está en plena forma y ante la tensión del acto sexual se montan los gemelos, los dedos de los pies y se producen contracturas en la zona de la espalda y del cuello al realizar una felación. Una buena crema, un fisio que nos ponga a tono y aplicar calor en la zona dañada harán que puedas volver cuanto antes al campo de batalla.

 

Muñecas abiertas

La masturbación manual, si se realiza con demasiada frecuencia, —solo o en compañía— puede hacer que se resientan las muñecas y que aparezcan dolores. Está expresión hace referencia a un esguince de ligamentos de la abertura de las muñecas. Causa dolor, inflamación y pérdida de fuerza en la zona. Normalmente, desaparece con el tiempo pero si la lesión es grave, es necesaria la ayuda de un fisioterapeuta.También puedes ayudarte de masturbadores y juguetes que facilitaran el movimiento y que las muñecas no se vean tan afectadas. Pero para los más rezagados, ¡siempre os quedará la muñeca izquierda!

 

 

fuente: gonzoo