Tu personalidad define tus fantasías sexuales

Imagina una escena sexual… ¿Por qué esa? Sí, la respuesta parece sencilla: porque te excita. Pero, ¿por qué tiene ese efecto? Seguramente te resulte más difícil contestar esa pregunta. Justin Lehmiller, psicólogo social e investigador del prestigioso instituto sexológico Kinsey, asociado a la Universidad de Indiana (EE.UU.), ha realizado diversas investigaciones para hallar el motivo de tus preferencias y ha llegado a una conclusión: la personalidad define los deseos más íntimos, y no dependen tanto del género, como popularmente se cree.

Resultado de imagen de la personalidad define los deseos más íntimos

Tras analizar miles de encuestas a hombres y mujeres de distintas edades, ha agrupado las fantasías en tres categorías:

NOVEDAD (aventuras con desconocidos, infidelidad…). En este apartado, las más habituales consisten en probar nuevas posiciones o lugares diferentes.

SEXO EN GRUPO. Los tríos son la preferencia mayoritaria.

EXPERIENCIAS BDSM (dominación, sadomasoquismo, sumisión…). Para quienes tienen estas inclinaciones, la esclavitud es la fantasía más repetida.

“En general, nuestras fantasías parecen reflejar quiénes somos y suelen estar diseñadas para satisfacer nuestras necesidades psicológicas únicas”, ha explicado Lehmiller. Sin embargo, hay que matizar este análisis. Imaginar que sometes a tu voluntad a la persona que deseas no significa que en el fondo aspires a ser una déspota enfermiza.

Resultado de imagen de bdsm

El experto plantea algunos ejemplos interesantes. Alguien que se excita pensando en ser sometido refleja el deseo de complacer y también una personalidad con limitaciones morales que necesita verse empujada a hacer lo que no haría por iniciativa propia. El dominante, por el contrario, evidencia un carácter inseguro que precisa sentir poder antes que sentir placer. A su vez, quienes se preocupan más por el bienestar de los demás estarán menos interesados en las experiencias BDSM, la infidelidad y el sexo esporádico.

Lehmiller también sostiene que las personas extrovertidas fantasean a menudo con el sexo en grupo y las aventuras porque les gustan las relaciones sociales. Los que dan más importancia a los detalles (generalmente, perfeccionistas) estarán sobre todo interesados en imaginar un lugar ideal e innovador para liberar sus instintos. Y las personalidades nerviosas con tendencia al estrés se estimularán con situaciones más clásicas y emocionales, que les induzcan a la calma y al control de la situación.

Estos aspectos psicológicos suelen ser comunes en ambos sexos, aunque con alguna excepción. Parece ser que ellas fantasean más a menudo con el BDSM y la bisexualidad, y ellos con el travestismo y las prácticas más inusuales (intercambios, incesto…).

Resultado de imagen de sexo en grupo

Los estudios de Lehmiller desmontan otra creencia popular. En la mayoría de los casos, las fantasías no las protagonizan bellos famosos, estrellas del porno o sensuales desconocidos: “La persona que tiene más probabilidades de aparecer en tus fantasías sexuales es, lo creas o no, tu actual pareja romántica”, asegura el experto. Nadie como quien te conoce mejor para darte lo que más te gustaría.

Has tomado nota de este interesante artículo? ya sabes que fantasía te va más?

 

fuente: yo dona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *