¿Por qué en verano tenemos más relaciones sexuales?

El sol y las hormonas

El doctor Szent-Gyorgyi, ganador del premio Nobel por el descubrimiento de la vitamina C, probó que existen enzimas y hormonas que reaccionan a la luz y a los colores más intensos, generando alteraciones positivas en el estado de ánimo y disminuyendo el estrés. Se podría decir, por tanto, que las horas de sol que ganamos en estos meses nos ponen de buen humor.

Otros estudios han demostrado que con la luz solar y las temperaturas altas el cerebro eleva el nivel de oxitocina, dopamina, prolactina y noradrenalina, hormonas que se relacionan con la sensación de bienestar, que nos llenan de energía, nos impulsan a ser más sociables y despiertan el deseo sexual.

Ese efecto parece más intenso en los hombres que presentan un nivel alto de vitamina D. Según un estudio realizado por investigadores de la Universidad Médica de Graz (Austria), esa vitamina, que se genera en un 90% por la exposición al sol, activa la secreción de testosterona, lo que a su vez aumenta la libido masculina.

Resultado de imagen de sun and sexambién se especula, aunque no hay datos científicos concluyentes, que el sudor de los mamíferos contiene feromonas que despiertan el interés sexual de otros individuos. Algo parecido a lo que consiguen algunos perfumes sobre nuestros sentidos.

 

Cuestión de estímulos

Tan importante o más que la biología es el aumento de estímulos durante el verano. Por ejemplo, los que entran por los ojos al liberarnos de ropa y mostrar más piel. Pero también los que imagina la mente. La playa y el mar aparecen con frecuencia como marco idílico de las fantasías sexuales.

De manera que ya hay una relación inconsciente entre el deseo y las ideas asociadas al verano, como el calor, según explica el profesor Mateo Vess, de la Universidad de Ohio (EE:UU), en un artículo publicado en la revista Psychological Science: la mayoría de individuos tienden a percibir erróneamente las emociones relacionadas con el deseo y la seducción en los días calurosos. Es decir, se relaciona la temperatura con una mayor disposición a las relaciones sexuales.

Faltaría un último argumento: las vacaciones. Más tiempo de ocio, menos estrés, más descanso… En fin, que disfrutéis del verano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>