Squirting: todo sobre el placer más húmedo

¿Qué es el squirting? Se trata de la fuerte expulsión de una cantidad nada desdeñable de líquido (trasparente e inodoro) por la uretra, fruto del placer obtenido durante el sexo. Y decimos “fuerte” porque así es, una cascada, un chorro… nada de “un poquito de liquidito”. Tal es así que muchas de las mujeres que lo experimentan se cuestionan, o se han cuestionado, si es que se han hecho pis

Cómo fotografiar las cascadas

El nuevo must sexual al que parece que debemos aspirar todas las mujeres, el más reciente objeto de deseo, nunca mejor dicho, de muchos hombres (entre otras cosas gracias al porno) es el squirting. Pero esto de convertirse en una cascada por placer, además de fascinación, genera un montón de dudas: su composición (¿es orina?), si se trata de algo voluntario o involuntario, si está al alcance de todas o limitado por la anatomía, son algunas de ellas. Te contamos qué dice la ciencia y cómo lo vive, qué siente y cómo lo consigue, una chica que lo experimenta habitualmente.

 

Qué es en realidad: ¿se trata de pis?

Una de las grandes dudas que genera esto del squirt es su composición, ¿es orina?Uno de los estudios más conocidos al respecto, realizado en Francia en 2015 concluía que, efectivamente sí, se trata, en su mayor parte, de orina, aunque también contiene una pequeña parte de líquido prostático (procedente de las glándulas de Skene).Sin embargo no debemos confundirlo con la incontinencia coital, un trastorno que hace que la mujer se orine durante el coito.A pesar de lo tajante en sus conclusiones, es importante resaltar que el estudio fue realizado solo con siete mujeres, de manera que metodológicamente no es muy consistente y, por tanto, no se deben generalizar los resultados.

En primera persona

Lo cierto es que es un fenómeno que, a pesar de lo que muchos creen, no se da exclusivamente en el ámbito del cine para adultos: Rebeca, de 34 años, nos cuenta su experiencia.

¿Qué sientes cuando te sucede?

Siento una sensación de liberación que se extiende de dentro hacia afuera. El pulso se acelera y el corazón me late muy rápido, incluso a veces llego a hiperventilar. Cuando tengo la sensación, acelero el ritmo de la postura que estoy realizando, voy más rápido.

Los orgasmos, cuando te pasa, ¿son más intensos?

Los siento algo diferentes a cuando me estimulo directamente el clítoris. Son hacia afuera, como explosivos, más de todo el cuerpo, no tan localizados en la zona genital, no sientes las contracciones tan intensas. El cuerpo se tensa, pero no tanto como cuando estás recibiendo estimulación clitoriana únicamente. Siento como una sensación de proyección, de querer empujar, en lugar de contraer y tensar. No sé si me explico… es difícil de poner en palabras.

¿Todas podemos…?

En el porno es posible fingirlo, por ejemplo haciéndose pis, o introduciendo agua en la vagina justo antes de “la escena” (recordemos que el porno no es la realidad, es decir, que hay cámaras, escenas, cortes, trucos…). Sin embargo actrices, como Cytherea, que es conocida como “La reina del Squirt” en el porno, en una entrevista realizada a The Daily Dot afirmó que no siempre que tenía sexo llegaba a experimentar el squirting, pero que cuando lo hacía, el líquido y el placer eran absolutamente reales.

El squirting se ha asociado a un placer extremo, al sumum del placer, de manera que muchas mujeres han sentido la presión, explícita o no, para lograrlo. Si buscas en Internet encontrarás mil y un artículos acerca de cómo obtenerlo pero… ¿realmente se puede conseguir a demanda?

A pesar de que no existe aún acuerdo común al respecto, el consenso actual es que no, no todas podemos tenerlo ya que requiere de una estructura y de una anatomía que no todas tenemos igual desarrolladas:

De dónde sale el squirt?

En el squirt entran en juego el punto G (que más que punto es una zona, y que no todas las mujeres tienen desarrollada de la misma manera) y las glándulas de Skene. Estas glándulas son similares, para que nos entendamos, a la próstata masculina, y son diferentes en cada mujer, de manera que no todas producimos la misma cantidad de líquido prostático.

Si quieres intentarlo…

Lo primero que te recomiendo, con insistencia, además, es que te lo tomes con calma, sin presión, porque entonces en lugar de ser una actividad sexual placentera lo vas a convertir en una tarea, y eso es muy poco erótico. La meta ha de ser tu placer, no empapar la cama.

Al squirt se llega, si es que tu anatomía lo permite, mediante la estimulación de lo que popularmente se conoce como el Punto G, es decir, de la zona que se ubica en la pared anterior de la vagina (es decir, la que está más hacia el exterior, apuntando, digamos, a tu monte de venus, para que te hagas una idea).

 

 

Puedes estimularla con un vibrador específico del punto G o con los dedos, apuntando, como decía, “hacia afuera”. Si te colocas boca arriba, puedes presionar con la otra mano justo por encima de tu monte de venus, de manera que lograrás más placer con los dedos que has introducido.

Realizar al mismo tiempo los conocidos como ejercicios de Kegel o apretar y relajar los muslos y la zona pélvica pueden también, ayudar a potenciar el placer.

 

 

fuente: trendencias

El juguete de Satisfyer giratorio y más dulce!

La tecnología no deja de sorprender en cualquier terreno pero, en concreto, en el ámbito de juguetes sexuales, se lleva la palma. Si ya has explorado el universo de los  ‘succionadores’ y las sensaciones de tus vibradores se han convertido en rutina, quizás te interese probar una nueva forma de proporcionarte auto placer.

Megwyn White, directora de educación de Satisfyer y sexóloga, augura que una de las tendencias sexuales de este año será el sexo sensorial, esto es, el hecho de aumentar el placer mediante experiencias sensoriales añadidas. “El sexo sensorial es el acto de involucrar tantos sentidos como sea posible para ayudar a aumentar el placer sexual. Desde lo visual hasta lo auditivo, pasando por lo táctil, el sexo sensorial puede ayudar a dejar de lado las presiones que conlleva centrarse exclusivamente en los genitales. Una forma de explorar el sexo sensorial es a través de la música, y esto se traduce en que, cuando combinas tu lista de reproducción sensual favorita con el sexo, ayudas a tu mente y a tu cuerpo a abrazar el placer”, cuenta.

Si a esto añades un juguete diferente que acompañe a esas nuevas sensaciones, te terminarás encontrando con un orgasmo más intenso y liberador. Por eso, si te mola todo esto de lo que hablamos, el  Satisfyer ‘Layons Sweet Temptation’ te va a flipar sus funciones y su adorable diseño te enamorarán!

Las sensaciones que transmite no tienen que ver ni con la vibración ni con la ‘succión’, sino con una caricia rotativa gracias a sus láminas extra suaves, que actúan como una especie de lengua (o varias).

 

 

Está diseñado para proporcionar placer únicamente a través del clítoris, rota en un sentido o los dos, y también puede ser usado con diferente presión para potenciar las sensaciones,  además, ojo con las funciones:

  • Es sumergible, por lo que podrás usarlo en la ducha.
  • Tiene 11 programas de rotación, entre ellos, en diferentes direcciones y velocidades.
  • Es recargable por batería e incluye cable USB.
Date un capricho!
fuente: cosmpolitan

Los juguetes más recomendados por las chicas

Con un  consolador, dildo o vibradolograrás una penetración mucho más profunda y uniforme, que te ayudará a alcanzar el punto G, estimular tu clítoris o vagina de forma eficaz.   Los tienes con ventosa, de forma anatómica y moderna pero también de formas muy realistas.

Existe una amplia diversidad de formas, tamaños y materiales.

En el caso de ser principiante, las expertas recomiendan, como suele ser habitual, empezar con uno de talla pequeña de silicona y, después, ir aumentando. Y eso no es todo, algunos consoladores buscan una perfecta recreación, imitando protuberancias o crestas. Si te gustan con esos pequeños desniveles realistas, que le aportan un disfrute distinto, merece la pena invertir en uno con esas marcas.

 

Cómo usarlos para alcanzar el máximo placer

En primer lugar, si quieres usar este consolador en pareja o en diferentes zonas, te recomendamos siempre usar un condón resistente, para prevenir el contagio de cualquier infección o ETS. Y, por supuesto, al igual que los otros juguetes sexuales, te recomendamos, tras su uso, limpiarlos adecuadamente para evitar la formación de cualquier bacteria.

 

Una vez claros estos dos principios, te recomendamos introducirlo con la ayuda de algún lubricante y dejarte llevar, en cuanto al ritmo y a las sensaciones que tengas. No obstante, como no hay nada como una buena práctica, te hemos recopilado algunos de los mejores consoladores que están disponibles a muy buen precio, para que sean de lo más placentero.

 

fuente: cosmopolitan

Tipos de orgasmos, existen hasta 8 diferentes!

Te mostramos los distintos tipos de orgasmos que pueden experimentar las mujeres, los has alcanzado todos?

1. Orgasmo clitoriano

Probablemente estés más que familiarizada con este concepto (y si no, ya es hora de incluyas un succionador de clítoris en tu vida). “Hay 8000 terminaciones nerviosas en el clítoris y es una zona de fácil acceso”, explica la experta. “Cada vez que tenemos un orgasmo mediante penetración, se debe a que lo que sea que está dentro de nosotras se frota contra los nervios del clítoris, que se encuentran a unos siete centímetros en el interior de la vagina”.

2. Orgasmos de pezón

Sí, existe. Se puede alcanzar el orgasmo estimulando el pezón. ¿La razón? También cuenta con terminaciones nerviosas que provocan la contracción de los músculos de la vagina al excitarse. Según un estudio publicado en el Journal of Sexual Medicine, la sensación de la estimulación del pezón viaja a la misma parte del cerebro a la que van las que se experimentan cuando se estimula el clítoris y el cuello uterino. ¿Resultado? Un orgasmo muy parecido a los que sueles tener.

Mujer con vello en los pezones

3. Tener un orgasmo con un beso

“Pues ya puede ser un beso de película”, pensarás. Y sí, en este caso, se necesitan todos los sentidos para dar o recibir un beso que sea capaz de llevarnos al clímax. Pero que sea difícil no significa que resulte imposible. “Alrededor del 20% de las mujeres han llegado al orgasmo con un beso”, explica Chantell Otten. “Se necesita mucha atención para experimentar todas las sensaciones. Los labios son cien veces más sensibles que las yema de los dedos, por eso es posible alcanzar el orgasmo con ellos”.

4. Orgasmo anal

También existe. De hecho es una de las razones por las que te animábamos a practicar sexo anal. “Puede ser muy intenso”, apunta la sexóloga. “Hay una gran cantidad de terminaciones nerviosas en esa zona. Mi recomendación es utilizar siempre lubricante. Y si se quiere experimentar un orgasmo combinado, puedes utilizar un vibrador para el clítoris mientras”.

Guía completa para tener un orgasmo anal con consejos.

5. El orgasmo del punto G

El punto G ha sido descrito como “OVNI ginecológico”, muy buscado y comentado, pero poco verificado. “Para muchas personas, aquí es donde se encuentran las terminaciones nerviosas del clítoris, cerca del ano, en la parte superior de la vagina”, explica Otten. Para encontrar tu punto G, la experta recomienda seguir los siguientes pasos:

Cómo llegar al orgasmo a través del punto G: Curva los dedos índice y corazón, como si formases la letra C. Deslizarlos dentro de la vagina. Tendrías que sentir un área suave y esponjosa de piel detrás del clítoris. “Experimenta con ella realizando diferentes presiones y golpes. Y ya está hecho”.

6. El orgasmo cervical

Y no nos referimos al cuello. Este tipo de orgasmo también se conoce como el orgasmo de “punto profundo”. Ocurre cuando la penetración es profunda, ya sea con un pene o un vibrador. Para experimentarlo, este debería ser lo suficientemente largo y circunferencial como para golpear el cuello uterino. “Puede ser una sensación intensa, pero a algunas mujeres les gusta”.

7. Orgasmos sensoriales

Estos orgasmos de son el resultado de estimular un área sensible que generalmente no se considera erótica, como la nuca o el oído. Para experimentar un orgasmo “sensorial”, se necesita mucha concentración en los preliminares. “Permítete estar en el momento, sin pensar en nada más ni adelantarte a los acontecimientos”, sugiere la experta. Aquí el mindfulness es esencial.

8. Orgasmo mental

Todo Orgasmo es Mental

Suena raro, sí. Pero según la sexóloga, se puede alcanzar el clímax con solo una fantasía sexual. “Tu mente es realmente quien permite que le orgasmo suceda o no”, explica. “Por lo que si fantaseas lo suficiente con aquello que te excita, el cerebro puede desencadenar una reacción en el cuerpo que culmine con un orgasmo”.

Anímate a descubrir los juguetes sexuales para pezones

Resulta que los pezones son una zona erógena infravalorada en nuestros encuentros sexuales y parte del problema es que los pezones suelen necesitar una estimulación más a conciencia: el elemento sorpresa, el toque imprevisible de la pareja, caricias con la lengua, una pizca de dolor tolerable… Porque, a pesar de ser sensibles, no están diseñados específicamente para el orgasmo (como, por ejemplo, el clítoris). Claro que eso no quiere decir que no se pueda alcanzar el orgasmo mediante la estimulación de los pezones, de hecho es uno de los diferentes tipos de orgasmos que existe.

10 Cosas que no sabías de los pezones - Revista Cosmopolitan

Los pezones están compuestos de hasta 2.000 terminaciones nerviosas cada uno , “Por eso son zonas muy receptivas a las sensaciones”, dice la sexóloga Searah Deysach.  Para algunas personas, innovar con un poco de acción en los pezones puede ser toda una experiencia: el placer se puede trasladar como una onda eléctrica hasta los genitales, explica la experta. Y hay quien incluso va más allá con la estimulación de los pezones: “Puede provocar un orgasmo único y potente”, nos dice también la doctora Holly Richmond, psicóloga somática y terapeuta sexual certificada.

Ha llegado la hora de prestarles la atención que se merecen y tener una ayuda extra nunca está de más. Por supuesto, una lengua, un dedo y un par de dientes cuidadosos pueden servir, pero si no dispones de ellos, o simplemente te apetece innovar, aquí te proponemos algunos de los mejores juguetes para pezones que cumplen con la misma función. Desde pinzas y succionadores inspirados en el BDSM, hasta vibradores y accesorios para cosquillas.

 

Aceite para masaje erótico con pluma

Puede ser ideal para iniciarte en esto de estimular los pezones. Este aceite tiene un efecto calor sobre la piel y, además, es comestible. De hecho sabe a fresa. Viene con una pluma para realizar caricias sobre la zona.

Ventosas o succionadores para pezones

¿Has probado las ventosas para los músculos? Los de pezones funcionan de forma similar, succionándolos para aumentar la circulación y la sensibilidad. Un accesorio que también se puede utilizar en el clítoris.

Pinzas para pezones

Puede que necesites algo de práctica antes de colocarte estas pinzas, ya que ejercen algo de presión. Se trata de una pinzas para pezones pensadas para fantasías de bondage y excitación sexual, las tienes con plumas, cascabeles y pesos, para todos los gustos!

 PINZAS PARA PEZONES - Alligator

Gel para pezones

Este gel de Bijoux Indiscrets tiene un roll-on de metal que pata estimular los pezones con frío. Tiene un aroma a coco, es besable y apto para sexo oral.

 

Satisfyer Pro 2 Next Generation

Vale, técnicamente se trata de un vibrador de simulación oral para el clítoris, pero ¿adivina qué? El orificio de succión también se adapta perfectamente a los pezones. Este juguete utiliza una tecnología de ondas de presión para recrear la sensación del sexo oral, para que puedas llegar al orgasmo rápidamente. Le damos otro uso?

 

fuente: womens health

Cómo tener un orgasmo más intenso

Pues bien, en primer lugar, basémonos en datos: según Control, especialista en preservativos, geles de masaje, lubricantes y juguetes sexuales, 6 de cada 10 mujeres españolas admiten tener dificultades para llegar al orgasmo. Y, una encuesta elaborada por Lelo, marca sueca de bienestar sexual y juguetes eróticos de lujo, revela que el 60% de las españolas lo ha fingido en algún momento de su vida. Así mismo, 4 de cada 10 reconoce no saber identificarlo.

La clave del origen del orgasmo femenino podría estar en los conejos

Si quieres conocer algunos trucos para intensificar tus orgasmos y ver por fin los famosos fuegos artificiales de los que todo el mundo habla, pon mucha atención a lo que te vamos a contar porque es todo un proceso, pero merecerá la pena intentarlo, ¡seguro!

  1. Respiración abdominal y técnicas de relajación: “Mantener el estrés a raya es una de las vías más seguras para poder disfrutar de un orgasmo de calidad. Para ello, las técnicas de relajación y la respiración abdominal, realizadas adecuadamente y de forma regular, pueden ser de gran ayuda”, aconseja.

  2. Ejercicios de Kegel: “Está demostrado científicamente que una mayor tonicidad y un mejor control de nuestra musculatura pubococcígea influye directamente en nuestra capacidad para experimentar el orgasmo con mayor intensidad. Esto es debido básicamente a que, con la práctica regular de estos ejercicios, nuestro cerebro se habitúa a percibir e identificar más fácilmente las sensaciones placenteras procedentes de nuestra plataforma orgásmica”.

  3. Erotización mental: “El cerebro femenino, en muchos casos, tiene un gran rival sexual que a menudo nos conduce a un inoportuno sentimiento de culpa justo cuando nos proponemos sentir placer. Aunque esto no es siempre así, este extraño auto boicot sexual interfiere muchas veces en nuestra capacidad para disfrutar y dejarnos llevar por las sensaciones de placer. Uno de los mejores recursos para combatirlo es recurrir a técnicas psicológicas como la imaginación temática, la lectura de relatos o cómics eróticos, la visualización de vídeos o películas que incrementen nuestra libido, el jugar a videojuegos con personajes o historias atractivos sexualmente…”.

  4. Curiosidad sexual y masturbación: “Si algo comprobamos en las consultas de sexología clínica, es que, al margen de la edad, hay un altísimo porcentaje de mujeres que, estén solas o en pareja, no practican la masturbación de manera regular o frecuente, o directamente tienen serios problemas de inhibición en este aspecto. Es muy importante seguir aclarando que la masturbación es una opción y no una garantía de una sexualidad satisfactoria. Sin embargo, si no conocemos bien nuestra anatomía sexual, difícilmente podremos disfrutar de un orgasmo placentero”.

No hay reglas universales que nos digan que una forma de estimulación o posiciones específicas garanticen orgasmos más intensos, debido a la enorme diversidad de la respuesta sexual femenina, “sin embargo, muchas mujeres coinciden en sentir orgasmos más intensos en diferentes posturas o con diversas técnicas”.

¿Quieres saber a cuáles son? ¡Pon atención!

  • “Las posiciones en las que se tiene un mayor control del cuerpo y que permiten estimular el clítoris son ideales”.
  • “En el sexo heterosexual, las posturas en las que nosotras estamos encima de la pareja, podemos controlar la penetración, su grado y el ritmo, pero sobre todo y lo más importante, nos permite seguir estimulándonos el clítoris”.

 

  • El lubricante es también una clave interesante, “o aceites suaves como el de caléndula, para estimular zonas erógenas como los pechos, pezones, labios de la vulva…”.

 

  • “El uso de juguetes eróticos puede ser muy beneficioso para que cada persona explore su anatomía y descubra cuáles son sus zonas más erógenas o cómo le gusta la estimulación”, recomendamos desde Reina Pícara.

 

  • Alternar diferentes formas de masturbarse también es interesante para ver qué te lleva a un orgasmo más intenso. “Ya sabes, usar la alcachofa de la ducha, estimular el clítoris con un almohadón entre las piernas…”.

 

  • Otras posturas clave son aquellas que nos permiten tener las manos libres para poder estimularnos nosotras, “como por ejemplo la del ‘perrito’ o la ‘cucharita'”.

Has tomado nota?

20 beneficios de practicar sexo a diario

Tener una buena salud sexual es muy positivo en diferentes aspectos de nuestra vida, algo que ha sido reconocido incluso por la Organización Mundial de la Salud que ya en 2002 subrayó en un informe la importancia de la misma, definiéndola como: “un estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad; no es meramente la ausencia de enfermedad, disfunción o debilidad”.

¿Pero cuáles son estos beneficios que aporta a nuestra vida el sexo? Hoy hemos recopilado hasta  veinte!

Te rejuvenece

En un estudio realizado por el Royal Edinburgh Hospital, se demostró que las personas de mediana edad que tenían una vida sexual activa y de calidad, eran percibidas por los demás como unos cinco años más jóvenes de lo que realmente eran.

4 tratamientos para rejuvenecer el rostro de forma rápida

Es interesante destacar que este estudio hacía hincapié en que las relaciones tenían que ser de calidad.

Aumenta tu fertilidad

La calidad del esperma se reduce cuando hace más de diez días que no eyaculamos. Así que, en el caso de que estés buscando tener hijos, es importante que mantengas tu esperma fresco eyaculando frecuentemente, como mínimo tres veces a la semana.

El sexo frecuente también ayuda a las chicas en la misma dirección, ya que mejora el balance de sus hormonas y regula sus periodos, con lo que es más fácil que se queden embarazadas.

Combate los resfriados y la gripe

Tener sexo al menos dos veces a la semana aumenta hasta en un 30% los niveles de la inmunoglobulina A, que previene que suframos enfermedades infecciosas como el resfriado o la gripe.

Resfriado y gripe: Duración, tratamiento y prevención -canalSALUD

Alarga tu vida

Según un estudio de la Universidad de Sídney en Australia, las personas que tienen al menos tres orgasmos a la semana, tienen menores posibilidades de contraer una enfermedad que les cueste la vida en comparación con las que solo llegan al clímax una vez al mes.

 

Te mantiene en forma

Tener 30 minutos de sexo nos hace quemar unas 100 calorías, que es la cantidad que contiene, por ejemplo, una copa pequeña de vino. Piensa en todas las calorías que puedes quemar al mes si tienes sexo cada día: fácil, 3000 calorías en un mes de treinta días.

Previene los ataques al corazón

Al contrario de lo que se creía en el pasado, una vida sexual activa puede mejorar mucho nuestra salud cardíaca. Según un estudio de la Queen’s University de Belfast, tener al menos tres sesiones de sexo a la semana reduce a la mitad el riesgo de tener un ataque al corazón o un derrame.

Y lo mismo para las mujeres. Otro estudio realizado en Israel concluyó que las mujeres que experimentan al menos dos orgasmos a la semana, tienen un 30% menos de posibilidades de tener una enfermedad cardíaca que aquellas que no disfrutan del sexo o no llegan al orgasmo.

Te hace más atractivo a los demás

Una actividad sexual frecuente incrementa el nivel de feromonas que emite nuestro cuerpo, lo que aumenta nuestro atractivo hacia las personas de otro sexo.

Tiene un efecto antiarrugas

Esto se debe sobre todo al papel de los estrógenos, unas hormonas que hacen que la piel esté más suave y tersa y que, aunque tienen sobre todo importancia en las mujeres, también existen y tienen sus efectos en el cuerpo masculino.

Un estudio demostró que las mujeres que tenían sexo cada semana tenían el doble de estrógenos que aquellas que no lo hacían.

Mejora tu autoestima

Un beneficio del sexo frecuente es que nos hace sentir mejor con nosotros mismos y con nuestro cuerpo, según ha revelado un reciente estudio de la Universidad de Texas.

Reduce la tensión arterial excesiva

Investigadores de la Universidad Brigham Young ­de Estados Unidos, concluyeron tras un estudio, que los hombres y mujeres que practican sexo con regularidad presentan menos problemas de hipertensión arterial.

Reduce el riesgo de depresión

Como cualquier ejercicio físico, el sexo aumenta nuestros niveles de serotonina, la hormona que ha sido bautizada como “la hormona de la felicidad”.

La serotonina es como una especie de antidepresivo natural que segrega nuestro cuerpo y explica por qué nos sentimos tan bien, relajados y sonrientes después de una buena sesión de sexo.

Se ha demostrado también que las mujeres de mediana edad que mantienen una vida sexual activa tienen menos posibilidades de desarrollar una depresión.

Elimina los dolores de cabeza

Esto se debe sobre todo al papel de los estrógenos, unas hormonas que hacen que la piel esté más suave y tersa y que, aunque tienen sobre todo importancia en las mujeres, también existen y tienen sus efectos en el cuerpo masculino.

Un estudio demostró que las mujeres que tenían sexo cada semana tenían el doble de estrógenos que aquellas que no lo hacían.

Mejora tu autoestima

Un beneficio del sexo frecuente es que nos hace sentir mejor con nosotros mismos y con nuestro cuerpo, según ha revelado un reciente estudio de la Universidad de Texas.

Reduce la tensión arterial excesiva

Investigadores de la Universidad Brigham Young ­de Estados Unidos, concluyeron tras un estudio, que los hombres y mujeres que practican sexo con regularidad presentan menos problemas de hipertensión arterial.

Reduce el riesgo de depresión

Como cualquier ejercicio físico, el sexo aumenta nuestros niveles de serotonina, la hormona que ha sido bautizada como “la hormona de la felicidad”.

La serotonina es como una especie de antidepresivo natural que segrega nuestro cuerpo y explica por qué nos sentimos tan bien, relajados y sonrientes después de una buena sesión de sexo.

Se ha demostrado también que las mujeres de mediana edad que mantienen una vida sexual activa tienen menos posibilidades de desarrollar una depresión.

Elimina los dolores de cabeza

A pesar del topicazo de “hoy no, que me duele la cabeza”, la ciencia ha demostrado que el sexo tiene efecto un efecto analgésico. Esto se debe a que al tener relaciones sexuales, nuestro cerebro segrega una sustancia llamada oxitocina, además de otras hormonas, que hacen que nuestros dolores desaparezcan.

Reduce el estrés

Según un estudio publicado en la revista ‘Psychology journal’, aquellas personas que han tenido sexo en las últimas 24 horas son capaces de afrontar mejor situaciones de estrés como, por ejemplo, dar un discurso frente a una gran audiencia.

Estos investigadores también descubrieron que las caricias y los cariñitos antes, durante y después del sexo, reducen la presencia de cortisol en nuestro organismo, la hormona que se segrega cuando estamos estresados.

Ayuda a reducir el insomnio

La oxitocina que se segrega durante el sexo, también nos ayuda a dormir, según diversos estudios.

causas insomnio: ¿A que se debe el insomnio? | Dr. Ferré - Médico del sueño

Esta hormona se segrega por nuestro cuerpo (de hombres y mujeres) justo antes del orgasmo y nos hace relajarnos y quedarnos dormidos.

Es por esto que la gastrosiexta, la combinación comida, sexo y siesta, es una práctica tan recomendable.

Refuerza tus huesos

Tanto en el caso de los hombres como de las mujeres, las hormonas que se generan durante el sexo: testosterona en los primeros y estrógenos en las segundas, son claves en la prevención de la osteoporosis.

Reduce el riesgo de cáncer de próstata

Como ya hemos comentado en varios artículos, eyacular frecuentemente reduce mucho el riesgo de padecer cáncer de próstata, ya que la renovación del semen hace que no se acumulen toxinas en los conductos prostáticos que pueden desencadenar a la larga procesos cancerosos.

Estos estudios tienen un curioso origen: la observación de que los monjes tenían cáncer de próstata con mayor frecuencia que el resto de hombres.

Mejora la higiene bucal

Por curioso que pueda parecer, los besos que nos damos durante el sexo incrementan la producción de saliva, lo que hace que se reduzca el ácido que causa el debilitamiento del esmalte y la aparición de caries.

Mejora tu olfato

Según un estudio, el sexo frecuente incrementa la producción de prolactina, una hormona que podría estimular el desarrollo de nuevas neuronas en el bulbo olfatorio de nuestro cerebro, mejorando nuestra capacidad de olfato a medio y largo plazo.

Mejora la relación de pareja

El sexo en la pareja, e incluso entre amigos, hace que las relaciones interpersonales mejoren. El sentirnos mejor con nosotros mismos, sentirnos más felices, más descansados y más atractivos, hace de lubricante perfecto para que una relación de pareja funcione.

Protege las neuronas

Según un estudio de la Universidad de Princeton, el sexo protege a las neuronas del deterioro propio del envejecimiento. “Hay evidencias de que la gente mayor que es sexualmente activa tiene menos probabilidades de desarrollar demencia, algo que puede ocurrir por múltiples motivos”, explicó al periódico ‘The Daily Mail’ el doctor Arun Ghosh, médico especialista en salud sexual del Hospital Spire de Liverpool. Ghosh afirma que el sexo aumenta el flujo sanguíneo al cerebro, lo que contribuye a oxigenarlo y esto a mejorar el estado de las neuronas. Además, la liberación de hormonas como la testosterona, nos ayuda a concentrarnos mejor y a reaccionar de forma más rápida a los estímulos exteriores.

Te parece poco?

fuente: womens health

SEXUALIDAD: 6 TABÚS A DERRIBAR

Dicen que las mujeres no tenemos problemas para hablar de nuestra sexualidad de forma abierta,  pero, en realidad, hay algunos temas que “no se tocan”, y que rara vez se comentan, ni siquiera a las mejores amigas.

Once hechos sobre sexualidad que rompen tabúes | Newsweek México

Parece que poco a poco se va ganando terreno y empoderamiento femenino pero aún nos queda mucho terreno a recorrer.

La masturbación. Es algo completamente natural y una práctica más frecuente de lo que se cuenta. De hecho, los niños a veces lo hacen de forma instintiva. No hay que reprimirla y sí abordarla con naturalidad, para que no asocien el disfrute sexual con algo sucio o perjudicial. De hecho, los sexólogos indican que ayuda a conocer mejor el propio cuerpo y también a disfrutar más de la sexualidad y de nuestras relaciones. Lo que no es normal es que se convierta en un hábito o que sustituya al placer sexual que proporciona la relación con otras personas.

Frecuencia en la práctica de relaciones sexuales (tanto si tienes pareja estable como si no). Contrariamente a lo que se creehacerlo más veces no significa que tu vida sexual o tu relación de pareja sea mejor. Lo más importante es que resulte satisfactoria y se ajuste a las necesidades de cada persona. Como en muchas cosas, vale más calidad que cantidad, pero si tú o tu pareja no tenéis las mismas necesidades es importante hablarlo para que no afecte negativamente a la relación. También hay que romper el mito de que a ellos “siempre les apetece” y a nosotras no. A veces es justo al revés, así que cada persona y cada pareja deben encontrar el equilibrio dentro de su propia relación.

Frigidez: es un problema real que hay que consultar, pues se trata de una disfunción sexual. La sexualidad es una parte inherente del ser humano, y no es normal no tener orgasmos y no disfrutar con el sexo, tanto a nivel físico como psicológico. Se calcula que afecta a un 10% de las mujeres, así que es más frecuente de lo que parece. Puede estar relacionado con experiencias traumáticas en la infancia, problemas hormonales o de relación. Hay dos tipos de frigidez: la total, en la que, además de no experimentar placer, no se siente deseo ni tampoco excitación sexual; y la parcial, en la que, a pesar de lograr excitarse, no se alcanza el orgasmo. La falta de lubricación también puede provocar dolor y generar rechazo. Lo mejor en estos casos es ser sincero con uno mismo y con la pareja y buscar el apoyo de un profesional experto en sexualidad.

Tamaño del pene y placer sexual. El tamaño del pene es algo que crea inseguridad a muchos hombres, pero para la mayoría de las mujeres lo que cuenta no son tanto los centímetros de más o de menos, sino la satisfacción sexual, y, en general, según los resultados de un estudio publicado en la revista PLOS ONE, para las relaciones estables y a largo plazo, las mujeres prefieren que el de su pareja tenga un tamaño normal.

Rendimiento sexual. Otro mito que hay que romper. Se considera que los 20 años es la etapa de mayor rendimiento sexual de los hombres, pero en realidad también hay menos experiencia y más fantasías sexuales, y son más frecuentes las eyaculaciones precoces. A partir de los 30, en cambio, se valora más la calidad de las relaciones que la frecuencia, por lo que el mito de aguantar mucho tiempo la erección o tener múltiples orgasmos y practicar el coito de forma consecutiva muchas veces en una sola noche no equivale a una mayor satisfacción sexual. Sin embargo, es importante el tiempo que dura la erección, ya que si es muy breve puede afectar a la satisfacción sexual y a la relación de pareja. Por ello, si hay problemas para mantener la erección, es recomendable consultar a un especialista. Además, en algunos casos, los problemas de erección pueden ser un síntoma indicativo de algún trastorno de salud que es importante detectar y tratar.

Sexualidad en la menopausia y a partir de los 60 años. Tras la menopausia, el sexo pasa a ser un tema que se sitúa en un plano secundario, al menos socialmente, y no digamos a partir de los 60 o en los 70. Pero la sexualidad no desaparece con los años. Es cierto que el deseo sexual disminuye, y también que hay cambios fisiológicos que afectan a los órganos sexuales: en las mujeres es normal notar sequedad vaginal y cambios en el aspecto de los órganos sexuales, pero eso no significa que haya que renunciar al sexoExisten tratamientos para regenerar los tejidos, combatir la sequedad vaginal, y mejorar la funcionalidad de los órganos sexuales, y es recomendable hablar de la sexualidad y consultar a tu ginecólogo/a cualquier problema de este tipo.

fuente: dexeus dona

Llega el verano y la chiclemanía!

De todos es conocido nuestro magnifica relación con los productos Nuei, su excelente calidad los hacen irresistibles para utilizar en tus momentos más íntimos y además cuentan con un abanico de opciones muy amplio .

Si ya estábamos “in love” con todos sus productos a base de productos naturales, sin parabenos, sin gluten y sin azúcar, se les suma que también  han sido desarrollados sin ningún tipo de crueldad animal y son 100%veganos.

Dejando de lado a Thor, el rey por excelencia de los estimuladores, Nuei nos sorprende con un nuevo producto ideal para el verano que se acerca.

La chiclemanía ya ha llegado a Reina Pícara! descubre el sabor más dulce y atractivo de la temporada, además lo tienes disponible tanto en lubricante como en aceite de masaje estimulante y comestible.

Te costará decidirte pero no dudes en probarlo se convertirá en la estrella de tus noches de pasión.

Si te acercas a nuestra tienda comenta que eres seguidor de nuestro Blog y te daremos muestras Nuei par que pruebes todos sus fantásticos productos!

12 formas de utilizar el lubricante

Los mejores lubricantes y 12 formas creativas de usarlos

Prueba estas opciones para maximizar tu experiencia de lubricación seguro que muchas de ellas ni las contemplas!

1. Úsalo para una masturbación épica

“El lubricante lo es todo cuando se trata de masturbar”, dice O’Reilly experta sexóloga. Prueba a untarte unas gotas en las manos o a poner un poco en el pene de tu pareja antes de lanzarte. “Cualquier cosa que puedas hacer con la boca, puedes hacerla con las manos. Siempre que uses lubricante, tus manos serán más flexibles y diestras”.

2. Disfrútalo con los dedos

Prueba este consejo profesional de O’Reilly: lubrica tus dedos y crúzalos, como si hicieras el gesto de “te lo prometo”. Luego, deslízalos en la vagina, mientras los giras suavemente. Puedes usar el pulgar para trabajar el clítoris mientras lo haces.

3. Úntalos sobre tus juguetes sexuales

Hay muchas cosas que puedes hacer cuando se trata de juguetes sexuales. “Puedes pasar una bala vibradora lubricada por tu piel o por la vulva”, dice O’Reilly. Otro truco: pasa un vibrador, con lubricante, por el perineo durante el sexo oral o la penetración de tu pareja.

4. Prueba el lubricante en la ducha

O’Reilly recomienda añadir unas gotas de lubricante en la base de la vagina o en los juguetes antes de entrar en la ducha. ¿Por qué? “El agua es conocida por eliminar tu propia lubricación natural y eso puede provocar una fricción incómoda”.

5. Haz que el sexo anal sea fluido

“El lubricante puede ayudar a que la penetración por detrás sea más cómoda”, dice O’Reilly. De hecho, ya que no tienes lubricación natural ahí, es algo esencial. “Utiliza lubricante de silicona para todo tipo de penetración anal: con los dedos, con juguetes, con correas, con penes y con bolas anales”, aconseja. Además los tienes de base silicona y con relajante que te ayudarán a tener una penetración más cómoda.También puede ser una ventaja adicional para mantener la lubricación cuando estás haciendo un rimming a tu pareja.

 

6. Úsalo para una penetración más húmeda

Por supuesto, aquí es donde estamos acostumbradas a usar el lubricante más a menudo. “Utiliza el lubricante para obtener más placer y menos fricción”, dice O’Reilly. Sugiere aplicarlo directamente en la vulva con los dedos o, si quieres que la fiesta comience de inmediato, que tu pareja lo aplique con los labios. Te recomendamos los de sabores!!

7. Prueba una nueva técnica de sexo oral

Es muy poco probable que tu pareja haya experimentado antes este truco: utiliza la lengua para cubrir los dientes inferiores y envuelve los dientes superiores con el labio superior. “Añade lubricante a tu labio superior mientras la sujetas entre los dientes”, dice O’Reilly.

8. Realiza un masaje sensual

Aunque puedes hacerlo en la espalda de tu pareja, O’Reilly dice que un masaje en los muslos es una gran manera de acelerar las cosas durante los preliminares. “Utiliza el lubricante para trazar ochos sobre sus muslos”, dice. “O úsalo para masajear la parte interior de sus piernas antes de bajar sobre ellos”.

9. Aplícalo para subir de nivel al sexo oral 

Masajear suavemente los testículos de tu pareja (si los tiene) durante el sexo oral puede ayudar a maximizar la experiencia. El consejo de O’Reilly: “Añade unas gotas de lubricante a tus manos y juega con ellos o con su perineo mientras se la chupas a tu pareja”.

10. Pon un poco de lubricante en el condón

Una de las grandes quejas sobre los preservativos es que pueden eliminar parte de la sensación placentera del sexo, pero O’Reilly afirma que añadir un poco de lubricante en el interior puede hacer lo contrario. “Una o dos gotas de lubricante en la punta del preservativo pueden aumentar la sensación”, afirma.

11. Combínalo con un vibrador para masajear a tu pareja

Un vibrador puede estimular mucho a tu pareja. O’Reilly recomienda coger un vibrador de punta plana, cubrirlo de lubricante y trazarlo suavemente alrededor de los testículos de tu pareja. Incluso puedes insuflar aire caliente suavemente sobre el camino húmedo que has creado.

12. Prueba el lubricante para que el juego en solitario sea aún mejor

O’Reilly recomienda utilizar el lubricante para probar diferentes sensaciones durante la masturbación consciente. “Reduce la velocidad, suelta el aire y respira profundamente mientras te concentras en las sensaciones de tu cuerpo en lugar de centrarte en llegar al orgasmo”, dice. Parece un buen plan.

 

fuente: womens health