El juguete de Satisfyer giratorio y más dulce!

La tecnología no deja de sorprender en cualquier terreno pero, en concreto, en el ámbito de juguetes sexuales, se lleva la palma. Si ya has explorado el universo de los  ‘succionadores’ y las sensaciones de tus vibradores se han convertido en rutina, quizás te interese probar una nueva forma de proporcionarte auto placer.

Megwyn White, directora de educación de Satisfyer y sexóloga, augura que una de las tendencias sexuales de este año será el sexo sensorial, esto es, el hecho de aumentar el placer mediante experiencias sensoriales añadidas. “El sexo sensorial es el acto de involucrar tantos sentidos como sea posible para ayudar a aumentar el placer sexual. Desde lo visual hasta lo auditivo, pasando por lo táctil, el sexo sensorial puede ayudar a dejar de lado las presiones que conlleva centrarse exclusivamente en los genitales. Una forma de explorar el sexo sensorial es a través de la música, y esto se traduce en que, cuando combinas tu lista de reproducción sensual favorita con el sexo, ayudas a tu mente y a tu cuerpo a abrazar el placer”, cuenta.

Si a esto añades un juguete diferente que acompañe a esas nuevas sensaciones, te terminarás encontrando con un orgasmo más intenso y liberador. Por eso, si te mola todo esto de lo que hablamos, el  Satisfyer ‘Layons Sweet Temptation’ te va a flipar sus funciones y su adorable diseño te enamorarán!

Las sensaciones que transmite no tienen que ver ni con la vibración ni con la ‘succión’, sino con una caricia rotativa gracias a sus láminas extra suaves, que actúan como una especie de lengua (o varias).

 

 

Está diseñado para proporcionar placer únicamente a través del clítoris, rota en un sentido o los dos, y también puede ser usado con diferente presión para potenciar las sensaciones,  además, ojo con las funciones:

  • Es sumergible, por lo que podrás usarlo en la ducha.
  • Tiene 11 programas de rotación, entre ellos, en diferentes direcciones y velocidades.
  • Es recargable por batería e incluye cable USB.
Date un capricho!
fuente: cosmpolitan