Cómo tener un orgasmo más intenso

Pues bien, en primer lugar, basémonos en datos: según Control, especialista en preservativos, geles de masaje, lubricantes y juguetes sexuales, 6 de cada 10 mujeres españolas admiten tener dificultades para llegar al orgasmo. Y, una encuesta elaborada por Lelo, marca sueca de bienestar sexual y juguetes eróticos de lujo, revela que el 60% de las españolas lo ha fingido en algún momento de su vida. Así mismo, 4 de cada 10 reconoce no saber identificarlo.

La clave del origen del orgasmo femenino podría estar en los conejos

Si quieres conocer algunos trucos para intensificar tus orgasmos y ver por fin los famosos fuegos artificiales de los que todo el mundo habla, pon mucha atención a lo que te vamos a contar porque es todo un proceso, pero merecerá la pena intentarlo, ¡seguro!

  1. Respiración abdominal y técnicas de relajación: “Mantener el estrés a raya es una de las vías más seguras para poder disfrutar de un orgasmo de calidad. Para ello, las técnicas de relajación y la respiración abdominal, realizadas adecuadamente y de forma regular, pueden ser de gran ayuda”, aconseja.

  2. Ejercicios de Kegel: “Está demostrado científicamente que una mayor tonicidad y un mejor control de nuestra musculatura pubococcígea influye directamente en nuestra capacidad para experimentar el orgasmo con mayor intensidad. Esto es debido básicamente a que, con la práctica regular de estos ejercicios, nuestro cerebro se habitúa a percibir e identificar más fácilmente las sensaciones placenteras procedentes de nuestra plataforma orgásmica”.

  3. Erotización mental: “El cerebro femenino, en muchos casos, tiene un gran rival sexual que a menudo nos conduce a un inoportuno sentimiento de culpa justo cuando nos proponemos sentir placer. Aunque esto no es siempre así, este extraño auto boicot sexual interfiere muchas veces en nuestra capacidad para disfrutar y dejarnos llevar por las sensaciones de placer. Uno de los mejores recursos para combatirlo es recurrir a técnicas psicológicas como la imaginación temática, la lectura de relatos o cómics eróticos, la visualización de vídeos o películas que incrementen nuestra libido, el jugar a videojuegos con personajes o historias atractivos sexualmente…”.

  4. Curiosidad sexual y masturbación: “Si algo comprobamos en las consultas de sexología clínica, es que, al margen de la edad, hay un altísimo porcentaje de mujeres que, estén solas o en pareja, no practican la masturbación de manera regular o frecuente, o directamente tienen serios problemas de inhibición en este aspecto. Es muy importante seguir aclarando que la masturbación es una opción y no una garantía de una sexualidad satisfactoria. Sin embargo, si no conocemos bien nuestra anatomía sexual, difícilmente podremos disfrutar de un orgasmo placentero”.

No hay reglas universales que nos digan que una forma de estimulación o posiciones específicas garanticen orgasmos más intensos, debido a la enorme diversidad de la respuesta sexual femenina, “sin embargo, muchas mujeres coinciden en sentir orgasmos más intensos en diferentes posturas o con diversas técnicas”.

¿Quieres saber a cuáles son? ¡Pon atención!

  • “Las posiciones en las que se tiene un mayor control del cuerpo y que permiten estimular el clítoris son ideales”.
  • “En el sexo heterosexual, las posturas en las que nosotras estamos encima de la pareja, podemos controlar la penetración, su grado y el ritmo, pero sobre todo y lo más importante, nos permite seguir estimulándonos el clítoris”.

 

  • El lubricante es también una clave interesante, “o aceites suaves como el de caléndula, para estimular zonas erógenas como los pechos, pezones, labios de la vulva…”.

 

  • “El uso de juguetes eróticos puede ser muy beneficioso para que cada persona explore su anatomía y descubra cuáles son sus zonas más erógenas o cómo le gusta la estimulación”, recomendamos desde Reina Pícara.

 

  • Alternar diferentes formas de masturbarse también es interesante para ver qué te lleva a un orgasmo más intenso. “Ya sabes, usar la alcachofa de la ducha, estimular el clítoris con un almohadón entre las piernas…”.

 

  • Otras posturas clave son aquellas que nos permiten tener las manos libres para poder estimularnos nosotras, “como por ejemplo la del ‘perrito’ o la ‘cucharita'”.

Has tomado nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *