20 beneficios de practicar sexo a diario

Tener una buena salud sexual es muy positivo en diferentes aspectos de nuestra vida, algo que ha sido reconocido incluso por la Organización Mundial de la Salud que ya en 2002 subrayó en un informe la importancia de la misma, definiéndola como: “un estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad; no es meramente la ausencia de enfermedad, disfunción o debilidad”.

¿Pero cuáles son estos beneficios que aporta a nuestra vida el sexo? Hoy hemos recopilado hasta  veinte!

Te rejuvenece

En un estudio realizado por el Royal Edinburgh Hospital, se demostró que las personas de mediana edad que tenían una vida sexual activa y de calidad, eran percibidas por los demás como unos cinco años más jóvenes de lo que realmente eran.

4 tratamientos para rejuvenecer el rostro de forma rápida

Es interesante destacar que este estudio hacía hincapié en que las relaciones tenían que ser de calidad.

Aumenta tu fertilidad

La calidad del esperma se reduce cuando hace más de diez días que no eyaculamos. Así que, en el caso de que estés buscando tener hijos, es importante que mantengas tu esperma fresco eyaculando frecuentemente, como mínimo tres veces a la semana.

El sexo frecuente también ayuda a las chicas en la misma dirección, ya que mejora el balance de sus hormonas y regula sus periodos, con lo que es más fácil que se queden embarazadas.

Combate los resfriados y la gripe

Tener sexo al menos dos veces a la semana aumenta hasta en un 30% los niveles de la inmunoglobulina A, que previene que suframos enfermedades infecciosas como el resfriado o la gripe.

Resfriado y gripe: Duración, tratamiento y prevención -canalSALUD

Alarga tu vida

Según un estudio de la Universidad de Sídney en Australia, las personas que tienen al menos tres orgasmos a la semana, tienen menores posibilidades de contraer una enfermedad que les cueste la vida en comparación con las que solo llegan al clímax una vez al mes.

 

Te mantiene en forma

Tener 30 minutos de sexo nos hace quemar unas 100 calorías, que es la cantidad que contiene, por ejemplo, una copa pequeña de vino. Piensa en todas las calorías que puedes quemar al mes si tienes sexo cada día: fácil, 3000 calorías en un mes de treinta días.

Previene los ataques al corazón

Al contrario de lo que se creía en el pasado, una vida sexual activa puede mejorar mucho nuestra salud cardíaca. Según un estudio de la Queen’s University de Belfast, tener al menos tres sesiones de sexo a la semana reduce a la mitad el riesgo de tener un ataque al corazón o un derrame.

Y lo mismo para las mujeres. Otro estudio realizado en Israel concluyó que las mujeres que experimentan al menos dos orgasmos a la semana, tienen un 30% menos de posibilidades de tener una enfermedad cardíaca que aquellas que no disfrutan del sexo o no llegan al orgasmo.

Te hace más atractivo a los demás

Una actividad sexual frecuente incrementa el nivel de feromonas que emite nuestro cuerpo, lo que aumenta nuestro atractivo hacia las personas de otro sexo.

Tiene un efecto antiarrugas

Esto se debe sobre todo al papel de los estrógenos, unas hormonas que hacen que la piel esté más suave y tersa y que, aunque tienen sobre todo importancia en las mujeres, también existen y tienen sus efectos en el cuerpo masculino.

Un estudio demostró que las mujeres que tenían sexo cada semana tenían el doble de estrógenos que aquellas que no lo hacían.

Mejora tu autoestima

Un beneficio del sexo frecuente es que nos hace sentir mejor con nosotros mismos y con nuestro cuerpo, según ha revelado un reciente estudio de la Universidad de Texas.

Reduce la tensión arterial excesiva

Investigadores de la Universidad Brigham Young ­de Estados Unidos, concluyeron tras un estudio, que los hombres y mujeres que practican sexo con regularidad presentan menos problemas de hipertensión arterial.

Reduce el riesgo de depresión

Como cualquier ejercicio físico, el sexo aumenta nuestros niveles de serotonina, la hormona que ha sido bautizada como “la hormona de la felicidad”.

La serotonina es como una especie de antidepresivo natural que segrega nuestro cuerpo y explica por qué nos sentimos tan bien, relajados y sonrientes después de una buena sesión de sexo.

Se ha demostrado también que las mujeres de mediana edad que mantienen una vida sexual activa tienen menos posibilidades de desarrollar una depresión.

Elimina los dolores de cabeza

Esto se debe sobre todo al papel de los estrógenos, unas hormonas que hacen que la piel esté más suave y tersa y que, aunque tienen sobre todo importancia en las mujeres, también existen y tienen sus efectos en el cuerpo masculino.

Un estudio demostró que las mujeres que tenían sexo cada semana tenían el doble de estrógenos que aquellas que no lo hacían.

Mejora tu autoestima

Un beneficio del sexo frecuente es que nos hace sentir mejor con nosotros mismos y con nuestro cuerpo, según ha revelado un reciente estudio de la Universidad de Texas.

Reduce la tensión arterial excesiva

Investigadores de la Universidad Brigham Young ­de Estados Unidos, concluyeron tras un estudio, que los hombres y mujeres que practican sexo con regularidad presentan menos problemas de hipertensión arterial.

Reduce el riesgo de depresión

Como cualquier ejercicio físico, el sexo aumenta nuestros niveles de serotonina, la hormona que ha sido bautizada como “la hormona de la felicidad”.

La serotonina es como una especie de antidepresivo natural que segrega nuestro cuerpo y explica por qué nos sentimos tan bien, relajados y sonrientes después de una buena sesión de sexo.

Se ha demostrado también que las mujeres de mediana edad que mantienen una vida sexual activa tienen menos posibilidades de desarrollar una depresión.

Elimina los dolores de cabeza

A pesar del topicazo de “hoy no, que me duele la cabeza”, la ciencia ha demostrado que el sexo tiene efecto un efecto analgésico. Esto se debe a que al tener relaciones sexuales, nuestro cerebro segrega una sustancia llamada oxitocina, además de otras hormonas, que hacen que nuestros dolores desaparezcan.

Reduce el estrés

Según un estudio publicado en la revista ‘Psychology journal’, aquellas personas que han tenido sexo en las últimas 24 horas son capaces de afrontar mejor situaciones de estrés como, por ejemplo, dar un discurso frente a una gran audiencia.

Estos investigadores también descubrieron que las caricias y los cariñitos antes, durante y después del sexo, reducen la presencia de cortisol en nuestro organismo, la hormona que se segrega cuando estamos estresados.

Ayuda a reducir el insomnio

La oxitocina que se segrega durante el sexo, también nos ayuda a dormir, según diversos estudios.

causas insomnio: ¿A que se debe el insomnio? | Dr. Ferré - Médico del sueño

Esta hormona se segrega por nuestro cuerpo (de hombres y mujeres) justo antes del orgasmo y nos hace relajarnos y quedarnos dormidos.

Es por esto que la gastrosiexta, la combinación comida, sexo y siesta, es una práctica tan recomendable.

Refuerza tus huesos

Tanto en el caso de los hombres como de las mujeres, las hormonas que se generan durante el sexo: testosterona en los primeros y estrógenos en las segundas, son claves en la prevención de la osteoporosis.

Reduce el riesgo de cáncer de próstata

Como ya hemos comentado en varios artículos, eyacular frecuentemente reduce mucho el riesgo de padecer cáncer de próstata, ya que la renovación del semen hace que no se acumulen toxinas en los conductos prostáticos que pueden desencadenar a la larga procesos cancerosos.

Estos estudios tienen un curioso origen: la observación de que los monjes tenían cáncer de próstata con mayor frecuencia que el resto de hombres.

Mejora la higiene bucal

Por curioso que pueda parecer, los besos que nos damos durante el sexo incrementan la producción de saliva, lo que hace que se reduzca el ácido que causa el debilitamiento del esmalte y la aparición de caries.

Mejora tu olfato

Según un estudio, el sexo frecuente incrementa la producción de prolactina, una hormona que podría estimular el desarrollo de nuevas neuronas en el bulbo olfatorio de nuestro cerebro, mejorando nuestra capacidad de olfato a medio y largo plazo.

Mejora la relación de pareja

El sexo en la pareja, e incluso entre amigos, hace que las relaciones interpersonales mejoren. El sentirnos mejor con nosotros mismos, sentirnos más felices, más descansados y más atractivos, hace de lubricante perfecto para que una relación de pareja funcione.

Protege las neuronas

Según un estudio de la Universidad de Princeton, el sexo protege a las neuronas del deterioro propio del envejecimiento. “Hay evidencias de que la gente mayor que es sexualmente activa tiene menos probabilidades de desarrollar demencia, algo que puede ocurrir por múltiples motivos”, explicó al periódico ‘The Daily Mail’ el doctor Arun Ghosh, médico especialista en salud sexual del Hospital Spire de Liverpool. Ghosh afirma que el sexo aumenta el flujo sanguíneo al cerebro, lo que contribuye a oxigenarlo y esto a mejorar el estado de las neuronas. Además, la liberación de hormonas como la testosterona, nos ayuda a concentrarnos mejor y a reaccionar de forma más rápida a los estímulos exteriores.

Te parece poco?

fuente: womens health

Tener pareja engorda, toma nota!

Una relación de pareja pasa por distintas de fases. ¿Quién necesita comer cuando está enamorado? Nadie, el amor lo llena todo. Tras esa ‘fase rosa’ inicial llega la consolidación. Estáis cómodos y felices, y eso también se nota en vuestro apetito, que vuelve con renovadas fuerzas. Es éste el momento en el que se produce ese fenómeno común a casi todas las parejas: se empieza a engordar irremediablemente a dúo.

Se acabaron las sesiones de interminables de sexo, los encuentros a cualquier hora y la emoción de que todo es nuevo y está por estrenar. Ahora apetecen los planes más tranquilos, la televisión abrazados en el sofá y pedir comida a domicilio. Pero otro modo de vivir tu relación de pareja es posible, sin kilos extra y siendo igual de felices. Te proponemos 10 alternativas perfectamente realizables, toma nota:

1. Cambia el menú. Las parejas, a veces, alcanzan tal punto de mímesis que empiezan a pedir lo mismo en los restaurantes. Y generalmente no suele ser el que come sano quien arrastra al otro sino al revés. Aunque os pille al lado o sea más barato, cambiad de restaurante de referencia por uno un poco más sano. O explorad esa otra parte de la carta que incluye pescados, verduras, cosas a la plancha, los tartares, los sushis… En fin, que hay vida más allá de esa apetitosa pizza.

2. Hay vida fuera del restaurante. También os podéis plantear no comenzar todas vuestras citas o planes juntos con una cena. ¿Habéis contemplado ir al cine, quedar con más gente, hacer deporte, visitar exposiciones, ir de compras, pasear…? El mundo es muy grande más allá de la puerta de vuestro italiano preferido.

3. Cuidado con el alcohol. Tomar una copa puede resultar divertido y agradable pero abusar del alcohol es todo perjuicios para vuestra relación. Beber de más no solo resulta  fatal para vuestra vida sexual sino que proporciona una ingente cantidad de calorías vacías que, con el tiempo, se traducen en kilos de más. En la moderación está el equilibrio.

4. El sofá, esa perdición. Es tan cómodo y envolvente, cabéis los dos perfectamente y os podéis pasar allí todo el fin de semana sin apenas moveros porque no necesitáis nada más. Pues craso error. Explorad otros mundos fuera del salón e, incluso, fuera de casa. De verdad, os beneficiará física y mentalmente.

5. La pareja que hace deporte unida… Y uno de esos mundos es el del deporte. Sabías que hacer ejercicio puede mejorar, y notablemente tu vida sexual? Sí, está comprobado pero, si encima lo haces en pareja, podéis pasar más tiempo juntos.

6. El acomodamiento, ese enemigo. “Total, como le veo todos los días…”. Mala filosofía de vida para mantener la llama de la pareja y, de paso, el peso. Que esa comodidad no os lleve a descuidaros y a no valorar un aspecto físico sexy para el otro. Puede que llevéis mucho tiempo juntos pero la satisfacción de desear y sentirse deseado nunca debe morir.

7. Planead las comidas en casa. Vale, no es la actividad más divertida para hacer en pareja pero no os llevará muchísimo tiempo y, si vivís juntos, os ayudará a ahorrar cada mes y comeréis más sano. Organizad los menús de la semana para hacer la compra y que siempre haya algo en la despensa que os permita no tirar de comida rápida o a domicilio.

8. No os toméis a mal el no. Quizá vuestro caso es más sencillo: uno de los dos cocina de maravilla y no hay manera de parar de comer los manjares que prepara. “¿Quieres un poco más?”. Un no por respuesta sería un auténtico drama… O no, porque no hace falta comer tanto. La fidelidad y el cariño no se demuestran atracándonos de comer, si no te apetece un plato más, simplemente di no.

9. Piensa  también en la salud. Es esencial para el funcionamiento de una pareja que perdure la atracción física. El sobrepeso puede que no sea la forma más adecuada de mantener encendida esa llama pero, además, hay que valorar también cómo afecta a la salud. Las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, la presión arterial alta, los trastornos en el sueño o los cálculos biliares -trastornos vinculados directamente con los kilos de más- tampoco son nada sexy. El amor debe ser saludable.

10. Y no te olvides del sexo.Conoces los beneficios del Coregasm, una manera de convertir las relaciones sexuales en una sesión de training sin sacrificar el principal objetivo: disfrutar. Una sesión de sexo ‘normal’, de unos 20 minutos, no es exactamente un training (no quemas más de 100 calorías), pero si te esfuerzas un poquito y aumentas la frecuencia, los beneficios para tu vida de pareja serán incontables. No solo ganaréis en intimidad sino que, esta vez sí, practicaréis sexsport.

 

fuente: glamour