7 planes en pareja románticos y baratos para el verano

El calor, el buen tiempo y las vacaciones son una excitante combinación. Los días son más largos y apetece salir, divertirse, dejarse llevar… Es un momento perfecto para vencer la pereza y romper la rutina, para despegarse del televisor y disfrutar de la vida y la naturaleza en pareja.

No creas que hace falta tener mucho dinero o estar de vacaciones en un lugar exótico para llevar a cabo un plan romántico en pareja. Lo importante es saber disfrutar el momento y encontrar la belleza y el placer que propician la intimidad allá donde estemos. Aquí, siete sugerencias.

Ideas para disfrutar del verano en pareja

Cenar al aire libre. Reserva en un restaurante con terraza o acondiciona ese jardín que apenas usan para cenar a la luz de las velas, rodeados de plantas y música suave. Olvídate de la comida rápida y elige un menú mediterráneo o árabe para sorprender a tu pareja. Son platos ligeros y apetecibles que llenan sin empalagar y despiertan los sentidos, sobre todo si se acompañan con una copa de vino.

Escapada a la playa. Pero no a una playa masificada. Alquilad una casita limpia y tranquila en un pueblo cerca del mar. Disfrutad de los placeres sencillos: cocinar, leer, charlar, comprar frutas y verduras en el huerto o mercadillo local, hacer el amor y todo lo que se os ocurra. Mejor si no tienen televisor ni wifi. El mar limpia la piel, nos pone guapos, se lleva el estrés, nos invita a ser más románticos…

Picnic en el parque. Saca tu cesta de mimbre y tu mantel a cuadros y prepara algunas delicatesen sencillas y deliciosas. Ensalada de frutas, quesos variados, panecillos de cereales, zumo natural… Id al parque a la hora del almuerzo. O mejor aún: conducid hasta un parque natural o un bosque y haced vuestro picnic junto a un río, acompañados del trino de los pájaros.

Cine de verano. Este es un plan ideal para los que no pueden irse de vacaciones o cuando todavía queda mucho para que lleguen. Id caminando si podéis , o salir  de casa para llegar con tiempo suficiente. La idea es olvidarse por un rato del trabajo y el estrés, y pasar una velada entretenida e informal en pareja.

Ir a ver la puesta de sol. Tampoco hace falta dinero ni estar de vacaciones para gozar de este plan. Averiguad cuál es el rincón de su ciudad donde la puesta de sol es más bella e id  a disfrutarlo en pareja. Sin prisas, sin compras que hacer, sin mirar el reloj. Instalaros en el coche o en un banco y dejad que el crepúsculo dé paso a una conversación cómplice a la luz de la luna y las estrellas.

Juntos al amanecer. Las primeras horas del día son especialmente agradables en verano. El sol empieza a asomar pero no hace calor. La luz es intensa y dorada. Huele a promesas en el aire… Es un momento del día cargado de energía positiva, y merece la pena poner el despertador un poco antes para disfrutar con la persona amada de ese momento tan mágico. Hacer el amor, ducharse juntos, compartir un desayuno especial… les pondrá una sonrisa en la cara durante el resto del día, ya toque pasarlo en la oficina o con los niños porque están de vacaciones.

Siesta a dúo. A mediodía aprieta el calor, baja el rendimiento… Si estas de vacaciones, mejor fluid con los ritmos naturales del cuerpo y entregaros a la dulce pereza. Retiraros al dormitorio a descansar y haced el amor en penumbra. Saldréis  de allí como nuevos al atardecer.

 

Fuente: About.com